NACIONALESNOTICIAS

Villa Soldati: una empresa de caudales hizo un simulacro de robo, pero no avisó a la policía: casi termina en desastre

Una insólita situación, que podría haber terminado de la peor manera, se vivió este lunes en el barrio porteño de Villa Soldati. Un vecino pidió ayuda al 911. Frente a él, un grupo de delincuentes parecía estar robando en una empresa de caudales. Incluso, se habían oído detonaciones. Se desplegó entonces un importante operativo policial hasta que se detuvo a varios sospechosos. Pero no era un hecho delictivo, sino que se trataba de un operativo de simulacro para capacitar al personal de la compañía que no había sido informado a las autoridades del Ministerio de Seguridad.

En la tarde de ayer, la central telefónica del 911 recibió un aviso. En la calle Berón de Astrada al 3200 estaba ocurriendo un aparente robo a una empresa, situación que provocó que personal de la Comisaría Vecinal 8 B de la Policía de la Ciudad acudiera al lugar, informaron a LA NACION las fuentes consultadas. Cuando el móvil arribó, los oficiales divisaron tres hombres armados con escopetas y con sus rostros cubiertos con pasamontañas. No parecía haber dudas: tenía todas las características de un robo, razón por la cual solicitaron apoyo.

Una vez que llegó al lugar el refuerzo, los uniformados redujeron a esos tres hombres y a otros cuatro que estaban dentro de una oficina, vestidos con chaleco balístico, uniformes y con armas en la cintura. No fue hasta entonces que un encargado en la empresa aseguró que lo que estaba ocurriendo era un simulacro de robo para el personal. “Repito: esto es un simulacro”, se oía por los altavoces en un video que filmó un testigo.

Esa persona fue quien admitió a los efectivos policiales que no se había informado de este procedimiento de prueba a las autoridades del Ministerio de Seguridad de la Ciudad ni que se había pedido permiso. Los oficiales constataron que las personas involucradas en el simulacro estaban manipulando escopetas, que luego se supo tenían cartuchos de fogueo.

Fuentes policiales informaron que las siete personas que participaron en ese hecho fueron notificadas sobre presunta comisión de contravención y quedaron a disposición de la Unidad de Flagrancia Sur. Los oficiales secuestraron tres escopetas (dos Hatsan y una Winchester); dos pistolas Bersa 9 mm, con 16 y 14 municiones colocadas; dos equipos de comunicaciones Motorola; y 10 cartuchos de escopeta de fogueo.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: