NACIONALESNOTICIAS

Huracán ganó por la ley del penal (y el VAR) a los 57 minutos del segundo tiempo: 1-0 a Instituto

Huracán consiguió un triunfo de esos que se festejan doble. No sólo porque lo logró a los 12 minutos del tiempo adicionado, sino que fueron tantos los contratiempos que debió atravesar durante el partido con Instituto que el desahogo fue grande. El estadio Tomás Adolfo Ducó explotó de felicidad, ya que encontró el triunfo por 1-0 con un gol convertido de penal por Ignacio Pussetto cuando menos lo esperaba. Antes había convertido un gol el propio Pussetto, pero había sido anulado a instancias del VAR. Paradójicamente, el sistema de revisión por monitoreo fue el canal por el que así como antes le quitaron la posibilidad del festejo, se la dieron sobre el epílogo.

Los problemas habían empezado para el Globo sobre el fina de la primera etapa. A los 43 minutos del primer tiempo se fue expulsado William Alarcón, por doble amonestación. Lo curioso fue que la segunda tarjeta que recibió el volante chileno podría haber sido roja directa, pero la primera por la que fue amonestado en realidad no llegó a cometer infracción, pero Penel le mostró la amarilla porque entendió que el Globo estaba cortando el juego con faltas reiteradas. Y le tocó a Alarcón asumir el costo de esa seguidilla de infracciones.

El primer gol anulado a Pussetto

En Parque Patricios el entrenador Frank Kudelka no se preocupó tanto por el hombre de menos, ya que mantuvo la idea ofensiva para el segundo tiempo. Recién a diez minutos del final el DT metió la primera modificación, el ingreso de Federico Fattori (volante de marca) por Cabral. De todas formas, el Globo nunca se resignó a llevarse los tres puntos.

Pero el VAR, antes de los festejos del final, tuvo trabajo previo. En la segunda etapa, tras un centro de Fértoli desde la izquierda con zurda, saltó Mazzantti para cabecear en el punto penal pero no llegó a impactar la pelota; Pussetto, entrando por el segundo palo, marcó el gol de zurda. Sin embargo, Fernando Rapallini llamó a Penel. En este caso, por más que es una jugada de offside, el juez de VAR llamó al principal porque es él quien debe definir la “apreciación” sobre si el movimiento de Mazzantti, pese a que no toca la pelota, interfiere en los movimientos posteriores de los defensores de Instituto que iban a defender ese centro. Penel (correctamente) entendió que sí y por eso cobró la posición adelantada.

Lo curioso fue lo que sucedió en el banco de Instituto. Diego Dabove intuyó que el defensor central Víctor Cabrera estaba al filo de la expulsión. ¿Por qué? En la jugada en donde vio la tarjeta amarilla, a los 35 minutos de la segunda etapa, pegó dos patadas en la misma jugada (ante Mazzantti y Pussetto), por lo que si el juez hubiera aplicado el reglamento a lo Castrilli, podría haberlo expulsado ahí mismo por doble amarilla, pero Penel solo lo amonestó.

Lo mejor del partido

Cuando Dabove observó esto, automáticamente reemplazó a Cabrera: ingresó Miguel Brizuela. El “nuevo” defensor central terminó siendo protagonista de la derrota final. Primero le cometió la falta a Mazzantti afuera del área, desde donde llegó el tiro libre lateral desde la izquierda de Ibáñez que es cabeceado primero por Fabio Pereyra (defensor central que había recién reemplazado a Fértoli), luego por Mazzantti y cuando iba a impactar la pelota Pussetto, lo tiran desde la camiseta para atrás: penal. ¿Quién lo hizo? Brizuela. El juez Penel no lo advirtió en primera instancia, pero Fernando Rapallini (a cargo del VAR) lo llamó nuevamente y le hizo observar la acción. Le alcanzaron un par de repeticiones para ver que era penal. Eso sancionó y Pussetto lo cambió por gol ¡a los 57 minutos! con un remate con cara interna que se metió en el palo derecho de Roffo. El arquero de Instituto había elegido bien el lado de la ejecución, pero no la pudo desviar.

No se fue expulsado Brizuela, vio la amarilla, pero quien sí observó la tarjeta roja en el conjunto cordobés fue Ignacio Russo, por excesos en las protestas con Penel.

Simplemente Nacho ❤️ pic.twitter.com/jAwpWEVRjw

— CA Huracán (@CAHuracan) May 26, 2024

“En la semana estudiamos el partido, pero no se nos dio jugar como queríamos. En el segundo tiempo cambiamos la actitud, jugamos mejor con diez jugadores. Hubo varias polémicas, a veces nosotros estamos con las pulsaciones a mil y jugadas finas que se deciden por milímetros… Se lo dije al árbitro Penel. Se dio a nuestro favor la última y me agarra… No me deja llegar. Sabía que iba a ser penal, por eso ya tenía la pelota y esperaba que sea gol. Lo practico, así que buenísimo que entró”, dijo Ignacio Pussetto tras el encuentro en declaraciones a ESPN. Y sobre Huracán puntero, agregó: “Es una alegría, lo tenemos que disfrutar, pero debemos seguir creciendo”.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: