NACIONALESNOTICIAS

Así fue el salvaje enfrentamiento entre la Policía y un enorme caimán en Carolina del Norte

Los agentes de la Oficina del Sheriff del condado de Brunswick, en Carolina del Norte, fueron alertados dos veces en un día para retirar a un enorme caimán que merodeaba por la zona. El inmenso reptil apareció una mañana al costado de una ruta y fue sacado del lugar por las autoridades. Sin embargo, esa noche regresó y la Policía tuvo que llevar a cabo un segundo operativo.

Cocodrilo 1

Con el ascenso de la temperatura, estos animales empiezan a aparecer en algunos lugares concurridos. “Nuestros miembros nunca saben a qué van a tener que responder. Anoche, agentes policiales de Branch, Sutton y Nichter acudieron a la base del puente Memorial Cape Fear después de recibir múltiples llamadas sobre este ‘gran amigo’ que se encontraba en la carretera”, comunicó el pasado martes 14 de mayo la Oficina del Sheriff en un posteo en Facebook, que acompañaron con imágenes e incluso un video del enfrentamiento con el caimán.

De acuerdo a la publicación, los efectivos “lograron sacar con seguridad al cocodrilo dos veces de la autopista 17S que ingresa al condado de Brunswick”. Y remarcaron: “Afortunadamente, el caimán se salvó del tráfico en la ruta y aquellos que viajaban por la carretera evitaron al caimán”. Además, destacaron que ninguno de los agentes ni tampoco el animal resultaron heridos.

Policías de Carolina del Norte se enfrentaron dos veces contra un enorme caimán

En el posteo que realizó la oficina, se pueden ver las fotos de la mañana, cuando el caimán asomaba por debajo de la protección lateral de la carretera, con parte de su cuerpo sobre el asfalto. Respecto de este primer encuentro, no se dieron a conocer detalles de cómo fue el procedimiento ni tampoco se especificó hacia dónde fue llevado el animal.

El feroz animal volvió por la noche al mismo lugar. Este segundo operativo quedó registrado en video. En la grabación se puede ver a dos agentes que tiran de una soga atada a la mandíbula del cocodrilo. Lejos de ser una tarea sencilla, el animal comenzó a luchar e incluso dio un giro de 360 grados para intentar escapar. Sin embargo, los policías lograron llevarlo hacia el pastizal ubicado fuera de la ruta.

Los caimanes viven en Carolina del Norte, aunque no hay tantos especímenes como en otros estados

La Comisión de Recursos de Vida Silvestre de Carolina del Norte (NCWRC, por sus siglas en inglés) indica que los caimanes viven en Carolina del Norte, especialmente en lagos, ríos, arroyos, marismas, pantanos y estanques de la bahía. “Aunque carecen de las glándulas secretoras de sal de sus primos cocodrilos, a menudo se les observa en aguas salobres e incluso ocasionalmente en las playas”, comentaron.

Según la Comisión, los caimanes pueden realizar viajes cortos “para aprovechar los abundantes recursos alimentarios que se encuentran en aguas con mayor salinidad, pero deben regresar periódicamente al agua dulce”. Al haber muchos días fríos durante el año, se limita la “temporada de crecimiento” y la capacidad que tienen los animales para sobrevivir y reproducirse.

Desde febrero de 2018, se adoptó una normativa para permitir la caza limitada de caimanes. Se habilitan solamente cacerías de reducción de población a petición de las ciudades, pueblos y aldeas, específicamente en Brunswick, Carteret, Columbus, Craven, Hyde, Jones, New Hanover, Onslow , Pamlico y Pender. Si otro lugar tiene la voluntad de bajar el número de especímenes, primero se evalúa el número existente, se definen las áreas afectadas y recién ahí se habilita la captura.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: