ESPECTACULOSNOTICIAS

Se estrenó Plaza tomada, el pódcast que busca decodificar al rap y al “freestyle” en Argentina

Es martes a la noche y en un rincón de Alta Córdoba hay gente reunida en torno a un estreno inminente. Estamos en Casa Astral, sede de la propuesta Música a Ciegas, pero esta vez no vamos a escuchar un disco completamente a oscuras. Lo que va a sonar, en cambio, es un pódcast. O, más bien, “el pódcast del rap argentino”.

Luego de las consignas de rigor, las luces se apagan del todo y el viaje sonoro empieza. Durante casi 15 minutos, el narrador nos lleva de la mano a recorrer el universo de las plazas y las competencias de freestyle, el contexto en el que el la rima improvisada se desarrolla como una disciplina social: un punto de encuentro que conecta realidades diversas y salva.

También aparecen referencias a Facundo Cabral, Julio Cortázar y Alejandra Pizarnik. El lenguaje en su máxima expresión, en un ida y vuelta permanente entre aquello que aportan los libros y las discusiones teóricas y lo que puede escucharse en un cypher cualquiera de esos que se multiplican a lo largo y a lo ancho del país. “El rap puede puede estar en todos lados. Solo hay que saber mirar”, es uno de los lemas que atraviesan esta aventura sonora.

Contar la plaza

“Nos metimos en estudios y nos subimos a escenarios. Recorrimos plazas de todo el país. Batallamos. Planificamos e improvisamos. Hablamos de filosofía, de poesía y mística. Anduvimos solos y en pandilla. Rapeamos hasta en la cárcel. Nos sumergimos en los procesos creativos de las y los artistas más reconocidos de la escena, conocimos sus influencias, sus estilos y obsesiones. Conocimos la diferencia entre arte, artesanía y deporte, y la disciplina como esencia de la rima”, apunta la información de prensa de esta producción con base en Córdoba.

El responsable principal es el rapero y profesor de Letras Modernas Facundo Müller. Con 25 años y al menos tres dedicados a este proyecto llamado Plaza tomada, este cordobés amante de la cultura hip hop y de la literatura se las arregló para llegar hasta Spotify con un proyecto que fue seleccionado en una convocatoria de la plataforma como parte de su programa Sound Up, ideado para estimular y financiar a “futuros podcasters”.

Luego de un proceso de mentoría y formación Müller comenzó a trabajar con el equipo de Parque Podcast para darle forma definitiva a algo que venía gestando en su propio trayecto entre plazas y competencias y el ámbito académico de la facultad.

“Letras y rap, no pensaba en otra cosa”, resume Facundo antes de darle play al primer episodio de un total de 18 en el que poder de la palabra, la rima y la expresión en contexto colectivo son analizadas por sus propios protagonistas.

“Al principio yo iba a la plaza por interés o curiosidad. Me impactaba lo que iba viendo, las charlas que teníamos con los pibes, el crisol de realidades que yo veía. Éramos una mezcla de historias, y ahí empecé a decir ‘che, esto está bueno’. Yo empecé porque quería intentar rapear mejor y después, como estaba estudiando Letras, dije ‘yo quiero decodificar qué significa el rapeo’”, resume sobre los orígenes de este proyecto que tiene aroma a estado del arte.

“Fue todo muy orgánico. Todos los invitados del pódcast, por lo menos los primeros, fueron amigos con los que me fui topando. No hubo nadie que yo metí de manera forzada. Estaba viviendo una con una piba que hacía talleres en las cárceles y le dije ‘vení al pódcast’. Me invitaron a una competencia que era sólo para mujeres, y dije ‘bueno, vamos’”, acota Müller, que en el proceso de creación de Plaza tomada llegó a vivir con siete raperos en simultáneo.

A partir de su link con Spotify, Müller recibió una grabadora para registrar en audio aquello que iba encontrando primero en las plazas cordobesas y luego en los diferentes puntos del país que visitó. En total, entrevistó a más de 20 referentes de la escena, entre los que se destacan Dano, Klan, Mecha, Kamada, Golden Boyz y Santoz.

“Estoy hace cinco, seis años en la plaza, todos ya tienen naturalizado que yo estoy con el micrófono de vez en cuando. Incluso, cuando gané el programa Sound Up para hacer esto, Mecha, que es uno de los representantes de acá, dijo ‘Che, quiero que le demos un aplauso porque yo sé que todos acá vieron a mi hermanito Müller con el micrófono durante tres años. Quiero decirles que ganó algo con eso’, y le explicó a todo el mundo. Fue un momento de realización”, acota Müller en medio de las risas del pequeño auditorio a oscuras.

“La idea era descentralizar, hacerlo desde Córdoba para allá”, agrega luego en referencia a Buenos Aires y a la costumbre de pensar este tipo de propuestas desde la capital argentina. De hecho, la portada de Plaza tomada es una ilustración inspirada ni más ni menos que en la plaza de la Intendencia, una de las mecas del rap y el freestyle local y regional.

“Hay capítulos que están orientados a esas pequeñas diásporas. Cómo es viajar a diferentes provincias, cómo es mudarte por el rap, cómo es conocer cuando vivís en otro lado. Todas esas historias de movimiento están muy presentes”, acota el narrador y creador de Plaza tomada, que destaca también los diferentes registros que tiene el proyecto.

“Uno se pone a veces muy académico, otras veces habla en lenguaje bien coloquial. Y al final es una mezcla de todo eso, que es lo que soy yo: a veces hablo como una brasa y cuando tengo que dar un examen oral hablo totalmente correcto”, acota Müller a la hora de pensar el público objetivo al que está apuntado este pódcast.

“Hay muchos estímulos para atrapar al rapero que quiere ver qué onda con su mundo pero también para que a un amigo mío de otro lado le den ganas de escucharlo”, resume el rapero y profesor. O mejor dicho, un divulgador nato que ya dejó su huella en la historia de una cultura que no para de multiplicarse.

Para escuchar

Plaza tomada estrenó su primer episodio de un total de 18 que serán publicados cada miércoles. Host y guion: Facundo Müller. Dirección: Paula Manini. Coordinación general: Arlen Buchara. Producción: Lucía Rodríguez. Supervisión de guión y dirección de voz: Guido Lautaro Padin. Diseño de sonido: Nacho Montoya. Mastering: Ruben Ordoñez. Arte: Juan Lacour. Disponible en Spotify.

 Es martes a la noche y en un rincón de Alta Córdoba hay gente reunida en torno a un estreno inminente. Estamos en Casa Astral, sede de la propuesta Música a Ciegas, pero esta vez no vamos a escuchar un disco completamente a oscuras. Lo que va a sonar, en cambio, es un pódcast. O, más bien, “el pódcast del rap argentino”.Luego de las consignas de rigor, las luces se apagan del todo y el viaje sonoro empieza. Durante casi 15 minutos, el narrador nos lleva de la mano a recorrer el universo de las plazas y las competencias de freestyle, el contexto en el que el la rima improvisada se desarrolla como una disciplina social: un punto de encuentro que conecta realidades diversas y salva.También aparecen referencias a Facundo Cabral, Julio Cortázar y Alejandra Pizarnik. El lenguaje en su máxima expresión, en un ida y vuelta permanente entre aquello que aportan los libros y las discusiones teóricas y lo que puede escucharse en un cypher cualquiera de esos que se multiplican a lo largo y a lo ancho del país. “El rap puede puede estar en todos lados. Solo hay que saber mirar”, es uno de los lemas que atraviesan esta aventura sonora.Contar la plaza“Nos metimos en estudios y nos subimos a escenarios. Recorrimos plazas de todo el país. Batallamos. Planificamos e improvisamos. Hablamos de filosofía, de poesía y mística. Anduvimos solos y en pandilla. Rapeamos hasta en la cárcel. Nos sumergimos en los procesos creativos de las y los artistas más reconocidos de la escena, conocimos sus influencias, sus estilos y obsesiones. Conocimos la diferencia entre arte, artesanía y deporte, y la disciplina como esencia de la rima”, apunta la información de prensa de esta producción con base en Córdoba.El responsable principal es el rapero y profesor de Letras Modernas Facundo Müller. Con 25 años y al menos tres dedicados a este proyecto llamado Plaza tomada, este cordobés amante de la cultura hip hop y de la literatura se las arregló para llegar hasta Spotify con un proyecto que fue seleccionado en una convocatoria de la plataforma como parte de su programa Sound Up, ideado para estimular y financiar a “futuros podcasters”. View this post on Instagram A post shared by Plaza Tomada (@plazatomada)Luego de un proceso de mentoría y formación Müller comenzó a trabajar con el equipo de Parque Podcast para darle forma definitiva a algo que venía gestando en su propio trayecto entre plazas y competencias y el ámbito académico de la facultad.“Letras y rap, no pensaba en otra cosa”, resume Facundo antes de darle play al primer episodio de un total de 18 en el que poder de la palabra, la rima y la expresión en contexto colectivo son analizadas por sus propios protagonistas.“Al principio yo iba a la plaza por interés o curiosidad. Me impactaba lo que iba viendo, las charlas que teníamos con los pibes, el crisol de realidades que yo veía. Éramos una mezcla de historias, y ahí empecé a decir ‘che, esto está bueno’. Yo empecé porque quería intentar rapear mejor y después, como estaba estudiando Letras, dije ‘yo quiero decodificar qué significa el rapeo’”, resume sobre los orígenes de este proyecto que tiene aroma a estado del arte. View this post on Instagram A post shared by PARQUE (@parquepodcast)“Fue todo muy orgánico. Todos los invitados del pódcast, por lo menos los primeros, fueron amigos con los que me fui topando. No hubo nadie que yo metí de manera forzada. Estaba viviendo una con una piba que hacía talleres en las cárceles y le dije ‘vení al pódcast’. Me invitaron a una competencia que era sólo para mujeres, y dije ‘bueno, vamos’”, acota Müller, que en el proceso de creación de Plaza tomada llegó a vivir con siete raperos en simultáneo.A partir de su link con Spotify, Müller recibió una grabadora para registrar en audio aquello que iba encontrando primero en las plazas cordobesas y luego en los diferentes puntos del país que visitó. En total, entrevistó a más de 20 referentes de la escena, entre los que se destacan Dano, Klan, Mecha, Kamada, Golden Boyz y Santoz.“Estoy hace cinco, seis años en la plaza, todos ya tienen naturalizado que yo estoy con el micrófono de vez en cuando. Incluso, cuando gané el programa Sound Up para hacer esto, Mecha, que es uno de los representantes de acá, dijo ‘Che, quiero que le demos un aplauso porque yo sé que todos acá vieron a mi hermanito Müller con el micrófono durante tres años. Quiero decirles que ganó algo con eso’, y le explicó a todo el mundo. Fue un momento de realización”, acota Müller en medio de las risas del pequeño auditorio a oscuras.“La idea era descentralizar, hacerlo desde Córdoba para allá”, agrega luego en referencia a Buenos Aires y a la costumbre de pensar este tipo de propuestas desde la capital argentina. De hecho, la portada de Plaza tomada es una ilustración inspirada ni más ni menos que en la plaza de la Intendencia, una de las mecas del rap y el freestyle local y regional. View this post on Instagram A post shared by Plaza Tomada (@plazatomada)“Hay capítulos que están orientados a esas pequeñas diásporas. Cómo es viajar a diferentes provincias, cómo es mudarte por el rap, cómo es conocer cuando vivís en otro lado. Todas esas historias de movimiento están muy presentes”, acota el narrador y creador de Plaza tomada, que destaca también los diferentes registros que tiene el proyecto.“Uno se pone a veces muy académico, otras veces habla en lenguaje bien coloquial. Y al final es una mezcla de todo eso, que es lo que soy yo: a veces hablo como una brasa y cuando tengo que dar un examen oral hablo totalmente correcto”, acota Müller a la hora de pensar el público objetivo al que está apuntado este pódcast.“Hay muchos estímulos para atrapar al rapero que quiere ver qué onda con su mundo pero también para que a un amigo mío de otro lado le den ganas de escucharlo”, resume el rapero y profesor. O mejor dicho, un divulgador nato que ya dejó su huella en la historia de una cultura que no para de multiplicarse.Para escucharPlaza tomada estrenó su primer episodio de un total de 18 que serán publicados cada miércoles. Host y guion: Facundo Müller. Dirección: Paula Manini. Coordinación general: Arlen Buchara. Producción: Lucía Rodríguez. Supervisión de guión y dirección de voz: Guido Lautaro Padin. Diseño de sonido: Nacho Montoya. Mastering: Ruben Ordoñez. Arte: Juan Lacour. Disponible en Spotify. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: