INTERNACIONALESNOTICIAS

Italia: 12 años después de ser sobreseída, Amanda Knox busca limpiar su nombre

FLORENCIA. Amanda Knox regresó el miércoles a un tribunal en Italia por primera vez más de doce años y medio para desvincularse “de una vez por todas” de una acusación de difamación que se mantuvo incluso después de ser exonerada del brutal asesinato de su compañera de piso británica en la idílica ciudad de montaña de Perugia en 2007.

El asesinato de Meredith Kercher, de 21 años, saltó a los titulares de todo el mundo cuando las sospechas recayeron en Knox, una estudiante de intercambio de Seattle de 20 años, y en su novio italiano desde hacía apenas una semana, Raffaele Sollecito. Los veredictos contradictorios a lo largo de los casi ocho años de proceso judicial polarizaron a quienes lo seguían desde ambos lados del Atlántico, mientras el caso se discutía en las entonces incipientes redes sociales.

En un indicio del fervor que sigue rodeando al caso, las cámaras se centraron en Knox, en su esposo, Christopher Robinson, y en su equipo legal a su llegada al tribunal alrededor de una hora antes del inicio de la vista. Una cámara la golpeó en la sien izquierda, según su abogado, Luca Luparia Donati. El esposo de Knox le examinó el pequeño bulto en la cabeza mientras estaban sentados en la primera fila de la sala.

Knox tenía previsto dirigirse al tribunal, que se espera que emita una decisión más tarde el miércoles, añadió el abogado.

El caso de Kercher y Knox

Tras todos estos años, y a pesar de su exoneración y la condena de un marfileño cuyas huellas y ADN fueron encontrados en la escena del crimen, las dudas sobre el papel de Knox persisten, especialmente en Italia. Esto se debe en parte a la acusación que hizo contra el propietario congoleño de un bar en el que trabajaba a tiempo parcial, que la llevó a ser declarada culpable de difamación.

Knox, que ahora tiene 36 años y es madre de dos niños pequeños, regresa a Italia por segunda vez desde que quedó libre en octubre de 2011, tras cuatro en prisión, luego de que un tribunal de apelaciones de Perugia revirtió un veredicto inicial de culpabilidad en el caso de asesinato contra Knox y Sollecito.

Se quedó en Estados Unidos durante dos veredictos más, antes de que el alto tribunal italiano absolviera definitivamente a la pareja del asesinato en marzo de 2015, declarando de manera rotunda que no habían cometido el crimen.

“Entraré en la misma sala en la que fui condenada de nuevo por un crimen que no cometí, esta vez para defenderme una vez más”, escribió Knox en redes sociales. “Espero limpiar mi nombre de una vez por todas de los falsos cargos contra mí. Deséenme suerte”.

La vuelta de Knox a los tribunales fue posible por una sentencia de una corte europea que dictaminó que Italia violó sus derechos humanos durante una larga noche de interrogatorios días después del asesinato de Kercher, cuando no tuvo ni abogado ni un traductor competente.

En otoño, la Corte Suprema de Casación italiana anuló la condena por calumnias que se había mantenido durante cinco juicios y ordenó repetir el juicio gracias a una reforma judicial realizada en el país en 2022 que permite reabrir los casos en lo que se ha dictado un veredicto definitivo si se constatan violaciones de los derechos humanos.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: