NACIONALESNOTICIAS

Quién es Ebrahim Raisi, el presidente iraní que sufrió un accidente de helicóptero

LONDRES.- Ebrahim Raisi murió a los 63 años durante una accidente aéreo en medio de un viaje en helicóptero desde Azerbaiyán. Fue un clérigo religioso de la línea dura, que fue elegido presidente de Irán en 2021. Durante su período como jefe de Estado, Raisi trazó su estrategia para expandir la influencia regional de su país, apoyando militantes a lo largo y a lo ancho de Medio Oriente, acelerando el programa nuclear iraní, sospechado de perseguir el desarrollo de una bomba atómica, y llevando al país al borde de una guerra con Israel.

En aquellos tiempos Irán experimentó una de las más fuertes olas de protestas antigubernamentales en décadas y una crisis económica derivada de las sanciones internacionales. También un alto nivel de desempleo.

Raisi nació en el este de Mashad en 1960. Proviene de una devota familia religiosa y se crió en el fervor de la revolución islámica, que derrocó a la monarquía en 1979. Es visto desde hace tiempo como el posible sucesor del ayatollah Ali Khamenei como líder supremo, el máximo puesto político y religioso de la República Islámica.

El actual mandatario escaló en la pirámide del Poder Judicial como un estudioso religioso y un protegido de Khamenei, sirviendo como fiscal en varias ciudades.

Luego de haber sido nombrado en el más alto cargo de la Justicia, se cree que fue parte de un pequeño comité que ordenó las ejecuciones de miles de políticos disidentes en 1988.

Fue acusado por décadas de violaciones a los derechos humanos y es objeto de sanciones por parte de los Estados Unidos.

Durante la presidencia de Raisi, el gobierno enfrentó muchas protestas en su contra, luego de la muerte de una joven mujer kurda, Mahsa Amini, que estaba en custodia policial. Las autoridades respondieron con una brutal represión, que incluyó asesinatos y ejecuciones.

Teherán ha seguido con su programa de enriquecimiento de uranio y con su programa de misiles balísticos. La sombra por años de una guerra con Israel se convirtió en realidad el mes pasado luego de que Teherán lanzara un ataque con cientos de misiles y drones en respuesta al bombardeo israelí del consulado iraní en Damasco, régimen aliado de los ayatollahs. El ataque escaló tensiones entre los dos países luego de que Hamas, un grupo militante con respaldo iraní, llevó a cabo su ataque terrorista el 7 de octubre pasado.

En el mismo período, Irán emergió como el principal proveedor de drones militares para Rusia, en guerra con Ucrania desde febrero de 2022. El año pasado, Teherán selló un acuerdo con Arabia Saudita y restauró relaciones diplomáticas con el reino de los Al-Saud, hasta entonces la potencia hegemónica del mundo árabe sunnita y enemiga declarada de Irán, país de mayoría chiita.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: