DEPORTESNOTICIAS

Belgrano, como le gusta a Belgrano: Metió garra, amor propio y un golazo para vencer a Argentinos

Sufriendo con uno menos por más de una hora, Belgrano logró romper el cero del marcador y después resistirlo para quedarse con un triunfo 1-0 festejado a rabiar por su gente ante Argentinos Juniors, porque fue el segundo fila en el torneo de la Liga y el tercero si suma el de Brasil a Inter.

Cuando todo se había puesto cuesta arriba por la expulsión de Pablo Chavarría a los 38 del PT, afloró el amor propio, eso que tantas veces ha sacado al Pirata de las malas y con la garra de todos, el esfuerzo general multiplicado ante la adversidad, hicieron posible una victoria que hace pensar que todo lo es.

Este Celeste que derrotó a los de La Paternal con 10, es el que la gente quiere: el de las piernas raspadas contra el césped, el de las camisetas sudadas hasta la última gota, el de pelear todas las pelotas como si fuera una cuestión de vida o muerte.

Ese es el equipo del pueblo, el de Alberdi, el de luchas eternas que ha cambiado de nombres, que se nutre de la sangre joven de las formativas, pero que anoche tuvo su cuota de mística eterna.

No fue un partido definitorio ni que le entregó al club un premio monetario, pero fue uno de esos que marcan a fuego en la moral de los jugadores, porque se ganó con garra, amor propio y el empuje de un público que jamás descree de los que se ponen el manto sagrado del Pirata.

Había pasado un parcial inicial en el que los errores le ganaron a los aciertos, la “B” y Argentinos Juniors se fueron al descanso 0 a 0 y sin conseguir hacer méritos para quedarse con el resultado a su favor.

Un centro de Rolón fue conectado por Rébola y “el Ruso” Rodríguez neutralizó arriba en la primera del local. Luego no hubo mucho más, porque la visita decidió atacar por las bandas sin la profundidad como para hacer diferencias. Chavarría en un pelota rápida estuvo cerca y un cabezazo de Oroz pasó junto al caño de Losada.

Y en un partido en el que no pasaba casi nada, Chavarría primero tomó del cuello a un rival y luego puso su brazo sobre el rostro de otro y fue expulsado. Con uno menos la “B” se retrasó y esperó el final de la etapa y supo que debía reordenarse para evitar que su rival lo lastimara.

Otra vez Real acertó en los movimientos desde el banco en el intermedio, porque el ingreso de Delgado le dio algo más de firmeza al fondo, Reyna se fue a dar una mano por la izquierda y Matías Suárez, quien reclama minutos, fue el único punta.

Argentinos siguió moviéndola de un lado para el otro, tratando de encontrar un lugar por el que se le pudiera entrar a una defensa que tenía en Rébola, Troilo y Losada un tridente de seguridad plena.

Y mientras Suárez intentó ganar una y no le fue simple, llegó una pelota larga, la peleó él primero y después Reyna, le quedó a Heredia y el juvenil de la selección Sub 20 que tiene el cordobés la clavó contra el caño. Se estremeció Alberdi con el 1-0.

El estadio se puso de pie y las gargantas empezaron a transmitir energía a los jugadores. Longo se raspó una y mil veces, Reyna mostró por qué es internacional y cada uno fue cumpliendo con lo que debía para no sufrir. Gondou no pudo ganarle a Troilo y menos a Rébola.

Y cuando alguien logró superar a los centrales, las manos de Losada sostuvieron el 1-0. Argentinos se mareó con el marcador en contra, Gamarra no encontró juego, Gondou perdió los duelos y las ganas de la visita fueron sin profundidad.

La “B” casi llega al 2-0 con un tiro de Longo que dio en el travesaño tras gran pase de Suárez. Belgrano tuvo su premio por tener en su alma más fuerza que un rival que no supo aprovechar un jugador de más por tanto tiempo.

​La Voz

​Sufriendo con uno menos por más de una hora, Belgrano logró romper el cero del marcador y después resistirlo para quedarse con un triunfo 1-0 festejado a rabiar por su gente ante Argentinos Juniors, porque fue el segundo fila en el torneo de la Liga y el tercero si suma el de Brasil a Inter.Cuando todo se había puesto cuesta arriba por la expulsión de Pablo Chavarría a los 38 del PT, afloró el amor propio, eso que tantas veces ha sacado al Pirata de las malas y con la garra de todos, el esfuerzo general multiplicado ante la adversidad, hicieron posible una victoria que hace pensar que todo lo es.Este Celeste que derrotó a los de La Paternal con 10, es el que la gente quiere: el de las piernas raspadas contra el césped, el de las camisetas sudadas hasta la última gota, el de pelear todas las pelotas como si fuera una cuestión de vida o muerte. Ese es el equipo del pueblo, el de Alberdi, el de luchas eternas que ha cambiado de nombres, que se nutre de la sangre joven de las formativas, pero que anoche tuvo su cuota de mística eterna. No fue un partido definitorio ni que le entregó al club un premio monetario, pero fue uno de esos que marcan a fuego en la moral de los jugadores, porque se ganó con garra, amor propio y el empuje de un público que jamás descree de los que se ponen el manto sagrado del Pirata.Había pasado un parcial inicial en el que los errores le ganaron a los aciertos, la “B” y Argentinos Juniors se fueron al descanso 0 a 0 y sin conseguir hacer méritos para quedarse con el resultado a su favor.Un centro de Rolón fue conectado por Rébola y “el Ruso” Rodríguez neutralizó arriba en la primera del local. Luego no hubo mucho más, porque la visita decidió atacar por las bandas sin la profundidad como para hacer diferencias. Chavarría en un pelota rápida estuvo cerca y un cabezazo de Oroz pasó junto al caño de Losada. Y en un partido en el que no pasaba casi nada, Chavarría primero tomó del cuello a un rival y luego puso su brazo sobre el rostro de otro y fue expulsado. Con uno menos la “B” se retrasó y esperó el final de la etapa y supo que debía reordenarse para evitar que su rival lo lastimara.Otra vez Real acertó en los movimientos desde el banco en el intermedio, porque el ingreso de Delgado le dio algo más de firmeza al fondo, Reyna se fue a dar una mano por la izquierda y Matías Suárez, quien reclama minutos, fue el único punta.Argentinos siguió moviéndola de un lado para el otro, tratando de encontrar un lugar por el que se le pudiera entrar a una defensa que tenía en Rébola, Troilo y Losada un tridente de seguridad plena.Y mientras Suárez intentó ganar una y no le fue simple, llegó una pelota larga, la peleó él primero y después Reyna, le quedó a Heredia y el juvenil de la selección Sub 20 que tiene el cordobés la clavó contra el caño. Se estremeció Alberdi con el 1-0. El estadio se puso de pie y las gargantas empezaron a transmitir energía a los jugadores. Longo se raspó una y mil veces, Reyna mostró por qué es internacional y cada uno fue cumpliendo con lo que debía para no sufrir. Gondou no pudo ganarle a Troilo y menos a Rébola. Y cuando alguien logró superar a los centrales, las manos de Losada sostuvieron el 1-0. Argentinos se mareó con el marcador en contra, Gamarra no encontró juego, Gondou perdió los duelos y las ganas de la visita fueron sin profundidad.La “B” casi llega al 2-0 con un tiro de Longo que dio en el travesaño tras gran pase de Suárez. Belgrano tuvo su premio por tener en su alma más fuerza que un rival que no supo aprovechar un jugador de más por tanto tiempo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: