NACIONALESNOTICIAS

El contundente mensaje de Kate Beckinsale en el que recordó un trágico momento familiar

Hace pocos meses, Kate Beckinsale estuvo en el foco de numerosos medios, cuando ella se mostró en una cama de hospital. En ese momento, la intérprete se ocupó de compartir dicha noticia en Instagram, que dio pie a toda clase de rumores. Y debido a esto es que la protagonista de Inframundo, decidió utilizar sus redes para compartir un claro mensaje.

En un posteo que publicó en el transcurso del domingo, Beckinsale aseguró: “Odio referirme a esto por que no me gusta sumarme a esta conversación, pero lo hago porque el bullying en redes, a la larga, pasa factura. Estos videos deben tener unos veinte años o más, y cada vez que posteo algo, como suele ser el caso desde mis treinta, se me acusa de tener una cirugía irreconocible, usar botox, usar filtros, estar obsesionada con parecer más joven, y esas son formas muy patéticas y ligeramente crueles de hostigar a una persona. Jamás hice alguna de esas cosas”.

Más adelante, la actriz continuó: “La vida avanza, obviamente envejecí como todos, y eso no me preocupa mucho porque dado que encontré a mi padre muerto cuando tenía cinco años, me la pasé buena parte de mi adolescencia y de mis veintipico absolutamente a merced de severos ataques de pánico y de ansiedad, pensando que también me iba a morir de un infarto. El hecho de que uno de los principales motivos por los que me hostiguen tengan que ver con que no puedo manejar la idea de envejecer, es algo irónico teniendo en cuenta que mi terror más profundo era que no llegara con vida a mis veintilargos”.

Por último, y luego de detallar algunos cambios en sus rasgos que son propios y naturales según el paso del tiempo, Beckinsale concluyó: “Escribo esto porque sin importar cómo luce alguien, acusar constantemente a una persona de cosas que no hizo, o acusarme con decime que estoy obsesionada con la juventud, es bullying. Así que por favor, paren de hacerlo”.

El motivo de su foto en el hospital

A comienzos de este año, Kate Beckinsale protagonizó otro momento en redes que también dio pie a distintos rumores. La imagen fue tomada una vez finalizada la ceremonia de los Globo de oro de este año. La misma actriz compartió esas fotos, y desde luego que no pasaron inadvertidas para sus seguidores, que comenzaron a preguntarse qué era lo que había ocurrido. El siguiente mensaje que ella compartió en sus redes fue críptico, pero a la vez revelador: un fondo negro, sin texto. Fue allí que los medios británicos y estadounidenses ataron cabos y comprendieron qué había pasado.

El paciente que se ve junto a ella en la habitación de la clínica en las primeras fotografías es su padrastro, Roy Battersby, un conocido director de televisión. Según ella misma había declarado hace algún tiempo, el hombre de 87 años no se encontraba bien de salud.

Concretamente, en diciembre, la protagonista de Click pidió a sus seguidores una cadena de oración. “Necesitamos un milagro”, escribió en sus redes sociales. “Esta semana ha habido un giro aún más aterrador en lo que respecta a la salud de mi querido padrastro Roy. Necesitamos cada pequeña pizca de amor y magia, porque no perdemos la esperanza de que salga adelante”, expresó. ”Si tuvieran la amabilidad de enviarle energía curativa, estaría muy agradecida. Nunca me perdonaría si no lo intentara todo; sé que si no lo hago voy a cuestionarme el resto de mi vida si eso hubiera ayudado”, añadió.

A pesar de que ni ella ni sus agentes lo confirmaron, la última imagen compartida en Instagram fue interpretada como la confirmación del deceso de su padrastro y como una señal de luto. En cuestión de minutos, su muro se llenó de mensajes de afecto y acompañamiento. “Lo siento por su pérdida. Esta cita de Nick Cave realmente resonó en mí cuando mi querido papá falleció: ‘Me parece que si amamos, lloramos. Ese es el trato. Ese es el pacto. El dolor y el amor están para siempre entrelazados. El dolor es el terrible recordatorio de las profundidades de nuestro amor y, como el amor, el dolor no es negociable. Hay una inmensidad en el dolor que abruma nuestro yo minúsculo. Somos pequeños y temblorosos grupos de átomos subsumidos en la asombrosa presencia del dolor”, escribió uno de sus seguidores.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: