NACIONALESNOTICIAS

Conflicto docente: la Ciudad volverá descontar el día a quienes adhieran al paro del jueves

“En la ciudad a los docentes que paran se les descuenta el día”, adelantaron desde el Ministerio de Educación porteño, a cargo de Mercedes Miguel, en relación a la medida de fuerza sindical que cerrará las aulas en todo el país el jueves próximo. Desde el organismo todavía están evaluando el alcance que tendrá la protesta aunque sentaron su postura en cuanto a la consecuencia que tendrá en los trabajadores que no asistan a las escuelas y centro educativos. La retención será de entre $45.000 y $50.000.

Con el correr del día los gremios sumaron adhesiones al reclamo contra la gestión educativa del gobierno de Javier Milei: “Va a ser un paro absoluto”, calificó Sergio Romero a LA NACIÓN, líder de la Unión Docentes Argentinos (UDA) y secretario de Políticas Educativas de la Confederación General del Trabajo (CGT), que anunció hoy, junto con otros sindicatos que se plegaron, la paralización total del sistema educativo en los niveles inicial, primario, secundario, terciario y universitario. De concretarse, este sería el cuarto paro nacional en lo que va del año.

Los gremios reclaman por la falta de convocatoria del gobierno nacional a una paritaria que actualice los salarios mínimos que los docentes actualmente perciben en un valor de $250.000. “Con este salario mínimo los docentes son pobres e indigentes en la Argentina”, sostuvo Romero y confirmó la medida de fuerza. La protesta, apunta también a la falta de inversión en el sector y de los pagos que se realizan a través del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), que financia entre el 10% y 15% del salario docente en el país.

Por la tarde se plegó la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) que convocó además a una concentración para el mismo día frente al Congreso para exigir el tratamiento de financiamiento universitario y la restitución del Fonid. Desde la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense (Dgcye) no informaron aún cuál será la postura que adoptarán en relación al paro.

Crisis

“El sistema educativo argentino está en una profunda crisis. No se convoca a la paritaria nacional y el último acuerdo fue en diciembre y dejó congelado en $250.000 el salario mínimo vital que tiene un docente. En otras paritarias provinciales fueron mejorando los valores, pero los aumentos también quedaron por debajo de la línea de pobreza. Es un hecho grave”, dijo Romero.

El gremialista apuntó contra la política educativa del Gobierno: “No se repartieron más computadoras ni libros. No se invierte el 6% del Producto Bruto Interno que prevé la ley de Financiamiento Educativo y no se otorga más el Fonid, lo que achicó el salario de los trabajadores de la educación porque significaba entre el 10% y el 15% de sus ingresos”, agregó.

Romero señaló que hace quince días mantuvo una reunión con la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, para tratar la paritaria. “Fue una reunión positiva en la que se comprometió a convocar a la negociación nacional, pero hasta ahora no se hizo. Mientras tanto tenemos docentes que no pueden cumplir con las necesidades básicas e indispensables. Necesitamos que el Gobierno reaccione y ponga a la educación dentro de la agenda y como una prioridad . Por eso convocamos a un plan de lucha con una medida de fuerza para el próximo jueves, un paro absoluto de todos los niveles educativos, el inicial, primario, secundario, terciario y el universitario”, señaló Romero.

Según el sindicalista, Pettovello se había comprometido a brindarle una respuesta a lo sindicatos. Sin embargo, para el Gobierno, esa negociación debe darse entre las provincias y los gremios. Consultados por LA NACIÓN desde el Ministerio de Capital Humano todavía no dieron una opinión sobre la medida de fuerza convocada.

“Esto no es responsabilidad de los sindicatos ni de los docentes, la máxima responsabilidad de garantizar la inversión y el financiamiento de la educación la tiene el gobierno nacional”, apuntó Romero.

Movilización

Ctera adhirió por la tarde a la convocatoria en sintonía con el resto de los sindicatos de la educación y sumó sus propios reclamos entre los que enumeró: aumento de emergencia para docentes activos y jubilados, envío de recursos para infraestructura escolar, cese de despidos y la reincorporación de los trabajadores despedidos en las áreas educativas de la Nación, mayor financiamiento para las escuelas y las universidades públicas y fondos para comedores escolares.

Los miembros de Ctera también marcharán el jueves próximo al Congreso donde sesionarán las Comisiones de Presupuesto y de Educación de la Cámara de Diputados. “La falta de respuestas han ocasionado pérdida del poder adquisitivo de nuestros salarios. Desde diciembre de 2023 hay docentes con salarios de 250.000 pesos, desfinanciamiento educativo en todas las áreas, que profundizaron los conflictos provinciales, ante la ausencia del Estado como garante del piso salarial docente y los recursos necesarios para el funcionamiento del sistema educativo”, sostuvo el gremio en un comunicado.

Y agregaron: “Volvemos a exigir al gobierno nacional que asuma la responsabilidad de garantizar en todo el país la educación pública como derecho social, tal como dicta la Ley de Educación Nacional y nuestra Constitución”.

El paro total engloba a Ctera y los cuatro gremios de maestros enrolados en la CGT: la UDA, la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y la Confederación de Educadores Argentinos (CEA).

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: