INTERNACIONALESNOTICIAS

Así serán las elecciones presidenciales de EE.UU. 2024

Los ciudadanos de los Estados Unidos votarán por un presidente el 5 de noviembre, pero este ciclo electoral es complicado e histórico por muchas razones. Los candidatos principales –Donald Trump (Partido Republicano) y Joe Biden (Partido Demócrata) – han ganado la presidencia del país en años recientes, haciendo esta elección la primera revancha en este nivel desde 1956.

Con el futuro de dos guerras extranjeras pendiendo de un hilo (Ucrania y conflicto en Gaza), la elección presidencial de 2024 puede influir no solo la política interior estadounidense, sino también su política exterior durante un momento crítico. Para entender las consecuencias del resultado de esta elección, hay que examinar cómo funciona el proceso antes de y durante las elecciones presidenciales por lo general.

Contexto constitucional y político para las elecciones de EE.UU.

Según la constitución de Estados Unidos, un candidato presidencial necesita cumplir tres requisitios para ser elegible. Se necesita tener por lo menos 35 años y haber vivido en el país como residente por lo menos 14 años, además de haber nacido en suelo de EE.UU.

Las elecciones presidenciales ocurren cada cuatro años.

Hay dos partidos políticos principales que eligen candidatos para la presidencia: los republicanos y los demócratas. Están representadas por sus propias identidades visuales e ideológicas.

Los republicanos adoptaron el color rojo y el símbolo de un elefante, y los demócratas adoptaron el color azul y el símbolo de un burro. Los republicanos y los demócratas tienden a tener vistas políticas opuestas en temas como el aborto, las armas, los gastos gubernamentales y la inmigración.

Alrededor de la mitad de los votantes registrados se identifican como demócratas y la otra mitad se identifican como republicanos, según un reciente encuentro conducido por Pew Research Center. La mayoría de esos votantes se identifican como militantes de sus partidos políticos.

Las “primarias” y “caucus” (asambleas de partidos)

La primera parte del sistema de seleccionar los candidatos presidenciales se configura sobre las elecciones “primarias” y “caucus” (asambleas de partidos).

Los resultados guían la decisión final de ambos partidos sobre quién recibirá la nominación de candidato presidencial.

Casi todos los estados tienen sus propias primarias en las que los votantes eligen su candidato preferido entre los candidatos posibles en el partido político que muestran interés en postularse a la presidencia.

Las primarias ocurren entre febrero y junio. Primarias “cerradas” solo permiten a las personas registradas con un partido votar por los candidatos de este partido. Primarias “abiertas” permiten a todas las personas votar por los candidatos en cualquier partido sin registrarse como un demócrata ni un republicano. Algunos estados como Iowa tienen un “caucus” en lugar de una primaria que están organizadas por los partidos políticos.

Los resultados de las primarias y caucus determinan la asignación de delegados que cada candidato recibe en las convenciones nacionales de los partidos políticos.

Los delegados y las convenciones

El número de delegados que un candidato recibe a través de las primarias y caucus determina si esta persona gana la nominación presidencial de su partido político. Los republicanos y demócratas revelarán esta decisión oficialmente en sus convenciones nacionales que ocurrirán en julio y agosto de este año.

Usualmente, los ganadores de las primarias y caucus son los candidatos presidenciales. Trump y Biden ganaron sus primarias y están considerados ahora como los ganadores de la nominación de sus partidos políticos aun antes de las convenciones.

La elección general en los Estados Unidos

La elección presidencial ocurrirá el 5 de noviembre de 2024. Siempre es en el primer martes de noviembre como una continuación de una ley de 1875 que solía acomodar la sociedad agraria, en que los campesinos terminaban la cosecha en noviembre y necesitaban un día (martes) para llegar a votar.

Los ciudadanos estadounidenses pueden votar por los candidatos presidenciales en persona o a través del correo. Una persona puede postularse a la presidencia como un candidato independiente sin la nominación del partido político, pero entonces se necesita colectar un suficiente cantidad de firmas para aparecer en la balota.

Los resultados de esta votación popular informan para quien votarán las personas elegidas para servir en el colegio electoral.

El colegio electoral de los Estados Unidos

El colegio electoral consiste en 538 miembros que votan para elegir el presidente. Un candidato presidencial necesita ganar por lo menos 270 votos de ellos para convertirse en el presidente.

Cada estado tiene un número de esos “electores” que corresponde con el número de sus legisladores en el Congreso. Entonces, California tiene 53 electores, y Maine tiene cuatro.

Cuando los ciudadanos votan por el presidente en la votación popular, en realidad están votando por los electores de este candidato. Los demócratas y los republicanos nominan a sus grupos de electores. Cada candidato tiene su propia sección de electores dentro de su partido político.

Después de la elección, los estados necesitan certificar los resultados y enviar los documentos al Congreso. El seis de enero, el Congreso contará los votos de los electores. El nuevo presidente jurará su cargo el 20 de enero 2025.

* Mia Osmonbekov, estudiante de comunicación de la Universidad Estatal de Arizona (ASU).

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: