INTERNACIONALESNOTICIAS

Mujeres menstruando en Bali: ¿por qué no pueden entrar a los templos?

En la isla indonesia de Bali, donde el hinduismo es la religión mayoritaria, existe una práctica que generó controversia en los últimos años: la prohibición de que las mujeres que están menstruando entren a los templos. Esta tradición, arraigada en creencias ancestrales, fue cuestionada por considerarse discriminatoria y violatoria de los derechos de las mujeres.

La temática volvió a ser discutida en redes por un video de una influencer de viajes que contó su experiencia en Bali. Gabriela Alvarez Javornik contó que la prohibición es tan real que aparece escrita en todos los carteles que se encuentran fuera del templo.

La influencer aseguró que otra vez se castigada por ser mujer, sin embargo, aseguró que los guardias sólo le preguntan a las mujeres en la entrada si están o no en su período y confian en su palabra.

“Se cree que la sangre es impura y si la mujer ingresa con su período están contaminando el templo”, aseguró Gabriela.

Raíces culturales e historia de la prohibición

Para comprender esta prohibición, es necesario adentrarse en la cosmovisión del hinduismo balinés. En esta religión, la menstruación se asocia con la impureza ritual. Se cree que durante su período, las mujeres experimentan un desequilibrio energético que las vuelve “sucias” y las hace incapaces de acercarse a lo sagrado.

Esta creencia se basa en el concepto del karma, la ley de causa y efecto que rige el hinduismo. Según esta ley, la menstruación es una consecuencia del karma negativo acumulado en vidas pasadas. Por lo tanto, se considera que las mujeres menstruantes deben aislarse para purificarse y restaurar su equilibrio espiritual.

El rol de la mujer en el hinduismo balinés

La visión del hinduismo balinés sobre la mujer está estrechamente ligada a su ciclo menstrual. Se considera que las mujeres poseen un poder espiritual especial durante este período, pero este poder también se asocia con el peligro. Por ello, se imponen restricciones a su participación en ciertas actividades religiosas, como entrar a templos o tocar objetos sagrados.

Críticas y debates en la actualidad

En los últimos años, la prohibición de que las mujeres menstruantes entren a los templos ha sido objeto de críticas por parte de activistas y organizaciones que defienden los derechos de las mujeres. Se argumenta que esta práctica es discriminatoria y viola el derecho fundamental a la igualdad y la libertad religiosa.

Además, se cuestiona la idea de que la menstruación sea algo impuro, considerándola una función biológica natural que no debería ser motivo de vergüenza o exclusión. Se destaca que esta prohibición perpetúa la estigmatización de la menstruación y limita la participación plena de las mujeres en la vida religiosa y social.

Un futuro incierto

El debate sobre la prohibición de la entrada de mujeres menstruantes a los templos en Bali sigue vigente. Si bien algunos sectores religiosos defienden la tradición como parte de su identidad cultural, otros reconocen la necesidad de reconsiderar esta práctica a la luz de los derechos humanos y la igualdad de género.

El camino hacia una solución no es sencillo, ya que implica un diálogo intercultural que respete las creencias ancestrales pero también reconozca los derechos fundamentales de las mujeres. En este proceso, la educación y la apertura al diálogo serán claves para encontrar un equilibrio entre la tradición y la modernidad.

Es importante destacar que:

Esta práctica no es exclusiva de Bali, sino que se encuentra presente en otras culturas y religiones del mundo.Existen diversas opiniones dentro del hinduismo balinés sobre esta tradición, con algunos sectores que la apoyan y otros que buscan reformarla.El debate sobre la menstruación y su relación con la religión y la cultura es complejo y requiere un análisis profundo y respetuoso de las diferentes perspectivas.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: