DEPORTESNOTICIAS

Pegó una patada criminal, la expulsaron y le propinó una trompada a una rival

Un episodio violento sucedió en las últimas horas en un partido de fútbol femenino entre las selecciones de Marruecos y República Democrática del Congo. Ruth Kipoyi, delantera de Congo, había sido expulsada tras una violenta patada y luego explotó al darle un violento puñetazo a una oponente, la mediocampista marroquí Yasmin Mrabet.

El partido fue ganado por 3-2 a los marroquíes del ex seleccionador español Jorge Vilda con un hat-trick de Ibtissam Jraidi. Pero el encuentro estuvo especialmente marcado por un sorprendente ataque de la delantera congoleña Ruth Kipoyi, expulsada en el minuto 59. En primer lugar, Ruth Kipoyi, que acababa de ser víctima de un pisotón no cobrado, cometió una falta muy peligrosa sobre Najat Badri en el centro del campo. El árbitro, que se encontraba en las inmediaciones de la acción, sacó la tarjeta roja sin dudarlo.

En ese momento, Kipoyi fue insultada por una de sus oponentes. Acto seguido, la marroquí Elodie Nakkach intervino para intentar calmar la situación. Pero Yasmin Mrabet se vio implicada en el asunto. Fue entonces cuando la congoleña, ya fuera de sí, asestó un violento puñetazo de izquierda en su rostro e inmediatamente cayó al suelo.

La volante marroquí se levantó unos segundos después sin demasiadas dificultades. Uno de sus compañeros tuvo que intervenir ante ella para evitar que se tomara la justicia por su mano. El asunto casi se convierte en una pelea general y el partido tardó casi cinco minutos en reanudarse.

​La Voz

​Un episodio violento sucedió en las últimas horas en un partido de fútbol femenino entre las selecciones de Marruecos y República Democrática del Congo. Ruth Kipoyi, delantera de Congo, había sido expulsada tras una violenta patada y luego explotó al darle un violento puñetazo a una oponente, la mediocampista marroquí Yasmin Mrabet. El partido fue ganado por 3-2 a los marroquíes del ex seleccionador español Jorge Vilda con un hat-trick de Ibtissam Jraidi. Pero el encuentro estuvo especialmente marcado por un sorprendente ataque de la delantera congoleña Ruth Kipoyi, expulsada en el minuto 59. En primer lugar, Ruth Kipoyi, que acababa de ser víctima de un pisotón no cobrado, cometió una falta muy peligrosa sobre Najat Badri en el centro del campo. El árbitro, que se encontraba en las inmediaciones de la acción, sacó la tarjeta roja sin dudarlo.En ese momento, Kipoyi fue insultada por una de sus oponentes. Acto seguido, la marroquí Elodie Nakkach intervino para intentar calmar la situación. Pero Yasmin Mrabet se vio implicada en el asunto. Fue entonces cuando la congoleña, ya fuera de sí, asestó un violento puñetazo de izquierda en su rostro e inmediatamente cayó al suelo. La volante marroquí se levantó unos segundos después sin demasiadas dificultades. Uno de sus compañeros tuvo que intervenir ante ella para evitar que se tomara la justicia por su mano. El asunto casi se convierte en una pelea general y el partido tardó casi cinco minutos en reanudarse. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: