NACIONALESNOTICIAS

El Gobierno se despega del conflicto en Misiones: “Tiene que buscarle una solución la provincia”

El conflicto salarial que en Misiones nuclea a trabajadores de la Policía, la educación y la salud es para el gobierno nacional un tema que debe solucionar el gobierno de esa provincia. Así lo afirmó este viernes por la mañana el ministro del Interior, Guillermo Francos, encargado de la relación con los territorios locales, pese a que admitió que se comunicó en una serie de oportunidades con el mandatario Hugo Passalacqua, uno de los apuntados por quienes protestan.

“Yo conversé con el gobernador, por supuesto, en estos días dos o tres veces. Nos pusimos a disposición. Es un tema al que claramente tiene que buscarle una solución la provincia, el Gobierno no puede meterse a tratar de solucionar los problemas porque ellos tienen sus metodologías, sus formas”, sentenció el funcionario de Javier Milei, que así se despegó de un intento de llegar a un acuerdo con los empleados públicos que no cesan en su reclamo de días.

No obstante, Francos aseguró que Passalacqua “cuenta con el apoyo” de la Casa Rosada, ya que existe un diálogo fluido con su administración, aunque no ahondó en posibles líneas para buscar un acercamiento de las partes. “En función de que hay un reclamo policial y que un sector de la Policía paró, la ministra [Patricia] Bullrich inmediatamente se puso a disposición con las fuerzas federales para garantizar la seguridad en algún lugar donde no esté la Policía presente, pero no ha hecho falta”, se limitó a decir en Radio Rivadavia.

Y pese a que el acampe es cada vez más masivo, a que se involucran otros sectores -como el yerbatero- y a que el jueves hubo una fuerte tensión afuera de la Legislatura provincial cuando los diputados quisieron sesionar con una agenda totalmente distante a los pedidos de los manifestantes, Francos comentó: “La situación está con algún nivel de protesta, pero controlada”.

Minimizó la posible salida de Posse

Por otra parte, el ministro del Interior minimizó la posible salida del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, que anoche también había sido relativizada por el propio Milei cuando aseguró que todo su séquito estará bajo auditoría cuando se defina qué pasará con la Ley Bases. “Son versiones periodísticas, no hay que detenerse en esos temas. El Presidente fue muy claro, dijo que hay una etapa de gobierno, esta primera etapa que termina con la aprobación de la Ley Bases, y empieza otra. Hay que ver los objetivos de esa nueva etapa y quién puede llevarlos adelante. Él no mencionó al jefe de Gabinete ni a nadie, está hablando en general. Puede ser que el ministro del Interior también haya cumplido una etapa en la sanción de esta ley y tal vez el Presidente está pensando en alguna otra personalidad para el cargo, como dijo él, es lógico, es el Presidente el que resuelve estos temas y analiza los mejores perfiles para cada momento”, comentó Francos.

Dijo también que le resta “toda importancia” a las versiones y que él, al menos, seguirá en su cargo hasta que Milei lo defina. “El Presidente puede cambiar los ministros en el momento que le parezca, y los ministros pueden decir: ‘Hasta acá cumplí una función y en el momento futuro no soy una persona indicada’. No veo ningún motivo para que se esté hablando de esto”, insistió el funcionario, quien aseguró que incluso ayer estuvo en un encuentro que coordinó Posse.

“No veo por qué haya que generar este ruido y comentarios internos. Tuvimos ayer una reunión perfectamente normal. Hace tres meses atrás, o cuatro, de mí decían lo mismo, todos los días me iban. Me decían que me mandan a la embajada de Inglaterra y les decía: ‘Muchachos, paren porque me hacen armar y desarmar las valijas todas las semanas’. No hay que darles relevancia a esas versiones, el Presidente tiene le manejo de su equipo y resuelve en el momento que le parece; no le presto ninguna atención”, enfatizó.

Qué pasa con la Ley Bases

Mientras, dijo que su cartera trabaja en depurar el nuevo borrador de la Ley Bases, con las modificaciones que el Gobierno aceptó de las que le hicieron los senadores que colaboran con la Casa Rosada. “Seguramente el miércoles se junte el plenario para tratar de aprobar el dictamen. No depende de uno, nosotros somos un bloque de siete senadores, tenemos que contar con el apoyo de bloques aliados. El tema es si se juntan las mayorías. Yo creo que las vamos a juntar, pero todo depende”, deslizó, cuando el oficialismo todavía no consigue el número.

Y, al igual que Milei, le adjudicó la escalada del dólar blue de los últimos días a la incertidumbre que cae sobre este proyecto. “Cuando uno demora en sancionar una ley tan importante, en una situación tan difícil de los mercados argentinos e internacionales también, estos efectos, discusiones, demoras, reflejan la caída de los bonos, de las acciones argentinas. Sube el Riesgo País, la gente pasa del peso al dólar; las cosas que hemos vivido permanentemente”, enumeró, aunque marcó: “Estamos convencidos de que es transitorio, que el resultado de los movimientos financieros se acomoda cuando se resuelven las variables macro”.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: