NACIONALESNOTICIAS

Rusia abre un nuevo frente de guerra con un asalto sobre Kharkiv y Ucrania envía refuerzos

KIEV.- Rusia lanzó este viernes una ofensiva sobre Kharkiv, en el noreste de Ucrania, con artillería, cohetes y bombas aéreas guiadas antes de intentar que la infantería superase las defensas locales, dijeron las autoridades, un cambio táctico que las autoridades de Kiev llevaban semanas esperando y que las obligó a evacuar civiles y enviar refuerzos.

Las fuerzas de Moscú “se han adentrado un kilómetro en territorio ucraniano” en la región fronteriza con Rusia y tratan de seguir avanzando, declaró una fuente del mando militar ucraniano. Rusia quiere crear una “zona de seguridad” para impedir que las fuerzas ucranianas bombardeen la región rusa de Bélgorod, agregó.

La alta fuente militar ucraniana que pidió no ser identificada dijo que las fuerzas rusas tenían como objetivo empujar a las fuerzas armadas ucranianas hasta 10 km dentro de Ucrania.

El presidente ucraniano, Volodimi Zelensky, afirmó que sus fuerzas “detuvieron esta mañana la ofensiva rusa en la región de Kharkiv” y habló de un “combate feroz”.

“Entre las 7 y las 8 hubo un feroz combate de artillería. En ese momento se detuvo la ofensiva rusa”, agregó el presidente, que explicó que el ejército ucraniano estaba preparado para esta acción de los rusos. “Ucrania se enfrentó a ellos. Nuestro ejército, nuestro comando lo sabía y calculó sus fuerzas para enfrentar al enemigo con fuego. Ahora hay una batalla brutal en la zona”, añadió.

El asalto abre un nuevo frente en la guerra, más de dos años después de la invasión a gran escala de Rusia. Kiev envió más fuerzas a la zona como refuerzos, dijo el Ministerio de Defensa, y peleaban para contener el nuevo avance.

El objetivo de los intensos bombardeos nocturnos fue Vovchansk, una localidad de la región de Kharkiv que está a menos de 5 kilómetros de la frontera rusa, según explicó el gobernador, Oleh Syniehubov. La ofensiva obligó a las autoridades a iniciar la evacuación de alrededor de 3000 personas.

“Toda la localidad está bajo intensos bombardeos ahora, no es seguro estar allí”, apuntó el jefe del gobierno municipal de Vovchansk, Tamaz Hambarishvili, a la emisora ucraniana Hromadske Radio.

❗️Ukrainian President Volodymyr #Zelensky confirmed the offensive of the Russian army in the northern part of the #Kharkiv region.

Zelensky said that the Ukrainian Armed Forces are holding back the Russians.

📷: President’s Office pic.twitter.com/VoOrq1eKIk

— KyivPost (@KyivPost) May 10, 2024

“Durante la última jornada, el enemigo bombardeó el sector de Vovchansk”, fronterizo con Bélgorod, con bombas guiadas, indicó el ministerio de Defensa de Ucrania.

“Aproximadamente a las 5 de la mañana hubo un intento del enemigo de romper nuestra línea defensiva al amparo de vehículos blindados”, añadió la cartera.

El ministerio aseguró que estos ataques habían sido “repelidos” pero que sigue habiendo “combates de diversa intensidad” y que se desplegaron “unidades de reserva” para “reforzar la defensa” de la zona.

‼️At 5 am #Kyiv time, Russia attempted to break through the defensive line in the #Kharkiv region. The attacks have been repelled, and battles of varying intensity are ongoing, #Ukraine’s Defense Ministry reported. pic.twitter.com/bcjbxX56A5

— KyivPost (@KyivPost) May 10, 2024

Ucrania expulsó a las tropas rusas de la mayor parte de la región de Kharkiv en 2022, el primer año de guerra a gran escala, pero después de resistir la contraofensiva de Kiev el año pasado, las fuerzas rusas han vuelto a la ofensiva y avanzan lentamente en la región de Donetsk, más al sur.

Los temores aumentaron en marzo sobre las intenciones del Kremlin en la región de Kharkiv cuando el presidente ruso Vladimir Putin pidió la creación de una “zona de seguridad” dentro del territorio ucraniano que, según dijo, era necesaria para proteger a Rusia.

Desde entonces, Kharkiv, que es particularmente vulnerable debido a su proximidad a Rusia, ha sido golpeada por ataques aéreos que han causado importantes daños a la infraestructura energética de la región.

Ucrania temía desde hace varias semanas una posible nueva ofensiva rusa en la zona, y había anticipado que Rusia estaba reuniendo a miles de soldados a lo largo de la frontera nororiental, cerca de las provincias de Kharkiv y Sumy.

Aunque es probable que Rusia no pueda capturar Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, podría obligar al gobierno de Volodimir Zelensky a enviar más tropas a la región, lo que colocaría a otras en una situación de mayor vulnerabilidad ante un ataque. Además, obligar a las autoridades a desalojar a la población civil podría crear trastornos y desviar recursos.

En Vovchansk, una ciudad fronteriza de la región de Kharkiv con una población de 17.000 habitantes antes de la guerra que se ha reducido a unos pocos miles, las autoridades dijeron que el asentamiento y las áreas circundantes estaban bajo bombardeos masivos.

Las autoridades estaban ayudando a los civiles a evacuar, dijo a la radio Hromadske Tamaz Gambarashvili, jefe de la administración militar de Vovchansk.

Más de dos años después de la invasión, Moscú tiene el impulso del campo de batalla y Ucrania enfrenta escasez de tropas obra y reservas de proyectiles de artillería y defensas aéreas.

Agencias AFP, AP y Reuters

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: