NACIONALESNOTICIAS

Qué fue de la vida de Abigail Breslin, la niña con rostro angelical que conquistó a todos en Pequeña Miss Sunshine

Abigail Breslin tenía solo 10 años cuando se estrenó Pequeña Miss Sunshine (Little Miss Sunshine), una de esas películas a las que hay que darle play como mínimo una vez en la vida. Lo cierto es que la joven actriz conmovió al mundo con su interpretación de Olive Hoover, una pequeña niña de una familia disfuncional que soñaba con competir en un concurso de belleza. Sus valores, su inocencia y su determinación la convirtieron en uno de esos personajes inolvidables.

Sin embargo, esa pequeña actriz que entró a la lista de las personas más jóvenes en ser nominadas a los Premios Oscar, ya no es una niña. Hoy tiene 28 años, está casada y cuenta con un currículum profesional con poco espacio en blanco.

Nacida en Nueva York, Abigail Kathleen Breslin debutó en la pantalla grande en 2002 con Señales (Signs), junto a Mel Gibson y Joaquin Phoenix. Con solo seis años, su talento y naturalidad para pararse frente a las cámaras ya se hacían notar, al punto tal que dos años después tuvo una participación en El diario de la princesa 2, donde interpretó a Carolina, la pequeña huérfana que desfiló junto a la princesa Mía (Anne Hathaway) en una de las escenas más recordadas del film. Pero, el gran salto al estrellato llegaría en 2006 con el estreno de Pequeña Miss Sunshine.

Probablemente, más de uno haya visto al menos una vez la cinta dirigida por Jonathan Dayton y Valerie Faris. Quizás la engancharon un domingo en la tele, vieron algún fragmento en redes sociales o les enviaron algún meme por un grupo de WhatsApp. Y es que la película, que tuvo un elenco conformado por Breslin, Greg Kinnear, Toni Collette, Steve Carell, Paul Dano y Alan Arkin, no solo fue exitosa en la taquilla, sino también en la temporada de premios.

Pequeña Miss Sunshine obtuvo cuatro nominaciones a los Premios Oscar, incluida Mejor Película y Mejor actriz de reparto, lo que convirtió a Breslin en una de las actrices más jóvenes en ser elegida para dicho galardón. La noche del 25 de febrero de 2007 se alzaron con dos estatuillas: Mejor guion original y mejor actor de reparto para Arkin.

Pero, si bien fue famosa por ser Olive Hoover, lo cierto es que a Abigail le costó despegarse de ese personaje y de la forma en la que el mundo la veía. “A veces la gente olvida que tengo 25 años y ya no nueve”, dijo en 2021 en una entrevista con iNews, del Reino Unido. Si bien reconoció que ese papel le “abrió puertas” y le dio “oportunidades”, también terminó “encasillándola”. Además, dijo que por su altura siempre le daban para interpretar roles más jóvenes.

Aunque admitió que nunca le faltaría el respeto a Pequeña Miss Sunshine porque creía que “la gente se sintió muy apegada emocionalmente a ese papel y a esa película” y porque entendía que muchos aún veían a Olive en ella, enfatizó en que, ya como una adulta, quería probar nuevas cosas como actriz, con personajes más maduros y más acordes a su edad.

La vida después de Pequeña Miss Sunshine

La neoyorkina tuvo una carrera en ascenso después de interpretar a Olive Hoover. En 2007 estrenó Sin reservas con Catherine Zeta-Jones y Aaron Eckhart y en 2009 fue Anna Fitzgerald en la conmovedora película La decisión más difícil (My Sister’s Keeper) donde actuó junto a Cameron Díaz y Alec Baldwin. En 2013 fue la hija de Julia Roberts en Agosto (August: Osage County), una cinta que contó con un elenco colado de estrellas: Meryl Streep, Ewan McGregor, Chris Cooper y Benedict Cumberbatch.

Pero, así como tuvo una importante experiencia en cine y hasta debutó en Broadway como Helen Keller en la obra El milagro de Ana Sullivan, también pasó por la pantalla chica. En 2006 apareció en el tercer episodio de la tercera temporada de Grey’s Anatomy y en 2015, ya con 19 años, se sumó al elenco protagónico de Scream Queens. En la serie creada por Ryan Murphy, Brad Falchuk e Ian Brennan, interpretó a Libby Putney y trabajó con Emma Roberts, Lea Michele, Glen Powell y Jamie Lee Curtis. Probablemente, esta producción no podría definirse como el mejor trabajo de Murphy -no es Glee ni American Horror Story- pero tiene dos temporadas y está disponible en Star+.

En estos últimos años, Breslin estuvo en Agus sin gas (Stillwater) – película protagonizada por Matt Damon – y Cañón del muerto (Canyon del muerto) de 2022. Su último protagónico fue en La víctima de Miranda (Miranda’s Victim) una producción basada en hechos reales donde interpretó a Trish Weir, una mujer que fue abusada sexualmente en 1963 y cuyo juicio a su agresor generó un cambio en el sistema de justicia de los Estados Unidos. La película tuvo una recepción positiva del público del 90% y 81% de parte de la crítica, según Rotten Tomatoes.

Abigail Breslin fuera del set

Si bien hoy la exposición de Abigail no es la misma que a mediados de los 2000, en los últimos años, la también cantante se pronunció públicamente sobre varios aspectos de su vida personal. En 2017 contó a través de sus redes sociales que fue abusada sexualmente por una expareja. “Consentimiento: no estás obligado a tener sexo con alguien con quien estás en una relación. Una cita no es un consentimiento. El matrimonio no es consentimiento”, expresó en aquel entonces. En 2022, volvió a hablar abiertamente sobre el tema y detalló las situaciones a las que era sometida para poder ayudar a otras mujeres que pudieran estar pasando por lo mismo.

En febrero de 2021, en plena pandemia, la actriz sufrió la pérdida más dura: su padre, Michael Breslin murió a raíz de complicaciones por el Covid-19. “Te extraño. No puedo esperar a verte de nuevo. Nunca, nunca, nunca, nunca te voy a olvidar”, escribió en una publicación de Instagram para despedirlo.

Pero, la vida le dio a Abigail una segunda oportunidad para el amor y la felicidad. El 28 de enero cumplió su primer aniversario de casada con el empresario ruso Ira Kunyansky.

En cuanto a su próximo desafío en la pantalla grande, este 2024 está previsto el estreno de Clasificados (Classified), una película que ya viene con algunos escándalos. En noviembre, Breslin denunció a su compañero de reparto, Aaron Eckhart ante el Sindicato de Actores de Hollywood, por haber sido “agresivo, degradante y poco profesional” en el set de grabación. Sin embargo, las productoras del film, Dream Team Studios y WM Holdings, la demandaron ante el Tribunal Superior del condado de Los Ángeles por “acusaciones salvajes, histéricas e imaginarias contra Eckhart”, y por las pérdidas económicas.

Pasaron 18 años desde que Abigail Breslin deslumbró al mundo con su talento y cara angelical en Pequeña Miss Sunshine, película a la que se le puede dar play en Star+. Hoy, a los 28, la actriz mantiene una relación fluida con los fans que acumuló en más de dos décadas de carrera. Tiene poco más de medio millón de seguidores en Instagram, red social en la que sube fotos con su marido, de su vida personal y de sus trabajos. Además, es el espacio donde rememora aquellas épocas donde era una niña con sueños que se abría paso en la meca de las estrellas: Hollywood.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: