INTERNACIONALESNOTICIAS

Olas de calor: el preocupante dato de los expertos sobre las altas temperaturas en el mundo

El Centro del Clima de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR), en colaboración con Climate Central realizaron un estudio vinculado con la problemática ambiental y los resultados arrojaron muestras alarmantes: actualmente, ningún lugar del planeta está exento de sufrir una ola de calor.

En el análisis se expone que debido al cambio climático, producto de la acción humana, un habitante promedio del mundo ha experimentado 26 días más de calor extremos durante el último año.

Se planea una movilización internacional para el 2 de junio, Día de Acción sobre el Calor Global, convocada por la FICR donde buscan crear conciencia sobre los peligros del calentamiento global y las olas de calor. Si las personas no toman conciencia de los riesgos, será muy difícil tomar medidas adecuadas.

Olas de calor en el mundo: No somos una persona promedio

La experta Friederike Otto habló con periodistas de la FICR en Ginebra y dijo: “No somos una persona promedio, vivimos en un lugar y país específico. Por ejemplo, en Ecuador, no hubo 26 días más de calor intenso, sino 170 días más”.

Agregó al caso ecuatoriano que sin cambio climático el calor extremo solo habría durado 10 días y no 6 meses

. Otto comentó en la misma nota que las actuales olas de calor no solo son más numerosas, sino también más largas.

Sin embargo, Ecuador no es el único país en sufrir los efectos del calentamiento del planeta. En India y Pakistán la actual ola de calor ha provocado temperaturas de hasta 50 grados. Otros países asiáticos, como Bangladesh, Birmania, Nepal, Malasia o Filipinas han tenido días de temperaturas extremas, agravadas por la humedad propia de la zona, que sobrepasaron los 40 grados.

“Se sabe que el calor extremo ha matado a decenas de miles de personas en el último año, pero el número real seguramente está en los cientos de miles o incluso millones porque se trata de un fenómeno que mata lentamente y de una forma menos obvia”, señala el informe.

Así como expresó Otto: “no somos una persona promedio”. Por ello, el calor atenta de distinta manera a las personas según su región y según su singularidad. Las olas de calor son más riesgosas para los adultos mayores, los bebés, niños pequeños y las personas con enfermedades crónicas. Quienes cumplen tareas en espacios abiertos, como actividades agrícolas o los refugiados que viven en campamentos, también son vulnerables a las altas temperaturas, aunque gocen de buena salud.

“Es fundamental cesar de quemar combustibles fósiles para que la situación no empeore, pero también debemos adaptarnos a estos días adicionales de olas de calor”, valoró Otto.

Olas de calor en Argentina

El último año ha sido revelador en cuanto a los impactos del cambio climático en Argentina. Olas de calor intensas, sequías prolongadas e inundaciones repentinas, han puesto en jaque a diversos sectores del país y evidenciado la urgencia de tomar medidas contundentes.

Argentina vivió a principios del 2023 una de las olas de calor más tempranas y extensas de su historia, con temperaturas que superaron los 40°C en gran parte del país. Este fenómeno, 60 veces más probable debido al cambio climático, provocó desde muertes por hipertermia hasta el desabastecimiento de agua y la afectación de la producción agropecuaria, generando importantes pérdidas económicas y poniendo en riesgo la seguridad alimentaria.

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, invertir en energías renovables e implementar políticas de adaptación al clima son acciones cruciales para mitigar los impactos y construir un futuro más sostenible para las próximas generaciones.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: