INTERNACIONALESNOTICIAS

El primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, entre la vida y la muerte tras ser baleado

El primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, se debate entre la vida y la muerte en un hospital de Banská Bystrica, ciudad situada a orillas del río Hron, a unos 211 kilómetros al noreste de la capital del país centroeuropeo, Bratislava, a donde fue ingresado en grave estado tras ser baleado al término de una reunión con partidarios en un pequeño poblado del interior eslovaco.

El mandatario socialdemócrata recibió cuatro disparos en el estómago en la vereda de la Casa de la Cultura de Handlova, municipio de unos 17.000 habitantes situado a unos 150 kilómetros al noreste de Bratislava.

Un posteo en su página de Facebook informa que Fico “recibió varios disparos” y su vida está seriamente amenazada. “Las próximas horas serán decisivas”, advierte la publicación.

La policía acordonó la zona y el jefe político agredido fue trasladado al Hospital General de la Universidad Franklin Delano Roosevelt, de Banská Bystrica.

El vicepresidente del parlamento Lubos Blaha confirmó el incidente en una sesión legislativa, la que declaró concluida hasta nuevo aviso, reportó la agencia de noticias eslovaca TASR.

Por su parte, la presidenta Zuzana Caputova (la primera mujer en ocupar ese cargo) condenó el “brutal y despiadado” ataque contra el primer ministro.

“Estoy aturdida”, dijo Caputova, quien calificó el hecho como “un ataque contra la democracia” . La adversaria política de Fico le deseó “mucha fuerza en este momento crítico y una rápida recuperación después de este ataque”.

Terminar con la violencia

“Un ataque físico contra el primer ministro es, primero que nada, un ataque contra una persona, pero es también un ataque contra la democracia. Toda violencia es inaceptable. La retórica llena de odio que hemos visto en la ciudad lleva a acciones llenas de odio. Por favor, paremos ya”, dijo Caputova en un mensaje televisado.

El presidente electo Peter Pellegrini, aliado de Fico, calificó el hecho de “una amenaza sin precedente contra la democracia eslovaca. Si expresamos nuestras opiniones políticas con pistolas en la plaza y no en los centros de votación, estaremos poniendo en riesgo todo lo que hemos construido juntos en 31 años de soberanía eslovaca”.

El hecho ocurrió tres semanas antes de las elecciones en el Parlamento Europeo, en que partidos populistas y de extrema derecha en el bloque de 27 países parecen cerca de lograr avances.

Condena de opositores

Los principales partidos opositores, Eslovaquia Progresista y Libertad y Solidaridad, cancelaron una protesta contra un controvertido plan del gobierno de reformar los canales de comunicación públicos y dijeron que le darían al gobierno control total de la radio y la televisión públicas.

“Total y enfáticamente condenamos la violencia y el tiroteo contra el primer ministro Robert Fico”, dijo Michal Simecka, líder de Eslovaquia Progresista. “Al mismo tiempo llamamos a todos los políticos a abstenerse de toda expresión o medida que contribuya a aumentar las tensiones”.

Fico, quien va por su tercer mandato, y su partido izquierdista Smer (Dirección), ganaron las elecciones parlamentarias del 30 de septiembre, resurgiendo políticamente tras hacer campaña con retórica pro-Rusia y anti-Estados Unidos.

Los críticos temían que Eslovaquia, bajo Fico, abandonara la postura prooccidental del país y se inclinara por la tendencia populista del primer ministro húngaro Viktor Orbán.

Surgieron rápidamente condenas contra la violencia política de toda Europa, aunque no se estableció aún el motivo del ataque.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, condenó “el ataque vil”.

“Este tipo de actos de violencia no tienen lugar en nuestra sociedad y socavan la democracia, nuestro bien común más preciado”, dijo von der Leyen en X.

En tanto, el secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, dijo en la misma red social que está “aturdido y asombrado por el tiroteo”.

Por su parte el presidente estadounidense Joe Biden se expresó alarmado. “Condenamos este terrible acto de violencia”, dijo en un comunicado.

El primer ministro checo Petr Fiala calificó el incidente de “estremecedor” y añadió: “Le deseo al primer ministro una pronta mejoría. No podemos tolerar la violencia, no hay lugar para ella en la sociedad”, concluyó.

El primer ministro polaco Donald Tusk escribió en X: “Noticias espeluznantes de Eslovaquia. Robert, te acompaño en mis pensamientos en este momento tan difícil”.

Cambios de fondo

Fico, de 59 años, asumió su tercer mandato como primer ministro el 25 de octubre de 2023. Antes había ocupado el mismo cargo entre 2006 y 2010 y entre 2012 y 2018.

Durante su última campaña proselitista prometió reformar el modelo liberal impuesto al país al momento de su entrada en la Unión Europea. En ese sentido, su plan de gobierno instrumentó cambios en el impuesto a la renta que ahora incluye dos tipos de gravamen (del 19% y del 25%) en tanto que redujo al 10% el impuesto que se aplica a los alimentos. Asimismo, decretó que los comercios cierren los días festivos, la gratuidad del transporte público para estudiantes y jubilados y el pago de un subsidio al término de los contratos laborales.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: