INTERNACIONALESNOTICIAS

Caso Madeleine McCann: un mensaje grabado en un contestador podría generar un giro en la causa

El caso de Madeleine McCann, la niña que desapareció del hotel en el que se hospedaba junto a su familia en el año 2007, podría dar un giro gracias a un llamado gravado en el contestador de un teléfono. La novedad fue dada por el detective británico Mark Draycot, quien está dedicado a la investigación del caso desde el año 2011.

La desaparición de la pequeña tuvo lugar en el complejo vacacional “Algavre”, ubicada en Praia da Luz, al sur de Portugal, el día 3 de mayo del 2007. En ese momento, los padres de la nena se encontraban comiendo en el restaurante del hotel mientras su hija dormía en el cuarto.

Al volver a la habitación, los padres de dieron con la sorpresa de que la pequeña había desaparecido sin dejar ningún rastro. Desde ese entonces, nada se sabe sobre el paradero de Madeleine McCann. En 2011, se llevo a cabo la “Operación Grange”, destinada a recabar más información y poder avanzar en la causa. Con los años, las investigaciones fueron apuntando a Christian Brueckner, quien es hoy el principal sospechoso de haber secuestrado a la pequeña.

Este jueves 2 de mayo, el detective Mark Draycoot se presentó ante el Tribunal de la ciudad alemana de Braunschweig, el cual sigue investigando el caso. En su exposición, el detective dio un dato que podría dar un giro en la causa.

De acuerdo a lo indicado por Draycott, la información le llegó en 2017. En ese momento, se encontraba trabajando en la “Operación Grange”, y se encargaba (entre otras cosas) de contestar los llamados del número público que tenía la investigación, al cual las personas podían comunicarse y brindar información sobre el caso.

Draycott señaló que en mayo de ese año se predispuso a escuchar una serie de menajes grabados que la gente había dejado en el contestador. Fue en ese momento cuando dio con el dato de un hombre que decía conocer a Brueckner.

La mujer se viralizó en las redes tras afirmar que ella era la nena que desapareció en Portugal en 2007. Ahora, los informes revelaron un dato clave. Mirá qué pasó.

“Dijo que tenía información y dejó un número de celular griego. Luego llamé a este número y hablé con un hombre que ahora sé que es Helge Lars Busching. Se refirió a sí mismo como ‘Lars’ y me dio información en relación con Madeleine”, explicó el detective.

Busching, quien se identificó como un examigo del sospechoso, le dijo a Draycott que conoció al sospechoso en el mencionado hotel durante el año 2000. Según el testigo, el principal apuntado por el secuestro de Madeleine habló con él durante el año 2008 y simplemente le dijo: “Ella no gritó”.

Esta información acorrala aún más a Christian Brueckner, quien es investigado desde hace 17 años por el Tribunal de Braunschweig. Actualmente, el sospechosos se encuentra detenido bajo condena firme de siete años por violar a una anciana en 2019.

Brueckner también está acusado como el autor de una serie de ataques sexuales ocurridos en Portugal entre el 2000 y 2017. En cuanto al caso de la niña, el sujeto discute toda prueba y niega completamente su participación en el hecho.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: