DEPORTESNOTICIAS

El dilema de Ribonetto: cuidar jugadores este sábado o poner lo mejor contra Boca y São Paulo

“Es muy diferente cuando hay que volver a jugar a las 48 horas o menos de un partido, que cuando los jugadores tienen 72 horas o más de recuperación de un partido a otro. Es imposible jugar a las 48 horas. El que ha jugado al fútbol en este nivel lo sabe”.

Palabras más o menos, este es un concepto que el DT de Talleres, Walter Ribonetto, ha venido reiterando casi como un rosario, durante la seguidilla de partidos que al Albiazul le ha tocado afrontar, con muy poco tiempo de diferencia desde el tramo final de la Copa de la Liga pasada, la Copa Libertadores y el presente Torneo Betano de la Liga Profesional.

Aquel partido frente a Independiente Rivadavia del 5 de este mes, que empató 1 a 1 sobre el final del torneo anterior, en el que rotó a casi todo un equipo y que fue el disparador de que la “T” no pudiera pasar a la segunda fase, le generó muchas críticas, pero después “Tino” se mantuvo firme y volvió a repetir las rotaciones, en mayor o menor medida.

Ahora, a su equipo le toca enfrentar dos partidos importantes. Este sábado 25 contra Boca, en la Bombonera, por el torneo doméstico, y el miércoles 24 en Brasil –con viaje incluido-contra São Paulo, cruce en el que se decidirá si termina primero en la Fase de Grupos de la Libertadores y que, de conseguirlo, le asegurará definir de local si logra avanzar en las sucesivas etapas (octavos, cuartos y semifinal), con la excepción de la final que se jugará en escenario neutral.

¿Qué hará el entrenador ahora, ante estos dos compromisos y teniendo en cuenta que la seguidilla de juegos no se cortará?. El 2 de junio visitará a Central Córdoba, Santiago, y cuatro días después, enfrentará a Colón, por los 16avos de la Copa Argentina, en estadio a confirmar.

Talleres jugará este sábado a cinco días de su último compromiso, contra Atlético Tucumán. Un tiempo más que suficiente para recuperar soldados. Y pasarán cuatro días antes del choque contra Sao Paulo (en rigor tres, si se tiene en cuenta que el martes deberá estar viajando a Brasil.

¿Pondrá lo mejor contra Boca y también frente a los brasileños? ¿Preservará algunos jugadores el sábado para tenerlos al ciento por ciento para el miércoles? Es lo que “Tino” terminará de definir este viernes, cuando tras la práctica matinal en el CARD, decida la lista de citados y los jugadores que viajarán a la siesta a Buenos Aires, para esperar el partido de mañana contra el Xeneize.

¿Qué pesara más en el entrenador? ¿Ganarle a Boca en la Bombonera y sostenerse en la punta del torneo, o privilegiar la posibilidad concreta de terminar primero en la Libertadores y definir como local en las etapas sucesivas, algo que conseguirá con sólo empatar en Brasil?

¿Sin Bou ni Catalán?

De esa decisión, que no es menor, dependerá la presencia como titulares contra Boca de dos jugadores claves del equipo: Ramón Sosa y Rubén Botta. No es lo mismo jugar con ellos que sin ellos, si bien en su plantel tiene jugadores en condiciones y preparados para reemplazarlos.

Salvo que uno de los dos esté “tocado”, Ribonetto no tendría ese argumento inicial del debido descanso entre partidos para incluirlos. Y en el caso del paraguayo, con más motivo, ante la inminente posibilidad de su venta al exterior y en un partido que se verá en el mundo por las señales televisivas. Una gran oportunidad para, si aún no está vendido, mostrarlo para que todos vean sus condiciones.

Sosa fue titular contra Atlético Tucumán y, por lo menos de lo que ha trascendido, terminó bien ese partido. Y el talentoso volante ofensivo sanjuanino también, si bien fue reemplazado al promediar el ST por Ramiro Ruiz Rodríguez y se sabe que aún sin tener molestias, se lo cuida como a un cristal y no termina jugando los partidos completos. Es decir que, en principio, deberían ir desde el arranque contra Boca.

Y si los dos están, lo más probable sería que salvo por una lesión, el DT sostenga la base del equipo que le ganó al Decano, que viene con descanso y sin lesionados. Y que formó con Herrera; Benavídez, Juan Carlos Portillo, Suárez y Navarro; Ortegoza, Marcos Portillo y Botta; Bou, Girotti y Sosa.

No obstante, como Gustavo Bou se fue reemplazado por Bruno Barticcioto en el primer tiempo por una molestia abdominal, no habría que descartar el ingreso del atacante chileno desde el inicio, y más que ahora está derecho porque volvió al gol en ese partido y sin lesionarse.

Lo más probable es que Bou no viaje, al igual que Matías Catalán, quien continúa recuperándose de la lesión que le impidió jugar contra el Decano.

​La Voz

​“Es muy diferente cuando hay que volver a jugar a las 48 horas o menos de un partido, que cuando los jugadores tienen 72 horas o más de recuperación de un partido a otro. Es imposible jugar a las 48 horas. El que ha jugado al fútbol en este nivel lo sabe”.Palabras más o menos, este es un concepto que el DT de Talleres, Walter Ribonetto, ha venido reiterando casi como un rosario, durante la seguidilla de partidos que al Albiazul le ha tocado afrontar, con muy poco tiempo de diferencia desde el tramo final de la Copa de la Liga pasada, la Copa Libertadores y el presente Torneo Betano de la Liga Profesional.Aquel partido frente a Independiente Rivadavia del 5 de este mes, que empató 1 a 1 sobre el final del torneo anterior, en el que rotó a casi todo un equipo y que fue el disparador de que la “T” no pudiera pasar a la segunda fase, le generó muchas críticas, pero después “Tino” se mantuvo firme y volvió a repetir las rotaciones, en mayor o menor medida.Ahora, a su equipo le toca enfrentar dos partidos importantes. Este sábado 25 contra Boca, en la Bombonera, por el torneo doméstico, y el miércoles 24 en Brasil –con viaje incluido-contra São Paulo, cruce en el que se decidirá si termina primero en la Fase de Grupos de la Libertadores y que, de conseguirlo, le asegurará definir de local si logra avanzar en las sucesivas etapas (octavos, cuartos y semifinal), con la excepción de la final que se jugará en escenario neutral.¿Qué hará el entrenador ahora, ante estos dos compromisos y teniendo en cuenta que la seguidilla de juegos no se cortará?. El 2 de junio visitará a Central Córdoba, Santiago, y cuatro días después, enfrentará a Colón, por los 16avos de la Copa Argentina, en estadio a confirmar.Talleres jugará este sábado a cinco días de su último compromiso, contra Atlético Tucumán. Un tiempo más que suficiente para recuperar soldados. Y pasarán cuatro días antes del choque contra Sao Paulo (en rigor tres, si se tiene en cuenta que el martes deberá estar viajando a Brasil.¿Pondrá lo mejor contra Boca y también frente a los brasileños? ¿Preservará algunos jugadores el sábado para tenerlos al ciento por ciento para el miércoles? Es lo que “Tino” terminará de definir este viernes, cuando tras la práctica matinal en el CARD, decida la lista de citados y los jugadores que viajarán a la siesta a Buenos Aires, para esperar el partido de mañana contra el Xeneize.¿Qué pesara más en el entrenador? ¿Ganarle a Boca en la Bombonera y sostenerse en la punta del torneo, o privilegiar la posibilidad concreta de terminar primero en la Libertadores y definir como local en las etapas sucesivas, algo que conseguirá con sólo empatar en Brasil?¿Sin Bou ni Catalán?De esa decisión, que no es menor, dependerá la presencia como titulares contra Boca de dos jugadores claves del equipo: Ramón Sosa y Rubén Botta. No es lo mismo jugar con ellos que sin ellos, si bien en su plantel tiene jugadores en condiciones y preparados para reemplazarlos.Salvo que uno de los dos esté “tocado”, Ribonetto no tendría ese argumento inicial del debido descanso entre partidos para incluirlos. Y en el caso del paraguayo, con más motivo, ante la inminente posibilidad de su venta al exterior y en un partido que se verá en el mundo por las señales televisivas. Una gran oportunidad para, si aún no está vendido, mostrarlo para que todos vean sus condiciones.Sosa fue titular contra Atlético Tucumán y, por lo menos de lo que ha trascendido, terminó bien ese partido. Y el talentoso volante ofensivo sanjuanino también, si bien fue reemplazado al promediar el ST por Ramiro Ruiz Rodríguez y se sabe que aún sin tener molestias, se lo cuida como a un cristal y no termina jugando los partidos completos. Es decir que, en principio, deberían ir desde el arranque contra Boca.Y si los dos están, lo más probable sería que salvo por una lesión, el DT sostenga la base del equipo que le ganó al Decano, que viene con descanso y sin lesionados. Y que formó con Herrera; Benavídez, Juan Carlos Portillo, Suárez y Navarro; Ortegoza, Marcos Portillo y Botta; Bou, Girotti y Sosa.No obstante, como Gustavo Bou se fue reemplazado por Bruno Barticcioto en el primer tiempo por una molestia abdominal, no habría que descartar el ingreso del atacante chileno desde el inicio, y más que ahora está derecho porque volvió al gol en ese partido y sin lesionarse.Lo más probable es que Bou no viaje, al igual que Matías Catalán, quien continúa recuperándose de la lesión que le impidió jugar contra el Decano. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: