INTERNACIONALESNOTICIAS

Guerra en Gaza: Hamas aceptó el “alto el fuego” con Israel

El líder del grupo terrorista Hamas, Ismail Haniyeh, informó este lunes a Egipto y Qatar que el grupo islamista aceptó su propuesta de un alto el fuego en la Franja de Gaza. Hamas emitió un breve comunicado anunciando esta decisión, sin proporcionar más detalles, luego de que el Ejército israelí ordenara la evacuación de unos 100. mil palestinos en el este de Rafah ante la posibilidad de un asalto terrestre.

“El líder del buró político del movimiento Hamas, Ismail Haniyeh, mantuvo conversaciones telefónicas con el primer ministro catarí, Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, y con el ministro de Inteligencia egipcio, Abás Kamel, para informarles sobre la aprobación por parte de Hamas de su propuesta de un alto el fuego”, declaró el grupo palestino.

Por el momento, no se han divulgado los detalles de la propuesta ni la postura de las autoridades israelíes.

Alto al fuego en la Franja de Gaza: lo que se sabe

Las negociaciones indirectas entre Hamas e Israel para lograr un alto el fuego en la Franja de Gaza parecían estancadas, especialmente después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, rechazara este domingo poner fin a la guerra, una demanda clave del grupo islamista.

A principios de mes, las negociaciones se centraban en una propuesta de alto el fuego de seis semanas y en la liberación de 40 rehenes civiles y enfermos a cambio de cientos de palestinos encarcelados en prisiones israelíes.

Las discusiones entre los funcionarios egipcios e israelíes se centraron en la primera fase de un plan de varias etapas que incluiría un intercambio limitado de los rehenes en manos de Hamas por presos palestinos y el regreso de un importante número de desplazados a sus hogares en el norte de Gaza “con restricciones mínimas”, indicaron durante la semana desde Egipto.

Según un funcionario egipcio de alto rango, los mediadores trabajaban en un compromiso que responda a las principales demandas de ambos bandos, lo que podría allanar el camino a la continuidad del diálogo con el objetivo de alcanzar un acuerdo más amplio para el final de la guerra.

A medida que los combates se prolongan y el número de fallecidos sube, aumenta la presión internacional para que Hamás e Israel pacten una tregua y eviten una posible ofensiva sobre Rafah, la ciudad en la que se han refugiado más de la mitad de los 2,3 millones de habitantes que huyeron de la guerra en el resto del territorio.

Israel lleva meses insistiendo en que planea lanzar un ataque sobre Rafah, en la frontera con Egipto y donde, según afirma, están atrincherados los insurgentes que quedan de Hamás, a pesar de los llamados a la moderación por parte de la comunidad internacional, incluyendo de su aliado más firme, Estados Unidos.

Egipto ha advertido que una posible ofensiva sobre la ciudad podría tener “consecuencias catastróficas” para la situación humanitaria en Gaza, además de para la paz y la seguridad regionales.

El ejército israelí ha acumulado docenas de carros de combate y vehículos blindados en una zona del sur de Israel próxima a Rafah y lanza ataques aéreos casi diarios sobre la ciudad.

Gaza: la advertencia de Hamas a Israel

Esta lunes por la mañana, miles de palestinos en la localidad sureña de Rafah recibieron mensajes instándolos a evacuar hacia la zona de Jan Yunis, lo que generó preocupación ante la posibilidad de una invasión terrestre anunciada por el Ejército en el sur de Gaza.

Hamas advirtió a las fuerzas israelíes que cualquier operación militar en Rafah “no será un picnic”, y aseguró que las Brigadas al Qasam, su brazo armado, están preparadas para “defender a nuestro pueblo”.

Además, Hamas solicitó a los organismos internacionales, en particular a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), que no abandonen el enclave después de las órdenes de evacuación israelíes.

Israel-Hamas: el conflicto

La guerra en Gaza comenzó tras el asalto sin precedentes del 7 de octubre sobre el sur de Israel en el que los insurgentes mataron a alrededor de 1.200 personas, en su mayoría civiles, y capturaron a unas 250 más como rehenes. Según Israel, los insurgentes tienen aún a unos 100 cautivos y los restos de más de 30 más en Gaza.

La posterior campaña aérea y terrestre israelí en el sitiado enclave se ha cobrado la vida de más de 34.000 palestinos, en su mayoría mujeres y menores, según las autoridades sanitarias locales, cuyo conteo no diferencia entre víctimas civiles y combatientes.

El ejército israelí dijo que al menos 260 de sus soldados han muerto desde el inicio de la campaña terrestre en el territorio.

*Con información de AP y EFE

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: