NACIONALESNOTICIAS

Polémica por una frase del Sindicato de Municipales de Mar del Plata: anunció el inicio de un plan de lucha “a matar o morir”

El gobierno de General Pueyrredón, cuya ciudad cabecera es Mar del Plata, impugnó este viernes el convenio colectivo de trabajo por el que el Sindicato de Trabajadores Municipales establecía que las vacantes fueran hereditarias y dispuso el cierre de la paritaria por decreto con una suba salarial del 10%. Ante esa decisión, el gremio que reúne a los empleados municipales expresó una polémica frase para anunciar el comienzo de un plan de acción en rechazo a la decisión de la administración que lidera Guillermo Montenegro.

“Si hace unos días tenía el 30% y sólo faltaba ajustar una cuestión financiera, ¿cómo es que ahora puede pagar nada más que el 10%?”. La paciencia se acabó. Tras una semana plagada de mentiras el lunes comienza un plan de lucha a matar o morir”, indicó el gremio a través de un comunicado que difundió en las redes sociales, donde aseguró que el incremento acordado iba a ser del 30%, pero luego Montenegro dio marcha atrás.

Las expresiones de los gremialistas no cayeron bien a las autoridades locales. En ese contexto, el Municipio interpuso un recurso de revocatoria para impugnar el acuerdo. La presentación fue realizada este viernes por el secretario de Legal, Técnica y Hacienda, Mauro Martinelli, ante la delegación local del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires.

El documento señala que a la municipalidad “le causa agravio la registración inconsulta y sorpresiva del proyecto de Convenio Colectivo elaborado por la anterior gestión comunal, cuyo trámite de registración fue omitido en los términos previstos por el artículo 58 de la Ley 14.656 y que, por lo tanto, debe considerarse tácitamente desistido al no instarse el trámite por más de siete años por ninguno de los participantes”.

El gobierno comunal de Montenegro quiso remarcar que entre que el convenio fue presentado y registrado ante el Ministerio “transcurrieron siete años y más de dos meses”. Y puntualizó: “El transcurso de este extraordinario lapso de tiempo fue deliberadamente omitido por la autoridad de aplicación, quien actuó como si estuviera disponiendo dentro de los plazos legales pese a tratarse de un instrumento que carecía de firma del intendente municipal. Como si el tiempo no hubiera pasado y se estuviera actuando regularmente”.

“Así como en cualquier trámite o procedimiento, la paralización o el archivo de las actuaciones se debe notificar a las partes, debió hacerse lo propio en este caso, pues difícilmente podía ignorar la autoridad de aplicación que la situación política económica del municipio ha variado, así como la social y laboral de la Argentina, y en particular de esta ciudad, condiciones todas que son determinantes en el momento de negociar la vigencia de un convenio colectivo de trabajo”, concluyó el municipio.

Dardo a Kicillof

Desde la comuna afirmaron que el Ejecutivo local incrementó los salarios de los trabajadores municipales a pesar de que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, aún no desembolsó la segunda cuota de un fondo compensatorio a los distritos. “Eso permitiría a los municipios tener un mayor músculo a la hora de dar aumentos salariales”, sostuvieron fuentes municipales.

El aumento salarial que otorgó Montenegro fue realizado a través del Decreto 1175/24 y fue publicado este viernes con la firma del jefe comunal y el secretario de Legal, Técnica y Hacienda.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: