INTERNACIONALESNOTICIAS

Río Grande del Sur, en “estado de calamidad” por el temporal

La tempestad catastrófica que azota desde el lunes último a Río Grande del Sur, sin solución de continuidad, enluta a Brasil con su saldo funesto de vidas humanas segadas, miles de damnificados y cuantiosos daños materiales causados a propiedades privadas, públicas e infraestructura básica en ese estado del sur del país, de unos 11 millones de habitantes, fronterizo con Argentina y Uruguay.

Un parte de prensa difundido a media tarde de este viernes por Defensa Civil cifraba en al menos 37 los fallecidos en la región más afectada por el diluvio, a lo que sumó alrededor de un centenar de desaparecidos. La organización de apoyo en la emergencia indicó, además, que cerca de 14.800 personas se encontraban evacuadas en refugios públicos y otras 23.600, en casas de familiares o de amigos.

Los registros oficiales dan cuenta de que al menos 154 municipios de los 496 que conforman Río Grande del Sur se han visto perjudicados por el temporal, afectando a 71.300 personas.

Ante la magnitud del desastre natural, el gobernador gaúcho, Eduardo Leites (Partido de la Socialdemocracia Brasileña), declaró el estado de calamidad.

La medida tendrá vigencia por 180 días y tiene como propósito priorizar la asistencia a los afectados por el aguacero descomunal, puesta a disposición por los organismos estatales, además de facilitar el retiro de beneficios económicos por parte de la población afectada y flexibilizar los procesos de contratación de emergencia.

Colapso

A través de un video, el mandatario surriograndense comunicó este viernes que la represa 14 de Julio, en Sierra Gaúcha, colapsó debido al extraordinario temporal sólo comparable al que azotó la región en 1941.

El embalse artificial está ubicado en los municipios de Cotiporã y Bento Gonçalves, a orillas del río Antas, y su capacidad de generación es de 100 megavatios. La obra hidroeléctrica tiene una altura máxima de 33,5 metros y una superficie inundada de seis kilómetros cuadrados. Es operada por la Compañía Energética Río das Antas (Ceram).

En un comunicado difundido este viernes, la empresa informó que alrededor de las 13.40 del jueves último detectó la rotura parcial del tramo derecho de la presa de referencia debido al continuo aumento del caudal del río Antas y a las fuertes lluvias que azotan al estado de Río Grande del Sur desde comienzos de semana.

“El Plan de Acción de Emergencia se puso en práctica el martes, a las 13:50 horas, en coordinación con las Defensas Civiles de la región, con la activación de sirenas de evacuación en la zona, para que la población local pudiera ser evacuada de manera anticipada y segura”, precisó la concesionaria.

Asimismo, precisó que las represas Monte Claro y Castro Alves “se encuentran en estado de atención y continúan siendo monitoreadas”.

Evacuación inmediata

El panorama lúgubre llevó al alcalde de Bento Gonçalves, Diego Segabinazzi Siqueira, a pedir a la población que evacuara sus casas lo antes posible, sobre todo a los vecinos asentados en las zonas ribereñas del río Antas y del Tacuarí.

A todo esto, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva recorrió el jueves la región afectada y mantuvo una reunión con Leite en la Base Aérea de Santa María, a unos 296 kilómetros de Porto Alegre.

En la oportunidad, el mandatario gaúcho reconoció que su gobierno no cuenta con los recursos necesarios para dar respuestas a todos los afectados.

Lula reconoció el estado de calamidad decretado por las autoridades locales y prometió no escatimar esfuerzos a los efectos de dotar a los afectados de asistencia humanitaria, así como para la reconstrucción de infraestructuras y otros servicios esenciales.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: