INTERNACIONALESNOTICIAS

Los socialistas lograron una victoria histórica, un alivio para Pedro Sánchez

El partido socialista que gobierna España logró una victoria crucial en las elecciones regionales en la poderosa región nororiental de Cataluña, obteniendo la mayoría de los escaños y asestando un golpe a los dos principales partidos separatistas de la región que han gobernado durante décadas.

Sin embargo, el candidato Salvador Illa no logró ganar una mayoría en la votación del domingo y enfrentará negociaciones difíciles si quiere formar un gobierno.

El partido de Illa ganó 42 escaños, y fue la primera vez que los socialistas lideraron una elección catalana tanto en votos como en bancos ganados. El resultado parecería ser una recompensa perfecta para el presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, y sus esfuerzos por reducir las tensiones en Cataluña en los últimos años, a pesar de la gran oposición de los partidos de derecha en España.

“La principal conclusión de la elección fue que es el peor resultado para las fuerzas de la independencia catalana desde 1982”, dijo Andrew Dowling, especialista en historia catalana en la Universidad de Cardiff en Gales.

Pero igualmente importante, “es un excelente resultado para Pedro Sánchez, un excelente resultado para el gobierno en Madrid”, dijo Dowling en entrevista telefónica el lunes con The Associated Press.

Pero Illa necesitará el apoyo de otros 26 legisladores para formar un gobierno en la cámara de 135 escaños en Barcelona o lograr que partidos fuera de la coalición se abstengan de votar y así facilitar que su bloque obtenga una mayoría simple.

El actual presidente regional, Pere Aragonès, anunció el lunes que no ocuparía su escaño en el próximo Parlamento y se retiraba de la política de primera línea. Descartó hacer cualquier trato con los socialistas y con Junts (Juntos), liderado por Carles Puigdemont, el expresidente catalán, quien se encuentra fugitivo.

Junts quedó en segundo lugar con 35 escaños. Hablando desde Francia el lunes, Puigdemont dijo que intentará formar un gobierno con otros grupos independentistas.

La portavoz del Partido de los Socialistas de Cataluña, Núria Parlón, dijo el lunes que los socialistas esperan formar un gobierno con el apoyo de la Izquierda Republicana y Sumar. Ella descartó la iniciativa de Puigdemont.

“No daremos apoyo a la investidura de Puigdemont: la ciudadanía ha hablado claro y el independentismo en este momento no tiene una mayoría legítima como para reclamar este govern encabezado por Carles Puigdemont”, señaló Parlón.

Los separatistas han mantenido el gobierno regional en Barcelona desde 2012 y habían ganado mayorías en cuatro elecciones regionales consecutivas. Pero las encuestas muestran que el apoyo a la secesión ha disminuido.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: