NACIONALESNOTICIAS

Abuso en un cuartel. Una soldado voluntaria fue violada por un camarada de guardia en las duchas de la unidad de Gualeguaychú

GUALEGUAYCHÚ. Una soldado de 23 años denunció que en febrero, durante una de sus guardias, un camarada la violó en las duchas del edificio donde funciona el gimnasio del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada Nº2 del Ejército Argentino. Dos meses después se animó a hablar y el propio jefe de la unidad la acompañó a prestar testimonio en la Unidad Fiscal Federal de esta ciudad del este entrerriano. El acusado, que pidió la baja de la fuerza a fines del mes pasado, cuando ya se había comenzado a hablar de lo ocurrido, fue detenido este mediodía y será indagado en las próximas horas.

Se trata de la cuarta denuncia por delitos contra la integridad sexual de mujeres dentro del Escuadrón “Dragones Coronel Zelaya” –anteriormente, Regimiento de Caballería de Exploración 12, que depende de la II Brigada Blindada con asiento en Paraná– desde 2016.

Aunque la soldado se presentó ante la Justicia federal de esta ciudad el 24 de abril pasado, el hecho denunciado ocurrió durante el turno de guardia comprendido entre las 6 del 12 de febrero y las 6 del 13 de febrero último.

“Según consta en la denuncia, el exsoldado abordó a su compañera en las duchas del edificio donde se encuentra el gimnasio. Pese al pedido de la denunciante para que deponga su conducta, la violentó sexualmente poniendo en riesgo su salud”, consignó el medio Radio2820.

Posteriormente el agresor solicitó la baja de la fuerza, luego que se propagaran “rumores” del hecho que afectaron a la denunciante hasta el punto de empujarla a hablar con la superioridad sobre la agresión sexual de la que había sido víctima. A diferencia de lo ocurrido en los casos de abuso sexual denunciados previamente en el cuartel de Gualeguaychú, fue el propio jefe de la unidad –el mayor Tomás de Vergara- quien acompañó a la mujer a hablar con su familia y a denunciar en Fiscalía la violación.

Tras la denuncia, el juez federal Hernán Viri delegó en la fiscalía a cargo de Pedro Rebollo la instrucción penal. En ese marco se solicitaron informes al Ejército Argentino, se recibieron ocho declaraciones testimoniales y se solicitó que se llevara a cabo la inspección ocular del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada Nº2, que se realizó este jueves, a partir de las 10.

Además de la inspección en el lugar de los hechos, Viri ordenó el allanamiento del domicilio del presunto agresor y su posterior detención para tomarle declaración indagatoria. Desarrollaron ambos operativos en simultáneos personal de Gendarmería Nacional junto a los funcionarios judiciales.

De manera previa a esta causa tramitaron en el Juzgado Federal de Gualeguaychú otras tres denuncias de mujeres que cumplían el servicio militar voluntario en el momento de haber sido víctimas de diferentes hechos de violencia sexual.

Estas causas –unificadas por las características de los delitos denunciados y por la actuación de la superioridad en el momento de perpetrarse los hechos– tienen a tres imputados distintos por situaciones que habrían ocurrido entre 2016 y 2021, cuando el mayor Juan Facundo Candiotti era jefe del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 2. Desde abril de 2023, el militar se encuentra con detención preventiva. Los otros acusados, presuntos autores materiales de los abusos sexuales, son un sargento y un suboficial principal.

El comunicado castrense

Después de la detención del exsoldado acusado, al mediodía, la Secretaría General del Ejército Argentino emitió un comunicado relativo a los últimos sucesos que pusieron nuevamente en el foco de la polémica al escuadrón “Dragones Coronel Zelaya”:

“El Ejército Argentino informa que, en relación con una denuncia sobre violencia de género ocurrida presuntamente en el cuartel del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada 2, ubicado en la localidad de Gualeguaychú, Entre Ríos, en el día de hoy se ha llevado a cabo una inspección ocular en instalaciones del mencionado cuartel como parte de la investigación judicial en curso.

“El hecho que se investiga habría sucedido en el pasado mes de febrero de 2024 y serían protagonistas del mismo personal de la misma jerarquía. En la actualidad el denunciado ya no integra las filas del Ejército.

“En oportunidad de ser notificadas, las autoridades de la unidad militar implementaron las medidas establecidas por la institución para casos de violencia de género. El protocolo de actuación fue realizado junto a la oficina de género de la jurisdicción.

“La institución continúa a disposición de las autoridades judiciales intervinientes a fin de alcanzar un pronto esclarecimiento de los hechos.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: