NACIONALESNOTICIAS

La familia de una víctima denuncia que el comisario acusado del homicidio goza de beneficios en prisión

La familia de Lautaro Morello no tiene paz. Al joven de 18 años y a Lucas Escalante, de 26, los secuestraron en Florencio Varela cuando salieron a festejar el triunfo de la selección argentina contra la de Países Bajos por los cuartos de final del Mundial de Qatar, el 9 de diciembre de 2022. El cadáver de Lautaro fue hallado una semana después, semicalcinado, en Guernica. De Lucas nada se sabe desde entonces, aunque todo indica que corrió la misma suerte trágica que su amigo.

Hay siete acusados, pero a un año y medio del conmocionante crimen todavía no hay fecha para el juicio oral. Además, en las últimas horas trascendió que dos de los imputados, un comisario mayor y un comisario inspector de la policía bonaerense, comparten el lugar de detención, muy cerca de la escena del crimen y de sus domicilios. La familia teme que eso les juegue a favor y les permita ejercer presión para salir impunes.

Según denunció la familia Morello, el comisario mayor Francisco Centurión, padre de otro de los detenidos, está alojado en la Unidad Penal N°31 de Florencio Varela, a pocas cuadras de la casa en la que vivía, situada a doscientos metros de la ruta 53, en la localidad de La Capilla. Estiman que el jefe policial que se desempeñó como enlace de la policía bonaerense con Interpol está en condiciones de coaccionar a los testigos que deberán declarar en el juicio oral.

En el mismo penal está preso el comisario inspector Sergio Argañaraz, quien, en el momento de la desaparición de Lautaro, se desempeñaba como interventor de la comisaría de Bosques y fue acusado del presunto encubrimiento del homicidio.

La situación se agrava si se tiene en cuenta que en los penales bonaerenses no está prohibido el uso de celulares, al contrario de lo que sucede en las cárceles del Servicio Penitenciario Federal (SPF), donde se intensificaron los controles para evitar que los presos utilicen teléfonos móviles.

Del festejo al horror

El 9 de diciembre de 2022, Lucas Escalante –hijo de un empresario de la construcción que fue autor de varios de los edificios más importantes de Florencio Varela y Berazategui– pasó a buscar a Lautaro por la esquina de su casa en su cupé BMW; le pidió que lo acompañara a buscar unos vales de nafta que le entregaría Maximiliano Centurión, hijo del comisario mayor procesado. Luego se irían a festejar el pase a la semifinal del equipo capitaneado por Lionel Messi. Fue la última vez que sus familias los vieron con vida.

“El 10 de diciembre de 2022, aproximadamente a las 20, Francisco Alejandro Centurión, con el concurso de al menos Maximiliano Centurión y Cristian Centurión, en el interior del domicilio situado en la calle 1538 N°628, esquina Ruta 53, de Florencio Varela, ejerciendo violencia privaron de su libertad personal a Lucas Escalante, quien había llegado el día anterior junto con Lautaro Morello al domicilio mencionado, a fin de retirar vales de nafta que le obsequiaría Cristian Centurión. En esa circunstancia se produjo el homicidio de Lautaro Morello por parte de Cristian y Maximiliano Centurión”, sostuvo el fiscal Daniel Ichazo en su acusación.

Se estableció en el expediente que Lucas y Lautaro llegaron con vida a la quinta de los Centurión. Allí los habrían matado. El cuerpo de Lautaro fue hallado una semana después, abandonado e incinerado, a pocos metros del cruce de la ruta 53 y la obra de ampliación del Camino del Buen Ayre, en Guernica, partido de Presidente Perón.

En cambio, el destino de Lucas sigue siendo un misterio. De nada sirvió la recompensa de más de $5.000.000 que el Gobierno ofreció para quien aportara datos que permitieran encontrar a Lucas. No obstante, pasados casi un año y medio, para la Justicia existe una presunción de fallecimiento.

Actualmente, el expediente por la investigación del secuestro y homicidio de Lautaro y la desaparición de Lucas tiene designado al Tribunal Oral en lo Criminal N°2 de Florencio Varela como encargado de juzgar al comisario mayor Centurión y a los otros seis acusados, que están detenidos y procesados con prisión preventiva.

Tres de los siete policías bonaerenses que serán sometidos a juicio oral cargan con una imputación por presunto encubrimiento de homicidio agravado, mientras que los otros cuatro acusados, entre los que figura Centurión, fueron procesados por su presunta participación en el asesinato.

Aunque Lucas Escalante nunca apareció, para la Justicia existen indicios de que habría sido asesinado. En la carátula del expediente judicial en el que se investiga la desaparición de Lucas, se lee: “Escalante Lucas, sobre averiguación paradero, con presunción de fallecimiento”.

Al solicitar que Centurión sea sometido a juicio oral, el fiscal Ichazo consideró que, a partir de pruebas e indicios detallados en 19 páginas de la resolución de 120 fojas en las que se dictó la prisión preventiva del jefe policial, habría sido presunto responsable del “homicidio agravado para procurar la impunidad, para sí o para otro”.

Centurión tiene tres procesamientos con prisión preventiva en su contra. Además de las resoluciones por su presunta responsabilidad en la participación secundaria en el homicidio de Lautaro Morello, fue acusado como supuesto coautor de la desaparición y presunto asesinato de Lucas Escalante.

El tercer procesamiento fue por la supuesta comercialización de vales de nafta que estaban destinados a cargar combustible en los móviles de la fuerza de seguridad provincial que debían ser utilizados para patrullar la zona de Florencio Varela. La resolución que confirmó la prisión preventiva del jefe policial había sido dictada por la Cámara de Apelaciones y Garantías de Quilmes.

Información filtrada

A partir del análisis de las pruebas y de los cruces de las comunicaciones que realizaron los integrantes del entorno del jefe policial se estableció que Centurión ejerció su influencia dentro de la fuerza de seguridad provincial para coordinar con algunos funcionarios el desvío de la investigación y entorpecer la pesquisa.

No pasaron inadvertidas para el fiscal una serie de anotaciones halladas en uno de los allanamientos en un domicilio del comisario mayor Centurión en las que se refería a dos bidones de nafta y a hacer pasar la muerte de Lucas como el desenlace de un supuesto brote psicótico que habría sufrido.

Nadie explicó, hasta el momento, cómo fue que el jefe policial acusado obtuvo la historia clínica de Escalante en la que figuraba que tenía antecedentes psiquiátricos.

Además, entre los documentos hallados en uno de sus domicilios había detalles sobre el country El Carmen, donde vive Hilario Escalante, el padre de Lucas, y datos sobre la familia de la víctima y los vehículos que usaban.

En el ítem “16″ de uno de los documentos encontrados en poder del comisario mayor Centurión, se consignó: “Evaluar un brote psicótico de Lucas y el desenlace fatal, informe y testimonio del médico psiquiatra y psicólogo, informe psiquiátrico y psicológico de Lucas”.

Para el representante del Ministerio Público, ese documento “permite suponer que Francisco Centurión no solo ya conocía el desenlace fatal, sino que además tenía documentación e información sensible sobre él, lo que demuestra un particular interés por la intimidad de Lucas y su círculo familiar”.

La cupé BMW 135 azul de Lucas Escalante fue hallada quemada a un costado de la ruta 53, a siete kilómetros de la quinta a la que había llegado con Lautaro Morello la noche que desapareció.

Cuando a los padres de Lucas, al inicio de la pesquisa, les preguntaron si su hijo conocía a alguien en la zona donde el auto apareció destruido, los Escalante respondieron que el joven era amigo de un comisario mayor en actividad.

En la misma ruta están la cárcel en la que Centurión está preso con acceso a un celular, el lugar en el que las víctimas fueron vistas con vida por última vez y que sería la escena del crimen, y la escena del hallazgo de la cupé BMW incendiada. Todo muy cerca, aunque el misterio sobre el destino de Lucas persiste.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: