NACIONALESNOTICIAS

Dólar: por qué sube el blue, que sigue en alza y alcanza los $1230

Tras algunos meses de estabilidad, aun con altos índices inflacionarios, hace algunas ruedas que el dólar paralelo empezó a acelerarse. Con pequeños ajustes diarios, tanto el dólar blue como los financieros registran subas en sus cotizaciones, mientras el Gobierno ratifica su estrategia de mantener la referencia de ajuste del 2% mensual para el oficial y se intensifica el debate entre economistas sobre si existe o no apreciación cambiaria.

Luego de escalar ayer hasta $1180, su precio nominal más alto desde febrero, hoy el dólar blue sube otros $60 y opera en $1230 en cuevas y arbolitos de la city porteña.

Detrás de este movimiento se combinan el efecto de los últimos recortes en la tasa de interés de referencia con un menor volumen de divisas operado en el mercado oficial, dinámica que impacta en la oferta en el contado con liquidación.

Mientras el equipo económico se aferra a su plan de ‘crawling peg’ al 2% mensual, que dejó al mayorista en $888,50 ayer, el BCRA compró US$126 millones para sus reservas (fueron US$139 millones el viernes).

“El mercado comienza a ponerle precio al atraso”, plantea Fernando Camusso, director de Rafaela Capital. “Dicho de otra manera, el endurecimiento monetario con ancla fiscal sostiene un tipo de cambio real en estos niveles, pero la pregunta es hasta cuándo. Para el Gobierno es consistente, pero el mercado ve que sigue el cepo”, plantea el analista, en referencia a la política monetaria del Gobierno que afecta a los tipos de cambios financieros.

“La baja de tasas comienza a erosionar la fuerte desmonetización. Es decir, empezamos a ver competencia de tasas en pesos vs. dólar”, explica Camusso, sobre las consecuencias de la decisión de la semana pasada del BCRA de recortar al 40% la tasa de referencia. A partir de ese momento, se aceleró la suba del blue y el MEP, que acumula un ajuste del 17% en el año. Hoy se vende a $1164,10 (5,2% más que ayer).

En ese escenario, el dólar blue se despertó en las últimas jornadas. Desde el martes de la semana pasada, la cotización informal de la divisa se encareció un 17,7% (son $185), y pasó de $1045 a los $1230 de hoy.

“Es lógico que el blue sea el que más reacciona, porque es el que quedó como el mercado más chico, y se mueve con poco volumen”, describe el analista financiero Christian Buteler. Por eso, agrega, “con una misma cantidad de dólares demandada, el impacto el precio del blue es mayor”.

A la hora de explicar los motivos detrás de la reacción del paralelo, Buteler plantea que “las condiciones están dadas para que el dólar se recupere o rebote están dadas hace rato”. Lo afirma al cotejar la evolución del billete en el mercado paralelo (subió un 17,7% entre enero y mayo) frente a la inflación (65% en el primer cuatrimestre del año, según el Indec).

Según Buteler, el ‘carry trade’ buscando generar retornos por inversiones en pesos (la tasa pierde contra la inflación pero es superior a la suba del dólar) perdió atractivo tras la última baja de tasas. “Esa puede sido una variable tras la cual el mercado perciba que esa inversión reditúa poco, ve barato al dólar y dolariza posiciones”, resume el analista.

A diferencia del mercado informal, a su vez, el esquema de 80/20 implementado por el Gobierno para la liquidación de las exportaciones genera “mayor oferta” al mercado del contado con liquidación. Según Buteler, sin embargo, es esperable que haya paridad entre los diferentes tipos de cambio, y que la brecha entre las cotizaciones financieras y el informal se comprima.

En ese sentido, el economista Alejandro Giacoia, de la consultora Econviews, advierte por el menor volumen de operación en el mercado de cambios. Esa variable se vuelve particularmente clave en estos meses, la temporada alta de liquidación de exportaciones y de ingreso de divisas al BCRA, e intensifica el debate en torno a la apreciación del dólar y el atraso cambiario que enfurece al presidente Milei.

“El volumen bajó el viernes y hoy volvió a bajar. Eso significa que hay menos exportadores liquidando y, por lo tanto, menos oferta en el CCL”, concluye Giacoia, al analizar otro factor que condiciona el tipo de cambio paralelo.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: