NACIONALESNOTICIAS

Fondos a la UBA: Yacobitti evitó polemizar ante el reclamo del resto de las universidades

Finalizada ya la emergencia presupuestaria en la Universidad de Buenos Aires (UBA) luego de que el Gobierno se comprometiera a girar 270% de actualización para los gastos de funcionamiento y 300% para los hospitales, el vicerrector Emiliano Yacobitti aseguró este jueves que el problema “no está del todo resuelto” porque todavía falta abordar el sueldo de los docentes. En tanto, evitó polemizar con el resto de las casas de estudio, que sacaron un incendiario comunicado a través del Consejo Interuniversitario (CIN) porque la gestión de Javier Milei solo atendió los reclamos de las facultades con sede en la ciudad de Buenos Aires y no en el resto del país. El dirigente radical negó, además, cualquier vinculación entre este avance presupuestario y los mitines por la Ley Bases.

“Yo no lo defino como un arreglo con la UBA. El Gobierno reconoció el aumento que la UBA y el resto de las universidades venían reclamando en el orden de 270% por la inflación para los gastos de funcionamiento, necesarios para mantener abiertos los edificios y las guardias mínimas. ¿Significa que el conflicto terminó? No”, aseguró el vicerrector, pese a que todavía en el interior no lograron un entendimiento con la Casa Rosada y a que en algunos sectores detractores de la administración libertaria -sobre todo en Unión por la Patria (UP)- dejaron trascender la versión de que hubo una negociación vinculada a -como contrapartida de este envío de dinero- dar apoyo a la Ley Bases y el programa fiscal.

Líder también de la Unión Cívica Radical (UCR), Yacobitti dijo que como desde el Ejecutivo se comprometieron a girar los fondos, decidieron salir de la emergencia presupuestaria que habían decretado en abril para no tener “de rehenes a los estudiantes”, aunque insistió: “En realidad no se resolvió todo el problema. Queda resolver el del 90% del presupuesto, el de los salarios. Una universidad no puede funcionar solo prendiendo y apagado la luz, necesita que las aulas estén llenas de docentes, vivir de su trabajo y en eso estamos. Sí pasó que lo que se discutía, que era un recorte, si existía. El Gobierno dijo ‘es de 270% y lo vamos a remediar’. Tenemos que trabajar por lo que falta”.

Esto porque los montos a los que se comprometieron desde Balcarce 50 no son para cubrir gastos en sueldos. “Es una condición necesaria para funcionar, no suficiente”, explicó en Radio Mitre.

Sin embargo, en un reconocimiento a la gestión libertaria, aseguró que él “tiene la obligación de decir la verdad”, y en ese sentido marcó que “el Gobierno escuchó” y que esto ayudará a tener un piso para los acuerdos que puedan tejer las otras casas de estudio, en pie de guerra ahora que no fueron reconocidas. “Si bien es un reclamo que también hay que resolver para el resto de las universidades, les pone un piso. Eso es un avance también”, comentó Yacobitti.

Más tarde, en Radio Futuröck, el dirigente radical negó haberse “cortado solo” en las negociaciones con la Secretaría de Educación, que tiene una Subsecretaría de Políticas Universitarias y depende del Ministerio de Capital Humano. “El reclamo había iniciado en la UBA. A veces la UBA tiene, por muchas cuestiones, más visibilidad”, indicó.

Dijo incluso que el Gobierno no va a encontrar retorno si pretende actuar bajo la lógica de “divide y reinarás” entre las universidades, aunque destacó otra vez esto de arreglar el tema con la UBA como un parámetro también para las demás. “Si no, el reclamo va a continuar”, se comprometió.

Negó vinculación con la Ley Bases

De momento, negó cualquier vinculación en este avance en los fondos con una negociación al respecto de la Ley Bases en el Congreso. Dijo, primero, que eso sería minimizar la movilización universitaria que colmó las calles porteñas y de otras ciudades del país para reclamar financiamiento. Por otro lado, aseguró: “En el Senado no hay un correlato con que digas ‘destrabé los fondos de la UBA, entonces van corriendo a votar una ley’. Te diría que todo lo contrario; son pocas las personas que están haciendo un trabajo tan intenso en la discusión de la ley como Martín Lousteau, en quien yo me referencio, el presidente de mi partido. Ahí no lo veo. Todas esas conspiraciones se resuelven en el tiempo. Uno tiene que tener una responsabilidad. Yo puedo ser militante y hasta dirigente, pero en la UBA soy vicerrector. Si el Gobierno pone a la UBA y a las universidades públicas en el lugar que las tiene que poner, lo voy a reconocer siempre”.

Siempre bajo esa postura, Yacobitti aseguró que no se deben “mezclar los temas” y sentenció: “Estoy convencido de que el partido no va a aprobar una ley que tenga cuestiones estratégicas que veamos que no van en el sentido de lo que defendemos. Ahora, no lo ligo en absoluto con lo universitario, una cosa no tiene que ver con la otra”.

También le respondió a Lucía Cámpora, exlegisladora porteña y secretaria nacional de la organización kirchnerista La Cámpora, quien ayer comentó a uno de sus tuits: “El millón de personas que movilizó por la universidad no lo hizo para que solo se salve la UBA ni para que Lousteau vote la Ley Bases a cambio de eso”.

A eso, Yacobitti acotó hoy: “Me respondió todas pavadas porque yo puse que reconocía lo que había pasado. No hablé de la Ley Bases. Le diría que se fije cómo vienen votando en todos estos años sus diputados. Ni siquiera lo vi. No tiene nada que ver lo que dijo”.

No, la verdad que el millón de personas que movilizó por la Universidad no lo hizo para que solo se salve la UBA ni para que Lousteau vote la Ley Bases a cambio de eso. https://t.co/LXqMoxBJJq

— Lu Cámpora (@lucampora) May 15, 2024LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: