INTERNACIONALESNOTICIAS

Elecciones en la UE: unos 370 millones de votantes y 720 bancas en disputa

Las elecciones al Parlamento Europeo arrancan este jueves en Países Bajos. Los neerlandeses habilitados para sufragar (unos 13 millones) disponen de 20 listas para determinar quiénes serán los 31 diputados que representarán los intereses de los 17,4 millones de habitantes de ese reinado ante la única asamblea legislativa multinacional del mundo elegida mediante el voto directo.

El partido por la Libertad, que lidera el populista de ultraderecha Geert Wilders, aparece como el rival a vencer. El espacio político del dirigente ultranacionalista que proviene de la industria de los seguros de salud, confeso admirador de Margaret Thatcher, crítico del islam y enemigo acérrimo de la inmigración, viene de anotarse un triunfo claro en las últimas elecciones nacionales y está muy cerca de formar gobierno en Países Bajos, prometiendo dar pelea frontal a Bruselas.

La intensidad del pulso neerlandés no difiere demasiado de la sensación general que refleja el humor electoral en varios de los 27 países que integran la Unión Europea (UE) por lo que, de confirmarse el avance de la extrema derecha sobre la Eurocámara, podrían verse afectadas las políticas del bloque que conduce la alemana Ursula von der Leyen, en áreas sensibles, tales como el respeto por los derechos humanos, la lucha contra la pobreza, el cambio climático, la inmigración y la seguridad, entre otros.

Elecciones del parlamento europeo

La maratón democrática seguirá el viernes en Irlanda, continuará el sábado en Letonia, Malta y Eslovaquia y concluirá el domingo próximo cuando concurran a las urnas los ciudadanos de los restantes países miembros de la comunidad política continental.

Más escaños

Hay poco más de 370 millones de ciudadanos europeos en condiciones de sufragar para elegir 720 eurodiputados, 15 más que en la pugna de mayo de 2019, aunque la legislación de la UE permite un máximo de 750 legisladores europeos más el presidente del único órgano del bloque elegido de manera directa por el pueblo.

Según datos de la plataforma de sondeos Europe Elects, que ofrece información actualizada sobre la opinión pública en Europa, a finales de mayo la ultraderechista Identidad y Democracia (ID) obtenía 68 escaños y el euroescéptico Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), 75. De confirmarse la tendencia, sumarían 143 bancas en el Parlamento Europeo, un salto significativo de más de 25 escaños en comparación con su número en el plenario actual.

Inicio del mandato popular

El nuevo cuerpo colegiado (la décima de la Eurocámara) arrancará su labor a mediados de julio con el propósito inmediato de formar una nueva Comisión Europea (CE). Esta institución es la que propone las leyes para el bloque de 27 países, implementa sus políticas y determina el presupuesto comunitario.

Cabe señalar que la distribución de asientos en el recinto de sesiones tiene en cuenta la población de los Estados miembros, como también la necesidad de un nivel mínimo de representación para los ciudadanos europeos de los países de menor cantidad de habitantes. El número mínimo de bancas por país es de seis (Chipre, Luxemburgo y Malta) y el máximo, 96 (Alemania).

Este principio de “proporcionalidad decreciente” está consagrado en el Tratado de la Unión Europea que, inspirado en el Tratado de Maastricht, conforma la base del Derecho de la UE, estableciendo la finalidad y gobernanza de sus instituciones centrales.

El Parlamento Europeo y el Consejo de la UE tienen como función central dar forma y aprobar la legislación que rige la vida comunitaria.

Como en muchas legislaturas democráticas, los diputados que conforman la cámara europea se agrupan por afinidades políticas. No forman bloque por nacionalidades.

En la actualidad hay siete grupos políticos constituidos; para formar bloque, se requiere al menos 23 miembros y debe estar representada, como mínimo, una cuarta parte de los Estados de la UE.

Cada vez más interesante

Durante décadas, las elecciones al Parlamento Europeo tuvieron poca relevancia, ya que los pesos pesados del bloque (Francia y Alemania) determinaban en gran medida las políticas comunitarias y la legislatura multinacional parecía el retiro dorado para los dirigentes políticos veteranos o una incubadora para jóvenes talentosos. Es que en 15 países de la UE se puede ser candidato a eurodiputado desde los 18 años y en nueve, a partir de los 21.

No obstante, a medida que crecían las competencias de la Eurocámara en cuestiones tales como la política agraria o el presupuesto comunitario, el interés de los votantes y de los legisladores fue in crescendo.

Por caso, una encuesta de la semana pasada encargada por el Parlamento Europeo proyectó una participación del 71% de los poco más de 370 millones de ciudadanos europeos en condiciones de concurrir a las urnas.

Se trata de un importante paso adelante en materia de representatividad.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: