DEPORTESNOTICIAS

Lo positivo y lo negativo de la temporada de Independiente de Oliva, según el entrenador Martín González

En Oliva el básquet se toma una pausa. Independiente, el embajador de una amplia zona que atraviesa la Ruta 9 y uno de los dos cordobeses en participar de la Liga Nacional, finalizó su participación en su segunda temporada y, tras ello, el grupo se “desconectó” hasta nuevo aviso. Sólo queda lugar para los análisis y los balances que, generalmente, están a cargo de sus responsables: dirigentes o cuerpo técnico.

En este caso es el histórico entrenador Martín González el encargado transmitirle a La Voz algunas reflexiones de lo hecho por sus dirigidos, en una campaña en la cual él entiende que se cumplieron dos de los tres objetivos planeados al inicio de la competencia.

Y en ese repaso el DT confirma que mantener la categoría fue el objetivo central, que le sucedió como propósito el haber sido competitivos y que sólo les faltó “dar el salto de calidad que esperábamos”, según él mismo lo define.

En su segunda experiencia en la máxima competencia, y en un sprint final bastante parecido al sucedido en la temporada anterior, donde fue de mayor a menor, Independiente no pudo mantenerse en la franja de los lugares que le hubiera abierto el paso a los playoffs. Una asignatura que deberá seguir esperando.

Sus 11 derrotas consecutivas con las que finalizó la temporada regular dejaron un sabor agridulce porque, a la hora de los guarismos finales, la imposibilidad de bajarse de ese “tobogán” los depositó en 17º lugar. Muy lejos de los animadores de los playoffs y muy cerca de la zona de Permanencia.

Hasta el 2 de abril, noche en la que obtuvo una gran victoria ante Olímpico (tercero), Independiente prometía ir por más y alcanzar el tercer objetivo propuesto no era una quimera porque hasta entonces registraba 12-15 en victorias. Pero, desde entonces, sus actuaciones perdieron peso para terminar engrosando el casillero de derrotas hasta finalizar su participación ante Platense, el pasado martes, totalizando un adverso 12-26 final.

En el tiempo del descanso y mientras se recupera de un estado gripal, el DT González cuenta y reflexiona sobre lo sucedido en la campaña que, para Independiente, ya es historia.

-¿Cuál es el balance de lo hecho por el equipo en la temporada?

-El objetivo principal era mantener la categoría, ser competitivos el objetivo dos y, después, tratar de mejorar lo que se hizo el año pasado el tercero. Creo que cumplimos dos de los tres porque sólo no se nos dio el salto que esperábamos. Tuvimos un mal cierre, pero pese a ello creo que el balance es positivo. No tuvimos un gran presupuesto, pero pudimos ser competitivos y que logramos mantener la categoría si bien no pudimos estar un poquito más arriba, como si lo hicimos en algún momento de la temporada.

-En relación a la temporada pasada, ¿En qué mejoraron y en qué no?

-Creo fuimos un equipo más ofensivo este año, pero en defensa creo que nos costó un poco más. Tuvimos un equipo con más gol, pero terminamos recibiendo más goles. Fue una gran diferencia con respecto a la temporada anterior, pero en mucho también tuvieron que ver las características de los jugadores.

-En líneas generales, ¿el equipo jugó de acuerdo a lo que se proyectó?

– Y, por las características de los jugadores, creo que sí. Logramos tener una identidad un poco diferente a lo que venimos haciendo en años anteriores por característica de jugadores. Pero creo que en líneas generales se hizo un poco lo que se esperaba, teniendo en cuenta que muchos de los jugadores que trajimos venían de la Liga Argentina. No obstante, ello lo hicieron bien.

-¿Cuál fue la real imagen de Independiente en la Liga, la que estuvo cerca de entrar a playoffs o la que sumó 11 derrotas en fila?

-La racha adversa de 11 derrotas que tuvimos sin dudas obedece a un momento nuestro muy bajo, pero también dentro de esos once partidos hubo algunos que los podríamos haber ganado porque nos faltó cerrarlos. En general fuimos competitivos con todos los rivales, excepto en Riachuelo y San Lorenzo de visitantes y en los primeros tiempos que tuvimos de local contra Boca y San Lorenzo. Otra cosa que hay que tener en cuenta es que el bajón las últimas once fechas coincide con que todos los equipos que estaban peleando con nosotros, creo que desde el octavo hasta el vigésimo, excepto Zárate y nosotros que hicimos un solo cambio, el resto cambió entre cuatro y cinco jugadores y extranjeros en su mayoría.

-Les salvó haber tenido un buen “colchón”…

-Si, el haber perdido once partidos seguidos y no haber puesto en duda la continuidad de la categoría quiere decir que en algún momento hicimos las cosas bien.

-Con respecto a la temporada pasada, ¿Qué análisis hacés de esta edición con respecto a la anterior?

-Me parece que Quimsa dominó la liga. Creo que los cuatro equipos de arriba, como supe decirlo antes de empezar el torneo, eran los candidatos. Se armaron para eso y así terminaron. Pero también me gustó mucho lo que hizo San Martín, Platense, que utilizaron muchos chicos jóvenes, con presupuestos un poco más bajo y estuvieron ahí peleando. Lo de San Lorenzo creo que también fue muy bueno y fue más parejo que el año pasado donde San Lorenzo Atenas y Unión o Comunicaciones que se habían cortado mucho en la zona de abajo y este año estuvo más apretado.

-¿Cuáles son los objetivos para la temporada 2024/2025? ¿Ya hay un bosquejo de lo que se pretende? ¿Por dónde pasará el armado?

-Ahora nos estamos tomando unos días y descansando. Esto terminó hace muy poco y ya evaluaremos la continuidad del proyecto. Pero aún no nos hemos sentado a hablar nada.

Panel de asistente cerrado

​La Voz

​En Oliva el básquet se toma una pausa. Independiente, el embajador de una amplia zona que atraviesa la Ruta 9 y uno de los dos cordobeses en participar de la Liga Nacional, finalizó su participación en su segunda temporada y, tras ello, el grupo se “desconectó” hasta nuevo aviso. Sólo queda lugar para los análisis y los balances que, generalmente, están a cargo de sus responsables: dirigentes o cuerpo técnico.En este caso es el histórico entrenador Martín González el encargado transmitirle a La Voz algunas reflexiones de lo hecho por sus dirigidos, en una campaña en la cual él entiende que se cumplieron dos de los tres objetivos planeados al inicio de la competencia.Y en ese repaso el DT confirma que mantener la categoría fue el objetivo central, que le sucedió como propósito el haber sido competitivos y que sólo les faltó “dar el salto de calidad que esperábamos”, según él mismo lo define.En su segunda experiencia en la máxima competencia, y en un sprint final bastante parecido al sucedido en la temporada anterior, donde fue de mayor a menor, Independiente no pudo mantenerse en la franja de los lugares que le hubiera abierto el paso a los playoffs. Una asignatura que deberá seguir esperando.Sus 11 derrotas consecutivas con las que finalizó la temporada regular dejaron un sabor agridulce porque, a la hora de los guarismos finales, la imposibilidad de bajarse de ese “tobogán” los depositó en 17º lugar. Muy lejos de los animadores de los playoffs y muy cerca de la zona de Permanencia.Hasta el 2 de abril, noche en la que obtuvo una gran victoria ante Olímpico (tercero), Independiente prometía ir por más y alcanzar el tercer objetivo propuesto no era una quimera porque hasta entonces registraba 12-15 en victorias. Pero, desde entonces, sus actuaciones perdieron peso para terminar engrosando el casillero de derrotas hasta finalizar su participación ante Platense, el pasado martes, totalizando un adverso 12-26 final.En el tiempo del descanso y mientras se recupera de un estado gripal, el DT González cuenta y reflexiona sobre lo sucedido en la campaña que, para Independiente, ya es historia.-¿Cuál es el balance de lo hecho por el equipo en la temporada?-El objetivo principal era mantener la categoría, ser competitivos el objetivo dos y, después, tratar de mejorar lo que se hizo el año pasado el tercero. Creo que cumplimos dos de los tres porque sólo no se nos dio el salto que esperábamos. Tuvimos un mal cierre, pero pese a ello creo que el balance es positivo. No tuvimos un gran presupuesto, pero pudimos ser competitivos y que logramos mantener la categoría si bien no pudimos estar un poquito más arriba, como si lo hicimos en algún momento de la temporada.-En relación a la temporada pasada, ¿En qué mejoraron y en qué no?-Creo fuimos un equipo más ofensivo este año, pero en defensa creo que nos costó un poco más. Tuvimos un equipo con más gol, pero terminamos recibiendo más goles. Fue una gran diferencia con respecto a la temporada anterior, pero en mucho también tuvieron que ver las características de los jugadores.-En líneas generales, ¿el equipo jugó de acuerdo a lo que se proyectó?- Y, por las características de los jugadores, creo que sí. Logramos tener una identidad un poco diferente a lo que venimos haciendo en años anteriores por característica de jugadores. Pero creo que en líneas generales se hizo un poco lo que se esperaba, teniendo en cuenta que muchos de los jugadores que trajimos venían de la Liga Argentina. No obstante, ello lo hicieron bien.-¿Cuál fue la real imagen de Independiente en la Liga, la que estuvo cerca de entrar a playoffs o la que sumó 11 derrotas en fila?-La racha adversa de 11 derrotas que tuvimos sin dudas obedece a un momento nuestro muy bajo, pero también dentro de esos once partidos hubo algunos que los podríamos haber ganado porque nos faltó cerrarlos. En general fuimos competitivos con todos los rivales, excepto en Riachuelo y San Lorenzo de visitantes y en los primeros tiempos que tuvimos de local contra Boca y San Lorenzo. Otra cosa que hay que tener en cuenta es que el bajón las últimas once fechas coincide con que todos los equipos que estaban peleando con nosotros, creo que desde el octavo hasta el vigésimo, excepto Zárate y nosotros que hicimos un solo cambio, el resto cambió entre cuatro y cinco jugadores y extranjeros en su mayoría.-Les salvó haber tenido un buen “colchón”…-Si, el haber perdido once partidos seguidos y no haber puesto en duda la continuidad de la categoría quiere decir que en algún momento hicimos las cosas bien.-Con respecto a la temporada pasada, ¿Qué análisis hacés de esta edición con respecto a la anterior?-Me parece que Quimsa dominó la liga. Creo que los cuatro equipos de arriba, como supe decirlo antes de empezar el torneo, eran los candidatos. Se armaron para eso y así terminaron. Pero también me gustó mucho lo que hizo San Martín, Platense, que utilizaron muchos chicos jóvenes, con presupuestos un poco más bajo y estuvieron ahí peleando. Lo de San Lorenzo creo que también fue muy bueno y fue más parejo que el año pasado donde San Lorenzo Atenas y Unión o Comunicaciones que se habían cortado mucho en la zona de abajo y este año estuvo más apretado.-¿Cuáles son los objetivos para la temporada 2024/2025? ¿Ya hay un bosquejo de lo que se pretende? ¿Por dónde pasará el armado?-Ahora nos estamos tomando unos días y descansando. Esto terminó hace muy poco y ya evaluaremos la continuidad del proyecto. Pero aún no nos hemos sentado a hablar nada.Panel de asistente cerrado 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: