ESPECTACULOSNOTICIAS

Sergio Lapegüe se conmovió en Cuestión de Peso al contar la dura historia de su familia

Sergio Lapegüe estuvo en Cuestión de Peso y allí contó la dura historia de su familia con los trastornos del comportamiento alimenticio. El conductor detalló cómo la bulimia afectó profundamente a su hermana, y por ende, a sus seres queridos, durante cuatro largos años de internación.

“Vos tenés un nivel de control, la verdad que es envidiable. Quería saber si tuviste antecedentes de obesidad en la familia o vos tenés tendencia a subir de peso”, le consultó Adrián Cormillot y Lapegüe respondió: “Tuve, sí, mi hermana sufrió de bulimia. Y eso lo hemos padecido. Estuvo cuatro años internada, fue algo fuerte para todos nosotros. Pero bueno, en ese momento los dos éramos muy estrictos con el peso. Y, a veces, ella tenía como ataques”.

Mario Massaccesi, el conductor, profundizó en la experiencia familiar y preguntó cómo acompañaron a su hermana en esta situación tan delicada. “Fue muy fuerte para todos, nunca lo conté, pero fue fuerte para nosotros porque mi hermana había tenido problemas muy delicados de salud. Y yo recuerdo, tenía casi 20 años, a mis viejos que iban y se internaban con ella de alguna manera porque era internación de día, entraba a las 8 de la mañana y se iba a las 6 de la tarde”, compartió Sergio.

Una de las imágenes más impactantes que Lapegüe recordó fue la cadena en la heladera, una medida extrema recomendada por los médicos de hace 30 años. “Entonces, ella agarraba un kilo de dulce de leche y lo comía todo, y después lo vomitaba”, rememoró, y por eso, según contó, tomaron esa medida en un intento desesperado de controlar la compulsión de su hermana.

Sergio cerró su relato con un esperanza porque destacó que hoy su hermana se encuentra en buen estado de salud y lleva una vida normal.

“El dolor de mis padres fue mucho más fuerte que todo. Además del sufrimiento de ella, ¿no? Ella está bien, está bárbara. Es una persona sana, por suerte. Hace deporte como yo. Corremos juntos, nos gusta. Y, la verdad que lo que más me dolió fueron mi papá y mi mamá, que tenían que ir a acompañarla. Yo hacia mi vida, iba a la facultad en ese momento”, expresó, subrayando la importancia de la presencia de los padres en la mejoría de su hermana.

 Sergio Lapegüe estuvo en Cuestión de Peso y allí contó la dura historia de su familia con los trastornos del comportamiento alimenticio. El conductor detalló cómo la bulimia afectó profundamente a su hermana, y por ende, a sus seres queridos, durante cuatro largos años de internación.“Vos tenés un nivel de control, la verdad que es envidiable. Quería saber si tuviste antecedentes de obesidad en la familia o vos tenés tendencia a subir de peso”, le consultó Adrián Cormillot y Lapegüe respondió: “Tuve, sí, mi hermana sufrió de bulimia. Y eso lo hemos padecido. Estuvo cuatro años internada, fue algo fuerte para todos nosotros. Pero bueno, en ese momento los dos éramos muy estrictos con el peso. Y, a veces, ella tenía como ataques”.Mario Massaccesi, el conductor, profundizó en la experiencia familiar y preguntó cómo acompañaron a su hermana en esta situación tan delicada. “Fue muy fuerte para todos, nunca lo conté, pero fue fuerte para nosotros porque mi hermana había tenido problemas muy delicados de salud. Y yo recuerdo, tenía casi 20 años, a mis viejos que iban y se internaban con ella de alguna manera porque era internación de día, entraba a las 8 de la mañana y se iba a las 6 de la tarde”, compartió Sergio.Una de las imágenes más impactantes que Lapegüe recordó fue la cadena en la heladera, una medida extrema recomendada por los médicos de hace 30 años. “Entonces, ella agarraba un kilo de dulce de leche y lo comía todo, y después lo vomitaba”, rememoró, y por eso, según contó, tomaron esa medida en un intento desesperado de controlar la compulsión de su hermana. Sergio cerró su relato con un esperanza porque destacó que hoy su hermana se encuentra en buen estado de salud y lleva una vida normal. “El dolor de mis padres fue mucho más fuerte que todo. Además del sufrimiento de ella, ¿no? Ella está bien, está bárbara. Es una persona sana, por suerte. Hace deporte como yo. Corremos juntos, nos gusta. Y, la verdad que lo que más me dolió fueron mi papá y mi mamá, que tenían que ir a acompañarla. Yo hacia mi vida, iba a la facultad en ese momento”, expresó, subrayando la importancia de la presencia de los padres en la mejoría de su hermana. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: