NACIONALESNOTICIAS

Se resistió al robo de su auto, le pegaron un disparo en la pierna y está vivo de milagro

Un hombre fue víctima de un intento de robo cuando esperaba para hacer una compra en un kiosco y se salvó de milagro luego de que los delincuentes le disparan a quemarropa antes de huir sin concretar el asalto.

El hecho ocurrió el jueves, pasadas las 20, en el barrio Libertad, en el partido bonaerense de Merlo, en la esquina de Craig y Bella Vista. En el video se observa llegar a la víctima a bordo de un auto blanco del cual desciende y se acerca hasta la reja del kiosco para efectuar una compra.

Como delante suyo estaban atendiendo a una joven, la víctima esperó unos segundos. Justo cuando la mujer se retiraba del comercio, dos ladrones a bordo de una moto llegaron y se acercaron a la víctima que busca esquivarlos.

El que iba en la parte de atrás de la moto se bajó, le apuntó con un arma a la víctima y le exigió que le entregue lo que tiene. Allí el hombre se resiste y comienza un forcejeo con los dos delincuentes que, en un momento, logran tenerlo a una breve distancia y le disparan.

Tras efectuarle un disparo, el hombre comienza a gritar de dolor, los delincuentes se suben a la moto y huyen. En ese momento, aun con la adrenalina al tope, la víctima intenta subirse a su auto y perseguir a los agresores. Sin embargo, el dolor por el disparo que acababa de recibir, hizo que desistiera.

Milagrosamente, a pesar de la corta distancia, el disparo impactó en la pierna derecha, a la altura del muslo, no comprometió ninguna arteria vital, y la víctima se encuentra fuera de peligro.

Un supermercadista mató a un ladrón

Un comerciante chino mató a balazos a un delincuente que entró a robar en su supermercado del partido de José C. Paz. Cuando arribó la policía, el hombre alegó haber actuado en legítima defensa y mostró los papeles de registro legal del arma de fuego que había utilizado.

El hecho ocurrió ayer, cerca de las 20, en el supermercado “Hiperfú”, situado en Adolfo Alsina al 5550, en el barrio Primavera, adonde los delincuentes entraron armados con intenciones de robo. Ante esa situación, el propietario del comercio, identificado como Chen Yisong, de 45 años, tomó su arma y se defendió a los tiros.

Minutos después, la policía se hizo presente en el lugar y el hombre argumentó que actuó en legítima defensa. Presentó la documentación relativa al registro legal del arma ante la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC).

Chen Yisong dijo a los uniformados que el delincuente al que le había disparado había llegado a tomar dinero de la caja registradora. El delincuente, de unos 30 años, yacía en el piso del local, con heridas de bala en el tórax y en el brazo izquierdo.

El supermercadista entregó la pistola Bersa calibre .380 que acababa de gatillar, con su respectiva documentación. En tanto, secuestraron un revólver calibre .38 que estaba tirado junto al cuerpo del asaltante abatido por Yisong.

Tras la intervención del personal de la comisaría 3ª de José C. Paz, la causa, caratulada como “tentativa de robo y homicidio”, quedó radicada en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 22 de Malvinas Argentinas, a cargo del fiscal Martín Viscovich, que por el momento no tomó ningún temperamento con respecto a la situación procesal del supermercadista chino, que quedó en libertad.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: