DEPORTESNOTICIAS

Magnano, el último DT en llevar a Atenas a la gloria en la Liga Nacional

No son horas fáciles para Atenas. Esta noche tendrá un partido a todo o nada ante Sportivo Suardi buscando un lugar en la finalísima de la Liga Argentina. Y mientras el Griego lucha por recuperar su histórico lugar en la categoría de elite de nuestro básquet, hoy se conoció una noticia que llegó nostalgia al deporte argentino.

El entrenador Rubén Magnano confirmó que se retira a los 69 años habiendo dejado un legado impresionante. Porque a todo lo extraordinario que consiguió junto a la selección argentina se suma lo obtenido en Atenas, donde ganó cuatro ligas nacionales, dos Sudamericanos de Clubes, un Panamericano y dos Ligas Sudamericanas.

Y al mismo tiempo que los hinchas del Griego lamentan el adiós de Rubén, en el corazón de cada uno de ellos se mantiene intacta la ilusión de volver a ser protagonistas como en aquellos días inolvidables.

Porque hay que viajar en el tiempo la temporada 2008-2009 para recordar el último título conseguido por Atenas en una Liga Nacional. Y lo hizo de la mano de un Magnano que en aquel momento llegó junto a Leonardo Gutiérrez, que venía de ser MVP de la temporada anterior.

A aquel plantel también se había sumado Juan Locatelli, mientras que la dirigencia que comandaba Felipe Lábaque les acaba de renovar los contratos a Diego Osella, Juan Pablo Figueroa y Bruno Lábaque.

Luego se sumaron los extranjeros Andre Laws y Djibril Kanté. El plantel además contó con Federico Ferrini, Cristian Romero, Bruno Barovero, Juan Cognini y Agustín Thompson.

Tras vencer en semifinales a Sionista el equipo de Magnano se enfrentó con el por entonces poderoso Peñarol de Mar del Plata en las finales.

La expectativa fue tan grande que Atenas se mudó al Orfeo y lo llenó para una serie que terminó ganando 4 a 2.

Tras el 1 a 1 inicial en Córdoba luego el Griego rescató una victoria y una derrota en “Mardel”.

El quinto juego, en el Orfeo, lo ganó Atenas 79-76 en tiempo suplementario y el sexto partido, el 24 de mayo en La Feliz nuevamente venció y llegó a la novena corona en la máxima división nacional.

“A este equipo yo le elegí todos los jugadores, por eso el título me da un alto grado de satisfacción”, supo contarle en aquel entonces Magnano a este diario. Lo que vino después de ahí en adelante para Atenas no ha estado a tono con lo que su historia indica. Y es por eso que esta noche buscará dar otro paso para poco a poco volver a ser el Griego que hizo historia de la mano de hombres como Rubén.

​La Voz

​No son horas fáciles para Atenas. Esta noche tendrá un partido a todo o nada ante Sportivo Suardi buscando un lugar en la finalísima de la Liga Argentina. Y mientras el Griego lucha por recuperar su histórico lugar en la categoría de elite de nuestro básquet, hoy se conoció una noticia que llegó nostalgia al deporte argentino.El entrenador Rubén Magnano confirmó que se retira a los 69 años habiendo dejado un legado impresionante. Porque a todo lo extraordinario que consiguió junto a la selección argentina se suma lo obtenido en Atenas, donde ganó cuatro ligas nacionales, dos Sudamericanos de Clubes, un Panamericano y dos Ligas Sudamericanas. Y al mismo tiempo que los hinchas del Griego lamentan el adiós de Rubén, en el corazón de cada uno de ellos se mantiene intacta la ilusión de volver a ser protagonistas como en aquellos días inolvidables.Porque hay que viajar en el tiempo la temporada 2008-2009 para recordar el último título conseguido por Atenas en una Liga Nacional. Y lo hizo de la mano de un Magnano que en aquel momento llegó junto a Leonardo Gutiérrez, que venía de ser MVP de la temporada anterior.A aquel plantel también se había sumado Juan Locatelli, mientras que la dirigencia que comandaba Felipe Lábaque les acaba de renovar los contratos a Diego Osella, Juan Pablo Figueroa y Bruno Lábaque. Luego se sumaron los extranjeros Andre Laws y Djibril Kanté. El plantel además contó con Federico Ferrini, Cristian Romero, Bruno Barovero, Juan Cognini y Agustín Thompson. Tras vencer en semifinales a Sionista el equipo de Magnano se enfrentó con el por entonces poderoso Peñarol de Mar del Plata en las finales.La expectativa fue tan grande que Atenas se mudó al Orfeo y lo llenó para una serie que terminó ganando 4 a 2. Tras el 1 a 1 inicial en Córdoba luego el Griego rescató una victoria y una derrota en “Mardel”. El quinto juego, en el Orfeo, lo ganó Atenas 79-76 en tiempo suplementario y el sexto partido, el 24 de mayo en La Feliz nuevamente venció y llegó a la novena corona en la máxima división nacional.“A este equipo yo le elegí todos los jugadores, por eso el título me da un alto grado de satisfacción”, supo contarle en aquel entonces Magnano a este diario. Lo que vino después de ahí en adelante para Atenas no ha estado a tono con lo que su historia indica. Y es por eso que esta noche buscará dar otro paso para poco a poco volver a ser el Griego que hizo historia de la mano de hombres como Rubén. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: