DEPORTESNOTICIAS

Racing, en un momento de incertidumbre: lo que dejó la derrota ante San Martín de Tucumán

Se podía suponer que la distancia entre San Martín de Tucumán y Racing en la tabla de posiciones justificaba la posible diferencia de jerarquía entre ambos equipos y que podría verse a la cancha. Sin embargo, lejos estuvo eso de suceder. En un partido muy pobre en creatividad, con jugadores que se disputaban “el mérito” de mostrar quien perdía más rápido la pelota y en el que las situaciones de gol se dieron en cuentagotas, los tucumanos pescaron un rebote defensivo racinguista, cuyo preludio había sido una salida fallida iniciada por Facundo Rivero, y liquidaron el resultado.

Apareció de pronto Junior Arias, de muy bajo rendimiento hasta ese momento, para tener la suerte de los goleadores. Y por eso los tres puntos viajaron hacia el norte del país.

Sólo hubo algo de superioridad del ganador cuando la pelota pasó por los botines de Pablo Hernández, que la hizo circular sin llevarla por el fango. San Martín nunca fue superior a Racing; sólo tuvo un poco más de claridad en trasladar el balón y eso quedó reflejado en el poco trabajo de Mattalía en su arco.

Lo de Racing, en este encuentro, fue muy preocupante. Expuso su peor actuación del campeonato. Su medio campo puso sólo voluntad, pero no coordinó ninguna jugada que lo llevara con ambición hacia la valla tucumana. Llamó la atención la posición en el medio campo de Rodrigo Sayavedra, de bajas actuaciones cuando ocupó el lateral izquierdo de la defensa, desordenado en su traslado por el césped y sin colaborar en la gestación de jugadas. En realidad, todo Racing tuvo esa carencia. Flojo Axel Oyola, voluntarioso, pero sin ideas, Leandro Fernández, tampoco pudo verse algún aporte de Matías Pardo. La Academia, en su ambición, sólo parecía tener alguna posibilidad en un envió para Bruno Nasta dentro del área, algo que nunca sucedió.

El público, luego del gol de Arias, manifestó su descontento. Racing muestra falta de confianza en sus integrantes y cierta desorientación colectiva. Sólo parece apoyarse en las casi siempre buenas actuaciones de Javier Mattalía, Wilfredo Olivera y Rivero, y en algún acierto de Nasta en la red del adversario. Muy poco para un equipo que inició el torneo con otras ambiciones, pero que parece hundirse de a poco en la incertidumbre y la falta de eficacia.

Los resultados de la Primera Nacional

Las posiciones de la Primera Nacional

​La Voz

​Se podía suponer que la distancia entre San Martín de Tucumán y Racing en la tabla de posiciones justificaba la posible diferencia de jerarquía entre ambos equipos y que podría verse a la cancha. Sin embargo, lejos estuvo eso de suceder. En un partido muy pobre en creatividad, con jugadores que se disputaban “el mérito” de mostrar quien perdía más rápido la pelota y en el que las situaciones de gol se dieron en cuentagotas, los tucumanos pescaron un rebote defensivo racinguista, cuyo preludio había sido una salida fallida iniciada por Facundo Rivero, y liquidaron el resultado. Apareció de pronto Junior Arias, de muy bajo rendimiento hasta ese momento, para tener la suerte de los goleadores. Y por eso los tres puntos viajaron hacia el norte del país.Sólo hubo algo de superioridad del ganador cuando la pelota pasó por los botines de Pablo Hernández, que la hizo circular sin llevarla por el fango. San Martín nunca fue superior a Racing; sólo tuvo un poco más de claridad en trasladar el balón y eso quedó reflejado en el poco trabajo de Mattalía en su arco.Lo de Racing, en este encuentro, fue muy preocupante. Expuso su peor actuación del campeonato. Su medio campo puso sólo voluntad, pero no coordinó ninguna jugada que lo llevara con ambición hacia la valla tucumana. Llamó la atención la posición en el medio campo de Rodrigo Sayavedra, de bajas actuaciones cuando ocupó el lateral izquierdo de la defensa, desordenado en su traslado por el césped y sin colaborar en la gestación de jugadas. En realidad, todo Racing tuvo esa carencia. Flojo Axel Oyola, voluntarioso, pero sin ideas, Leandro Fernández, tampoco pudo verse algún aporte de Matías Pardo. La Academia, en su ambición, sólo parecía tener alguna posibilidad en un envió para Bruno Nasta dentro del área, algo que nunca sucedió.El público, luego del gol de Arias, manifestó su descontento. Racing muestra falta de confianza en sus integrantes y cierta desorientación colectiva. Sólo parece apoyarse en las casi siempre buenas actuaciones de Javier Mattalía, Wilfredo Olivera y Rivero, y en algún acierto de Nasta en la red del adversario. Muy poco para un equipo que inició el torneo con otras ambiciones, pero que parece hundirse de a poco en la incertidumbre y la falta de eficacia.Los resultados de la Primera NacionalLas posiciones de la Primera Nacional 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: