DEPORTESNOTICIAS

Talleres no pudo con São Paulo en Brasil: las razones de un 0-2 que lo dejó segundo

No fue el Talleres habitual el que se presentó anoche en el estadio Morumbis para dirimir contra São Paulo el primer puesto del Grupo B de la Copa Libertadores de América.

Ni en el resultado, ni en el juego ni en la paciencia que muchas veces supo tener para poder remontar situaciones adversas por errores propios o forzados por el rival. Hubo pocos atenuantes.

Esta vez, se vio un Talleres nervioso, apurado y desorganizado que terminó perdiendo el liderazgo del Grupo B ante un rival al que ya había sabido vencer y que al final también le quitó un invicto de 17 partidos (desde el 19 de febrero ante Barracas, la “T” no caía) que había construido entre la Copa de la Liga Profesional, Copa Argentina, Libertadores de América y Liga Profesional.

El 2-0 final de São Paulo es apenas la puerta de entrada para poder explicar una actuación que, como se mencionó, lejos estuvo de las que había registrado. Es cierto que lo sacó de las casillas el mal arbitraje del colombiano Jhon Ospina por un penal que no dio a Sosa cuando el partido estaba 0-1, pero ya Talleres había superado esa clase de partidos en el primer torneo del año con su juego.

Esta vez olvidó la lección y hasta terminó con un jugador expulsado como Miguel Navarro (le pegó al final a Igor Vinicius), además del suspendido Juan Camilo Portilla por llegar a las tres amarillas.

Ninguno podrá estar en el cotejo de ida de octavos de final, en una llave que se sorteará el lunes que viene en la sede de la Conmebol, en la ciudad paraguaya de Luque.

Del error al nervio

São Paulo fue el que intentó golpear primero ya que sabía que Talleres no iba a ser el mismo sin el conductor Rubén Botta ni uno de sus motores en el medio campo.

Talleres lo contuvo bastante mientras trataba de armarse desde l juego que debían proponer Bruno Barticciotto, Valentín Depietri y Juan Camilo Portilla, quienes tenían la gran chance de hacer jugar a Talleres y devolver la confianza que les había dispensado el DT Walter Ribonetto.

La mejor jugada fue una apertura de Federico Girotto par la pasada de Navarro y una habilitación que le cayó justo al ex Fortaleza. Salvó Rafael, pero la “T” había sido profundo. Era una esperanza,

Sin embargo, fue al revés. En una accción infortunada, Depietri marcó a Rodrigo Néstor en el área y le cometió penal. Herrera se adelantó y tapó el tiro de Lucas Moura y tuvo que repetirse a instancias de la jueza Mayra Sánchez, el jugador local cambipó el palo y anotó el 1-0 parcial a los 49 minutos de juego.

En el descuento, Luciano le cometió penal a Sosa con un planchazo, pero el juez Ospina hizo seguir y tampoco lo llamó el VAR. La protesta derivó en la amarilla a Suárez y la calentura de todo Talleres. En especial de Herrera. Hubo un tumulto entre jugadores cuando iban al túnel.

Modo Sosa

En el ST, ingresaron Botta y compañía, pero se notó al 20 condicionado por la fiebre y poco cambió para la “T”. Apenas un remate cruzado de Sosa fue lo más peligroso.

São Paulo siguió más cerca del triunfo: Arboleda, Vinicius y Calleri pudieron anotar hasta que Luciano logró el 2-0.

​La Voz

​No fue el Talleres habitual el que se presentó anoche en el estadio Morumbis para dirimir contra São Paulo el primer puesto del Grupo B de la Copa Libertadores de América. Ni en el resultado, ni en el juego ni en la paciencia que muchas veces supo tener para poder remontar situaciones adversas por errores propios o forzados por el rival. Hubo pocos atenuantes.Esta vez, se vio un Talleres nervioso, apurado y desorganizado que terminó perdiendo el liderazgo del Grupo B ante un rival al que ya había sabido vencer y que al final también le quitó un invicto de 17 partidos (desde el 19 de febrero ante Barracas, la “T” no caía) que había construido entre la Copa de la Liga Profesional, Copa Argentina, Libertadores de América y Liga Profesional. El 2-0 final de São Paulo es apenas la puerta de entrada para poder explicar una actuación que, como se mencionó, lejos estuvo de las que había registrado. Es cierto que lo sacó de las casillas el mal arbitraje del colombiano Jhon Ospina por un penal que no dio a Sosa cuando el partido estaba 0-1, pero ya Talleres había superado esa clase de partidos en el primer torneo del año con su juego. Esta vez olvidó la lección y hasta terminó con un jugador expulsado como Miguel Navarro (le pegó al final a Igor Vinicius), además del suspendido Juan Camilo Portilla por llegar a las tres amarillas. Ninguno podrá estar en el cotejo de ida de octavos de final, en una llave que se sorteará el lunes que viene en la sede de la Conmebol, en la ciudad paraguaya de Luque.Del error al nervioSão Paulo fue el que intentó golpear primero ya que sabía que Talleres no iba a ser el mismo sin el conductor Rubén Botta ni uno de sus motores en el medio campo. Talleres lo contuvo bastante mientras trataba de armarse desde l juego que debían proponer Bruno Barticciotto, Valentín Depietri y Juan Camilo Portilla, quienes tenían la gran chance de hacer jugar a Talleres y devolver la confianza que les había dispensado el DT Walter Ribonetto.La mejor jugada fue una apertura de Federico Girotto par la pasada de Navarro y una habilitación que le cayó justo al ex Fortaleza. Salvó Rafael, pero la “T” había sido profundo. Era una esperanza,Sin embargo, fue al revés. En una accción infortunada, Depietri marcó a Rodrigo Néstor en el área y le cometió penal. Herrera se adelantó y tapó el tiro de Lucas Moura y tuvo que repetirse a instancias de la jueza Mayra Sánchez, el jugador local cambipó el palo y anotó el 1-0 parcial a los 49 minutos de juego. En el descuento, Luciano le cometió penal a Sosa con un planchazo, pero el juez Ospina hizo seguir y tampoco lo llamó el VAR. La protesta derivó en la amarilla a Suárez y la calentura de todo Talleres. En especial de Herrera. Hubo un tumulto entre jugadores cuando iban al túnel.Modo SosaEn el ST, ingresaron Botta y compañía, pero se notó al 20 condicionado por la fiebre y poco cambió para la “T”. Apenas un remate cruzado de Sosa fue lo más peligroso. São Paulo siguió más cerca del triunfo: Arboleda, Vinicius y Calleri pudieron anotar hasta que Luciano logró el 2-0. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: