INTERNACIONALESNOTICIAS

Aseguran que Rusia halló una gran reserva de petróleo en una zona de la Antártida que reclama Argentina

Rusia filtró en las últimas horas información sobre el descubrimiento de una reserva gigante de hidrocarburos en una zona de la Antártida que es reclamada por Argentina, Gran Bretaña y Chile.

La noticia fue comunicada por Brics News en el canal oficial de X del grupo que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

“Rusia descubre reserva de petróleo y gas en territorio antártico británico. Contiene un valor estimado de 511 mil millones de barriles de petróleo, 10 veces la producción del Mar del Norte en los últimos 50 años”, señala la información.

Se trataría de la mayor reserva del mundo y equivaldría 30 veces al yacimiento de Vaca Muerta.

La postura argentina

Tras el anuncio, desde el Gobierno Argentino reconocen que siguen de cerca el tema, pero por el momento optaron por el momento no habrá pronunciamiento oficia.

Fuentes de Casa Rosada dijeron, aunque Rusia no confirmó oficialmente el hallazgo, el Kremlin manejaría esos datos al menos de 2020.

Preocupación internacional

La comunidad internacional expresó en la últimas horas su inquietud por el hallazgo y crece el temor de que Rusia intente violar el Tratado Antártico de 1959. Este tratado, firmado durante la Guerra Fría, establece que la Antártida debe usarse “solo para fines pacíficos” y prohíbe expresamente actividades militares, la creación de bases militares, la realización de explosiones nucleares y la eliminación de desechos radiactivos.

Más allá de la explotación: intereses militares y ambientales

Las preocupaciones no se limitan a la violación del tratado en términos de recursos naturales. Existe el temor de que la amplia campaña de mapeo y geología rusa también tenga objetivos militares. Estas actividades podrían proporcionar a Rusia datos cruciales para una eventual infraestructura militar o estratégica, desafiando abiertamente los términos del tratado que busca mantener a la Antártida como una zona dedicada exclusivamente a la paz y la ciencia.

Además, se suman implicaciones ambientales por el posible efecto sobre el ecosistema que la actividad exploratoria podría acarrear.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: