DEPORTESNOTICIAS

Kratina: “Es un justo reconocimiento para un equipazo de Belgrano”

“Atento surge de nuestros registros corresponde reconocer que el Club A. Belgrano de Córdoba se consagró Campeón del Torneo Regional 1985/1986″. Con una escueta comunicación rubricada por Gustavo R. Lorenzo, director general de la Asociación del Fútbol Argentino, el máximo ente rector del fútbol nacional avaló la oficialidad del título conseguido por el club de Alberdi el 20 de abril de 1986, cuando se impuso en la finalísima de ese certamen a Olimpo de Bahía Blanca, en el torneo de transición de la reestructuración de las competencias afistas.

De esta manera, la AFA respondió a una solicitud formal elevada por el presidente de Belgrano, Luis Artime, quien había pedido la inclusión en las estadísticas oficiales, del campeonato ganado por el equipo que conducía Tomás Rodolfo Cuellar, una omisión reiterada desde el centralismo de la casa mayor del fútbol.

Varios integrantes de ese Belgrano de 1986 fueron citados por la directiva para que fueran reconocidos en la previa al juego con Racing de Avellaneda, en la fecha final de la Copa de la Liga Profesional, con presencia de directivos de AFA.

“Es un justo reconocimiento para un equipazo de Belgrano. Todos jugaban. Sobre alguien con quien me volví a encontrar después de un tiempo como Germán Martellotto. Qué jugador y qué persona”, sostuvo Pablo Kratina, uno de los delanteros que tiene ese Belgrano.

“Estuvimos varios en esa convocatoria de la dirigencia. Lamentablemente hubo varios que no pudieron venir, caso José Luis Villarreal que está trabajando en el exterior. Lo que jugaba ‘Villita’. Tenía mucho fútbol ese equipo. ‘La Chacha´ Villagra, López, ufff. Y qué delanteros. En el fondo había garantías. Desde Ramos hasta todos los defensores”, comentó quien actualmente desempeña funciones como reclutador top de River.

El marco

En realidad, el reconocimiento otorgado en el documento, fechado el 8 de abril pasado, no hizo más que ratificar lo que la misma AFA había publicado en su Memoria y Balance correspondiente al año 1986 (páginas 60 a 74), donde destacó pormenorizadamente el desarrollo del torneo más federal de la historia nacional (participaron 106 clubes de los 23 distritos del país).

Vale recordar que aquel certamen fue parte del eslabón de transformación de las estructuras de nuestro fútbol, en el cual participaron clubes de la totalidad del territorio nacional, excepto aquellos directamente afiliados, que desde la fundación de la AFA se habían “adueñado de la argentinidad” de este deporte.

“Fue muy bueno que la AFA haya ratificado este título que le permite a Belgrano decir que fue el primer campeón cordobés en AFA”, agregó Kratina.

Un equipo récord

En aquellos años de transición, por capricho del destino o lo que sea, Belgrano contó con uno de los mejores equipos desde los ‘70. Los juveniles promovidos en el ‘82 por “el Pucho” Arraigada ya habían madurado (Germán Martellotto, Julio Villagra, Edgardo Parmigiani y Ariel Ramonda), y a ellos se sumaron Abel Blasón, llegado de Lucas González (Entre Ríos), Luis Scatolaro (Chajarí), José Luis Villarreal (General Paz Juniors) y Juan José López (Argentinos Juniors), todos bajo las órdenes de Victorio Nicolás Cocco.

Belgrano, que en el nuevo contexto futbolístico se había quedado fuera de los grandes escenarios de la AFA, era para muchos el mejor equipo cordobés del momento. En 1984 había sostenido un largo invicto de 39 partidos, hasta que Alumni de Villa María lo venció 2-1 en la antepenúltima fecha del Provincial, en un encuentro que terminó con incidentes dentro del plantel celeste y que determinó el alejamiento de Cocco. Tras cartón, al año siguiente y con Tomás Cuellar como entrenador, se inició una nueva racha que se extendió a un cotejo más (40), y que se quebró ante Newell’s Old Boys (1-3) en el juego de ida de la Liguilla Prelibertadores.

Una máquina

Los equipos de Córdoba y Tucumán, habituales plazas fijas de los viejos nacionales, iniciaron el Regional en segunda fase. Y en su zona, Belgrano tuvo demasiadas dificultades para imponerse ante Unión San Vicente, un verdugo reiterado en los primeros años de los ‘80 y, sobre todo, ante Belgrano de Paraná, que había conformado un plantel experimentado y de jerarquía, con el arquero Carlos Barisio (ex Ferro), el defensor Ricardo Fertonani (ex Colón), los volantes Juan Meglio (ex Instituto y Vélez) y Enrique Belloni (ex Platense) y el delantero Néstor Candedo (ex Huracán). Y para ganar la zona, donde también participó el aguerrido Sportivo Norte de Rafaela, fue clave un heroico 2-0 en Paraná (goles de Martellotto y Gustavo Vilchez), que sirvió para revertir el 4-4 cosechado en Alberdi. El pase a semifinales estaba asegurado y con él, también, el derecho a participar de la Liguilla Prelibertadores.

En la siguiente instancia, la penúltima del certamen, el Celeste fue una máquina de hacer goles y resolvió tres de los cuatro partidos de su zona con resultados aplastantes. Inició la serie con un inesperado 5-2 en Alberdi ante Concepción FC, uno de los candidatos a quedarse con el título, y luego igualó 0-0 con Alianza Cutral Có, en Neuquén. Las revanchas fueron un trámite para la topadora pirata: 3-0 a los tucumanos y 7-0 a los patagónicos.

“Para pasar a la final del Regional y a la segunda fase de la Liguilla tenía que sortear a Alianza, el último escollo y… lo dejó hecho un colador. Alguno hasta perdió la cuenta, pero fueron siete. Siete espadas que clavaron en el corazón esperanzado del sur y en la emoción de una tribuna que hace muchas fechas que festeja y festeja”, decía La Voz del Interior en la nota principal de su suplemento que tituló con una frase elocuente: “Un fenómeno celeste”.

​La Voz

​“Atento surge de nuestros registros corresponde reconocer que el Club A. Belgrano de Córdoba se consagró Campeón del Torneo Regional 1985/1986″. Con una escueta comunicación rubricada por Gustavo R. Lorenzo, director general de la Asociación del Fútbol Argentino, el máximo ente rector del fútbol nacional avaló la oficialidad del título conseguido por el club de Alberdi el 20 de abril de 1986, cuando se impuso en la finalísima de ese certamen a Olimpo de Bahía Blanca, en el torneo de transición de la reestructuración de las competencias afistas.De esta manera, la AFA respondió a una solicitud formal elevada por el presidente de Belgrano, Luis Artime, quien había pedido la inclusión en las estadísticas oficiales, del campeonato ganado por el equipo que conducía Tomás Rodolfo Cuellar, una omisión reiterada desde el centralismo de la casa mayor del fútbol.Varios integrantes de ese Belgrano de 1986 fueron citados por la directiva para que fueran reconocidos en la previa al juego con Racing de Avellaneda, en la fecha final de la Copa de la Liga Profesional, con presencia de directivos de AFA.“Es un justo reconocimiento para un equipazo de Belgrano. Todos jugaban. Sobre alguien con quien me volví a encontrar después de un tiempo como Germán Martellotto. Qué jugador y qué persona”, sostuvo Pablo Kratina, uno de los delanteros que tiene ese Belgrano.“Estuvimos varios en esa convocatoria de la dirigencia. Lamentablemente hubo varios que no pudieron venir, caso José Luis Villarreal que está trabajando en el exterior. Lo que jugaba ‘Villita’. Tenía mucho fútbol ese equipo. ‘La Chacha´ Villagra, López, ufff. Y qué delanteros. En el fondo había garantías. Desde Ramos hasta todos los defensores”, comentó quien actualmente desempeña funciones como reclutador top de River.El marcoEn realidad, el reconocimiento otorgado en el documento, fechado el 8 de abril pasado, no hizo más que ratificar lo que la misma AFA había publicado en su Memoria y Balance correspondiente al año 1986 (páginas 60 a 74), donde destacó pormenorizadamente el desarrollo del torneo más federal de la historia nacional (participaron 106 clubes de los 23 distritos del país).Vale recordar que aquel certamen fue parte del eslabón de transformación de las estructuras de nuestro fútbol, en el cual participaron clubes de la totalidad del territorio nacional, excepto aquellos directamente afiliados, que desde la fundación de la AFA se habían “adueñado de la argentinidad” de este deporte.“Fue muy bueno que la AFA haya ratificado este título que le permite a Belgrano decir que fue el primer campeón cordobés en AFA”, agregó Kratina.Un equipo récordEn aquellos años de transición, por capricho del destino o lo que sea, Belgrano contó con uno de los mejores equipos desde los ‘70. Los juveniles promovidos en el ‘82 por “el Pucho” Arraigada ya habían madurado (Germán Martellotto, Julio Villagra, Edgardo Parmigiani y Ariel Ramonda), y a ellos se sumaron Abel Blasón, llegado de Lucas González (Entre Ríos), Luis Scatolaro (Chajarí), José Luis Villarreal (General Paz Juniors) y Juan José López (Argentinos Juniors), todos bajo las órdenes de Victorio Nicolás Cocco.Belgrano, que en el nuevo contexto futbolístico se había quedado fuera de los grandes escenarios de la AFA, era para muchos el mejor equipo cordobés del momento. En 1984 había sostenido un largo invicto de 39 partidos, hasta que Alumni de Villa María lo venció 2-1 en la antepenúltima fecha del Provincial, en un encuentro que terminó con incidentes dentro del plantel celeste y que determinó el alejamiento de Cocco. Tras cartón, al año siguiente y con Tomás Cuellar como entrenador, se inició una nueva racha que se extendió a un cotejo más (40), y que se quebró ante Newell’s Old Boys (1-3) en el juego de ida de la Liguilla Prelibertadores. Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Pablo Kratina (@pablokratina) Una máquinaLos equipos de Córdoba y Tucumán, habituales plazas fijas de los viejos nacionales, iniciaron el Regional en segunda fase. Y en su zona, Belgrano tuvo demasiadas dificultades para imponerse ante Unión San Vicente, un verdugo reiterado en los primeros años de los ‘80 y, sobre todo, ante Belgrano de Paraná, que había conformado un plantel experimentado y de jerarquía, con el arquero Carlos Barisio (ex Ferro), el defensor Ricardo Fertonani (ex Colón), los volantes Juan Meglio (ex Instituto y Vélez) y Enrique Belloni (ex Platense) y el delantero Néstor Candedo (ex Huracán). Y para ganar la zona, donde también participó el aguerrido Sportivo Norte de Rafaela, fue clave un heroico 2-0 en Paraná (goles de Martellotto y Gustavo Vilchez), que sirvió para revertir el 4-4 cosechado en Alberdi. El pase a semifinales estaba asegurado y con él, también, el derecho a participar de la Liguilla Prelibertadores.En la siguiente instancia, la penúltima del certamen, el Celeste fue una máquina de hacer goles y resolvió tres de los cuatro partidos de su zona con resultados aplastantes. Inició la serie con un inesperado 5-2 en Alberdi ante Concepción FC, uno de los candidatos a quedarse con el título, y luego igualó 0-0 con Alianza Cutral Có, en Neuquén. Las revanchas fueron un trámite para la topadora pirata: 3-0 a los tucumanos y 7-0 a los patagónicos.“Para pasar a la final del Regional y a la segunda fase de la Liguilla tenía que sortear a Alianza, el último escollo y… lo dejó hecho un colador. Alguno hasta perdió la cuenta, pero fueron siete. Siete espadas que clavaron en el corazón esperanzado del sur y en la emoción de una tribuna que hace muchas fechas que festeja y festeja”, decía La Voz del Interior en la nota principal de su suplemento que tituló con una frase elocuente: “Un fenómeno celeste”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: