DEPORTESNOTICIAS

Le dicen “Pirata”, es un de los pocos clubes sociales de Alemania y ascendió tras 13 años

Los 29.546 espectadores congregados en el estadio Millerntor de Hamburgo celebraron el sexto ascenso a la Bundesliga de la historia del St. Pauli y su regreso a la máxima categoría alemana después de 13 años.

El héroe del ascenso fue el inglés Oladapo Afolayan. El jugador, de 26 años, adelantó al equipo dirigido por Fabian Hürzeler en el minuto siete. Poco después del descanso, añadió un segundo gol (58.) contra el Osnabrück, que por momentos se mostró peligroso y no jugó como un equipo ya condenado al descenso.

Marcel Hartel también marcó a centro de Afolayan (68.). Lars Kehl transformó un penal para los visitantes en el tiempo añadido (90.+1). El pitazo final estuvo decorado por una invasión de campo desde los cuatro costados por los eufóricos hinchas.

ST PAULI PROMOSI KE BUNDESLIGA!!!!! pic.twitter.com/NLj4ciclPM

— The Flanker (@theflankerID) May 12, 2024

Hürzeler, de 31 años, se hizo cargo de su equipo en diciembre de 2022 como el entrenador más joven del fútbol profesional alemán, cuando estaba situado en el puesto 15 de la tabla, y durante meses lo llevó en constante ascenso.

Su rival del norte de Alemania, el Holstein Kiel, ya se había asegurado su plaza en la Bundesliga la noche del sábado con un empate 1-1 contra el Fortuna Düsseldorf.

No obstante, la carrera por el título de la categoría no concluirá hasta la última jornada, el próximo fin de semana. El St.Pauli encabeza la tabla con un punto de ventaja sobre el Kiel. Sus dos partidos comenzarán a la misma hora el próximo domingo: mientras el St.Pauli jugará en casa del Wehen Wiesbaden, el Kiel visitará al Hannover.

El club “más progresista”

Este equipo ubicado en la localidad de Hamburgo, cuenta con una historia particular, ya que es denominado como el club más progresista del mundo, debido a que entre otras cosas, fue la primera institución en ser comandada (entre 2002 y 2010) por un presidente abiertamente gay y militante de la causa LGTB.

Además, dentro de su estadio, el Millerntor–Stadion, tiene dibujado un mural en el que aparecen dos hombres besándose apasionadamente, y arriba de ellos está escrito uno de los lemas que acompañan al club: “Lo único que importa es el amor”. Otra de las particularidades de este club, es que prohibió la venta de camisetas con los apellidos de los jugadores para no favorecer el individualismo.

Siguiendo con la línea que tiene el equipo, sus hinchas también tienen un fuerte compromiso social. Es por eso que todos los 27 de enero en Alemania se conmemora la liberación de Auschwitz, y los hinchas del St. Pauli van al estadio con banderas alegóricas contra los nazis, como por ejemplo  la esvástica tachada.

“No hay fútbol para los fascistas”, reza una de las banderas que suele estar presente en una de las plateas del Millerntor–Stadion, en otra muestra del compromiso social que tiene este club.

​La Voz

​Los 29.546 espectadores congregados en el estadio Millerntor de Hamburgo celebraron el sexto ascenso a la Bundesliga de la historia del St. Pauli y su regreso a la máxima categoría alemana después de 13 años.El héroe del ascenso fue el inglés Oladapo Afolayan. El jugador, de 26 años, adelantó al equipo dirigido por Fabian Hürzeler en el minuto siete. Poco después del descanso, añadió un segundo gol (58.) contra el Osnabrück, que por momentos se mostró peligroso y no jugó como un equipo ya condenado al descenso.Marcel Hartel también marcó a centro de Afolayan (68.). Lars Kehl transformó un penal para los visitantes en el tiempo añadido (90.+1). El pitazo final estuvo decorado por una invasión de campo desde los cuatro costados por los eufóricos hinchas.ST PAULI PROMOSI KE BUNDESLIGA!!!!! pic.twitter.com/NLj4ciclPM— The Flanker (@theflankerID) May 12, 2024Hürzeler, de 31 años, se hizo cargo de su equipo en diciembre de 2022 como el entrenador más joven del fútbol profesional alemán, cuando estaba situado en el puesto 15 de la tabla, y durante meses lo llevó en constante ascenso.Su rival del norte de Alemania, el Holstein Kiel, ya se había asegurado su plaza en la Bundesliga la noche del sábado con un empate 1-1 contra el Fortuna Düsseldorf.No obstante, la carrera por el título de la categoría no concluirá hasta la última jornada, el próximo fin de semana. El St.Pauli encabeza la tabla con un punto de ventaja sobre el Kiel. Sus dos partidos comenzarán a la misma hora el próximo domingo: mientras el St.Pauli jugará en casa del Wehen Wiesbaden, el Kiel visitará al Hannover.El club “más progresista”Este equipo ubicado en la localidad de Hamburgo, cuenta con una historia particular, ya que es denominado como el club más progresista del mundo, debido a que entre otras cosas, fue la primera institución en ser comandada (entre 2002 y 2010) por un presidente abiertamente gay y militante de la causa LGTB.Además, dentro de su estadio, el Millerntor–Stadion, tiene dibujado un mural en el que aparecen dos hombres besándose apasionadamente, y arriba de ellos está escrito uno de los lemas que acompañan al club: “Lo único que importa es el amor”. Otra de las particularidades de este club, es que prohibió la venta de camisetas con los apellidos de los jugadores para no favorecer el individualismo.Siguiendo con la línea que tiene el equipo, sus hinchas también tienen un fuerte compromiso social. Es por eso que todos los 27 de enero en Alemania se conmemora la liberación de Auschwitz, y los hinchas del St. Pauli van al estadio con banderas alegóricas contra los nazis, como por ejemplo  la esvástica tachada.“No hay fútbol para los fascistas”, reza una de las banderas que suele estar presente en una de las plateas del Millerntor–Stadion, en otra muestra del compromiso social que tiene este club. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: