NACIONALESNOTICIAS

Tras las inundaciones en Nashville, estas son las ciudades en alerta por tormentas, granizo y vientos en EE.UU.

Tras las inundaciones repentinas que se presentaron durante la noche del lunes en Nashville, Tennessee, otras ciudades de Estados Unidos se preparan para sufrir consecuencias similares por condiciones de inestabilidad y clima severo. En específico, el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) emitió una alerta de lluvias excesivas, granizo, vientos fuertes y tormentas eléctricas severas en Texas, Louisiana y Mississippi, así como también al sur y oeste de los Grandes Lagos, en la zona de Nueva Inglaterra y alrededor de Washington DC.

“Es posible que se produzcan fuertes tormentas en partes del Alto Medio Oeste, Grandes Lagos, el Noreste, el Atlántico Medio y la llanura costera de Texas hasta el sur de Mississippi”, advirtió la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), dependiente del organismo meteorológico.

Por su parte, el NWS agregó en su pronóstico que “un par de sistemas de baja presión que se desplazan a lo largo de la mitad oriental del país provocará aguaceros y tormentas aisladas o dispersas en gran parte de la región este miércoles antes de trasladarse el jueves hacia la costa este”.

Las ciudades de Estados Unidos afectadas por el clima severo este miércoles 5 de junio

Según las previsiones, un foco de clima severo se presentará esta tarde al oeste de los Grandes Lagos en gran parte de Minnesota y Wisconsin, incluyendo ciudades como Minneapolis, donde se esperan “daños aislados por viento y granizo marginalmente severo”. Un poco hacia el sureste, en Michigan, Indiana, Ohio y el oeste de Nueva York y Pensilvania, se prevén “tormentas eléctricas y daños aislados del viento”, y también una probabilidad del 5% de granizo, en un área en donde se encuentran urbes como Cleveland, Detroit, Toledo y Pittsburg.

El NWS anticipó que la humedad en capas profundas, sumada a la inestabilidad, favorecerá precipitaciones localmente fuertes en zonas del valle del Ohio, Apalaches centrales y Atlántico medio, donde “para este miércoles está en vigor un riesgo ligero (al menos 15%) de precipitaciones excesivas que provoquen inundaciones repentinas”.

A su vez, la inestabilidad climática estará también desde Georgia hasta Carolina del Sur y Carolina del Norte. Asimismo, se esperan tormentas dispersas en alrededor de Washington D.C., en zonas de Virginia y Virginia Occidental, además de la ciudad de Baltimore, en Maryland. Al noreste, en la región de Nueva Inglaterra, específicamente al sur de Maine y parte de Nuevo Hampshire, existirán “algunas tormentas eléctricas esta tarde y tormentas capaces de producir daños aislados por viento y granizo marginalmente fuerte durante algunas horas esta tarde”.

En gran parte del sur de Texas, en ciudades como San Antonio y Houston, así como también en el estado de Louisiana, habrá “ráfagas de salida fuertes o dañinas aisladas, especialmente si hay algún fortalecimiento temporal y diurno de las tormentas”. Sin embargo, se espera que la duración de la tormenta en esta zona sea corta y se prevé poca amenaza de granizo o viento. En una pequeña área alrededor de Dallas-Fort Worth existen posibles inundaciones repentinas.

Más allá de los focos de inestabilidad climática mencionados, se esperan lluvias y tormentas generalizadas, aunque sin actividad eléctrica, en todo el resto del este de Estados Unidos. La zona abarca los estados de Minnesota, Wisconsin, Michigan, Nueva York, Vermont, Nuevo Hampshire, Maine, Massachusetts, Connecticut, Rhode Island, Pensilvania, Ohio, Indiana, Illinois, Iowa, Missouri, Kentucky, West Virginia, Maryland, Washington D.C., Nueva Jersey, Delaware, Virginia, Carolina del Norte y del Sur, Tennessee, Arkansas, Texas, Louisiana, Mississippi, Alabama, Georgia y Florida.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: