NACIONALESNOTICIAS

Quién es Mateo Apolonio, el jugador más joven en debutar en la primera división del fútbol argentino

El fútbol argentino no deja de dar sorpresas. Este jueves, en el partido que Deportivo Riestra perdió ante Newell’s por 1-0, por los 16° de la Copa Argentina, se dio el debut de Mateo Apolonio, con 14 años y 29 días. Ingresó a los 39 minutos del segundo tiempo por el delantero Gonzalo Bravo y se transformó en el jugador más joven en presentarse en la primera división, quebrando la marca que estaba en poder de Hugo Aicardi, arquero de Racing en la huelga de 1975, que atajó en la derrota por 10 a 0 ante Rosario Central. Aicardi nació el 26/8/1960 y ese partido se disputó el 14/8/1975. Apaolino nació el 17 de abril de 2010 y quedará en los libros que se presentó en primera un 16 de mayo de 2024.

Otro debut tempranero, se recuerda, fue el de Sergio Agüero. El Kun, que estaba en novena división, había debutado en la máxima categoría de Independiente con 15 años, un mes y tres días: había sido en un partido del Rojo ante San Lorenzo, el 5 de julio de 2003, por decisión de Oscar Ruggeri, por entonces DT del equipo de Avellaneda.

¡APOLONIO Y UN DEBUT HISTÓRICO EN EL FÚTBOL ARGENTINO!

A los 84′, el futbolista de Riestra ingresó en el encuentro ante #Newell‘s por #CopaArgentinaEnTyCSports y, con 14 años, se transformó en el futbolista más joven en debutar en el país. pic.twitter.com/wR0DvpDwbm

— TyC Sports (@TyCSports) May 16, 2024

Ya en la entrada en calor, sobre el campo de juego de la cancha de Patronato, disfrutaba. Con cara de niño, se lo veía a Apolonio hacer los ejercicios concentrado y tratando de que las emociones no le jueguen una mala pasada. Y cada vez que Fabbiani miraba para los que estaban calentando en un costado, el chico se ilusionaba con escuchar su nombre. Hasta que le llegó su turno poco antes del final del partido. Y ya en el campo de juego, mostró personalidad y tomó los rebotes en cada tiro libre que caía en el área de Newell’s con Riestra buscando el empate.

Al final, la situación se empañó por los incidentes entre los jugadores de Newell’s y Riestra. Se desconoce cómo comenzaron las peleas una vez que finalizó el encuentro, pero tuvo que intervenir el árbitro Penel y la policía para separar a ambos planteles. “No sé qué pasó porque cuando terminó el partido me fui al vestuario, pero la violencia tiene que estar fuera del fútbol. No vi al chico haciendo nada, es muy educado y profesional”, dijo Fabbiani en declaraciones a TyC Sports y dio más referencias sobre Apolonio: “Es el capitán de la novena. Obvio que no se notó, pero tiene una dinámica muy importante. Es una apuesta del club, se le dio una oportunidad y ahora lo tenemos que ayudar a seguir creciendo. Primero está el colegio, todavía no terminó la secundaria, pero es lindo para los chicos que vean que las posibilidades van a estar”.

“Me parece que era muy chiquito, aunque nosotros tenemos que atacar y defender como siempre, y tratando de tomarlo con seriedad, como si el chico tuviera 38 años”, afirmó Mauricio Larriera, DT de Newell’s. Y agregó: “Por un lado, como padre, digo ‘qué peligro’, pero no quiero cuestionar nada, pero sobre todo en Copa Argentina, que suelen ser encuentros más agresivos pueden ser más peligrosos. No sé si el chico recibió algún golpe o no, pero ojalá que no le haya pasado nada. Pero si debutó a esta edad es porque el entrenador (por Fabbiani) entendió que podía debutar en primera”.

Mateo Apolonio tiene 14 años y 28 días.

Ayer tuvo su primer entrenamiento con la primera, y hoy fue citado a Paraná para el partido de Copa Argentina.

El sueño del pibe… 🥹⚽🤙 pic.twitter.com/xeq2mXk29o

— Deportivo Riestra (@prensariestra) May 16, 2024

El carrilero Apolonio, que nunca se había entrenado con la primera división de Riestra, había sido subido a la primera esta semana de la mano de Cristian Fabbiani, junto con otros dos compañeros de las inferiores: Benjamín Rojas (2007) y Alejandro Fernández (2004). Por tal motivo el club hizo una publicación: “Se divierten los pibes en la concentración”, con los tres subidos a un mini tobogán-pelotero. Fabbiani dijo tras el partido que igual hace rato lo tenía en el radar a Apolonio

Apolonio es zurdo y juega de lateral por izquierda en la Novena División, que tiene jugadores categoría 2010. El juvenil tiene 14 años y 29 días, por lo que ya se vislumbraba que podía generar una marca diferente en el fútbol argentino. Riestra subió un video de lo que fue su primera entrenamiento bajo las órdenes del Ogro y, luego, su primer viaje con el grupo, hacia Paraná. Hubo emotivo abrazo con la madre y, luego, contó cómo fue que se enteró que lo citaron con Primera: “Estaba en el living de mi casa y mi mamá me llama. Estaba mi papá llorando en el teléfono y yo no entendía nada. Me dijo: ‘Fuiste citado para la Primera División’”. Y agregó: “Es una experiencia única que, pase lo que pase, va a ser un recuerdo hermoso y eso es lo importante”.

Ya en los días previos Cristian Fabbiani, entrenador de Deportivo Riestra, había anticipado que -como la prioridad era mantener al equipo en la primera división- iba a poner un equipo compuesto por jugadores alternativos (que habitualmente no suelen ser titulares) y algunos juveniles. “No es una situación cómoda porque nosotros vamos a ir con los suplentes y algunos chicos de Inferiores porque nuestra prioridad es el torneo, mantener la categoría”, afirmó el DT.

Y el exjugador de Newell’s y River había agregado en diálogo con TyC Sports: “Nosotros el jueves jugamos en Paraná y el miércoles la Tercera juega en Mendoza, entonces como ellos también están peleando el campeonato no le vamos a sacar ningún jugador para que siga compitiendo y clasifique. Vamos a ir con suplentes y con jugadores de Sexta y Séptima División”.

En el video de su “Primer viaje”, Apolonio se presentó: “Juego de tres. También he jugado como volante por la izquierda. Pase lo que pase con el viaje por la Copa Argentina, va a ser una experiencia hermosa. Eso es lo importante”, mientras el plantel se trasladaba a Paraná para el partido con Newell’s. Por último, entre ejercicios y ejercicios del entrenamiento, se escuchó que una voz le preguntó: “¿Avisaste en el colegio?”, a lo que Mateo respondió: “Sí, sí. Obvio”.

“Me sentí bien en la primera práctica. Hicimos algunos pases y luego practicamos penales”, había dicho Apolonio tras su primer estímulo con los jugadores mayores, a la espera del debut oficial, que se concretaría nada menos que ante Newell’s, por la Copa Argentina y se transformaría en récord.

El penal de la discordia

Deportivo Riestra había llegado a ser rival de Newell’s después de un fallo escandaloso por el cobro de un penal sobre la hora con el que se impuso por 1 a 0 a Comunicaciones, de la Primera B, por los 32avos de final de la Copa Argentina. El partido se jugó en el Estadio Alfredo Beranger, de Temperley y las escenas finales exhibieron al DT Arnaldo Sialle y los jugadores del Cartero furiosos y con fuertes reclamos hacia el árbitro Joaquín Gil, que terminó custodiado por efectivos policiales.

“Me habían dicho que este árbitro era peligroso y hoy lo comprobé. Estoy con mi hijo de 8 años llorando. Este tipo (por Gil) no puede dirigir más. Que se compre un campo con la que le deben haber dado. Es una vergüenza. El señor Beligoy que se haga cargo del desastre que hizo”, había acusado en declaraciones a radio La Red el presidente de Comunicaciones, Ezequiel Segura. La referencia fue para Federico Beligoy, secretario General de la Asociación Argentina de Árbitros y Director Nacional de Arbitraje en Argentina. El dirigente del club de Agronomía siguió con fuertes declaraciones: “Los dirigentes del ascenso me dijeron que este árbitro era un sicario. No se puede designar a este árbitro para este partido”.

La jugada de la polémica se había dado en el noveno minuto de descuento, con un largo lateral al área de Comunicaciones; llegó un cabezazo de un futbolista de Riestra y el balón cayó para Gonzalo Bravo, que se tiró ante la marca de Cipriano Treppo. “¿La jugada del penal? Yo sentí el contacto en el área. La peinaron, me quedó y me chocan de atrás. No se si fue intencional o casual, sentí el contacto”, declararía luego Bravo. Después, Nicolás Benegas se hizo cargo del penal y acertó, pero no hubo falta en favor de Riestra, que venía de ascender por primera vez en la historia a la división máxima del fútbol argentino.

Newell’s había llegado a esta instancia luego de vencer a Midland por 2-0. La Lepra seguirá en carrera, aunque la nota de la jornada la dio un joven con cara de niño llamado Mateo Apolonio.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: