NACIONALESNOTICIAS

Cómo es el mail que le envió a sus víctimas el argentino arrestado por estafar a más de 50 personas por US$10 millones

Luego de conocerse que un argentino fue arrestado en Estados Unidos por estafar a más de 50 personas, entre amigos y familiares, por un monto de US$10.000.000, trascendieron algunos mensajes y mails que le enviaba a sus víctimas para justificar su accionar delictivo. “Para mí, lo más fácil era matarme y se terminaba, al menos para mí, el problema”, expresó Máximo Witte, el reciente detenido en un extenso correo electrónico que le escribió a algunos de los damnificados.

Esos mensajes fueron recopilados en la cuenta “Estafados MaxiWitt” de Instagram en la que las personas estafadas por Witte publicaron videos y capturas de pantalla que muestran algunos mensajes que recibieron por parte del ahora detenido en el Desert View Correctional Facility, ubicado en California.

El acusado, de 47 años, que tenía una orden de captura internacional y era buscado intensamente por Interpol, fue encontrado en Venice, California. “Aparentemente, con falsas promesas a su círculo íntimo (incluyendo tanto a amigos como familiares), Witte habría ofrecido tasas de interés muy superiores a las del mercado, operando por fuera del sistema bancario”, indicaron fuentes de la Aduana, que depende de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

La investigación que llevó a la aprehensión de Witte se originó por una denuncia que recibió la Aduana debido a que habría montado un esquema Ponzi: se truna especie de estafa piramidal que, con fondos de inversores más recientes, paga utilidades a los inversores anteriores. Según precisó la AFIP, se cree que el detenido habría apelado al mercado cripto para lavar activos por un monto de US$10 millones. En esta línea indicaron que el objetivo de esto era borrar su trazabilidad y suprimir toda vinculación con su origen.

Su justificación

En el mail con fecha del 17 de junio de noviembre de 2022, Witte “intentó” explicar lo que había ocurrido con la plata que su círculo íntimo le había confiado y que nunca se recuperó: “Aunque de nada sirva voy a contar un poco qué fue lo que pasó: yo hace muchos años empecé a pagar intereses por capital, como todos lo saben nunca me demore un día en pagar un solo interés. Con el pasar del tiempo se fue agregando mas y mas gente, yo fui creciendo y pudiendo tomar cada vez más capital. Yo la palta ni la escolaseaba, ni la prestaba a más tasa ni nada, solo me servía para fondear cuentas de transferencias tanto bancarias como del dólar virtual, además de usarla para cambios”.

“Hace varios meses atrás, una persona, con la que yo hacía las cosas, de un día para el otro me vació una de las cuentas con 400.000 y nunca más apareció ni supe nada de él, además de que me tenía totalmente amenazado por todos lados. Es por eso que decidí no hacer nada y tratar de recuperarme como sea”, explicó. Y siguió: “Para cubrir eso fui tomando más capital, en realidad cada vez venía más gente a ofrecerme sin pedírselo yo, pensaba que cuanto más capital más rápido iba a recuperar y así empecé a pagar intereses más altos y de ahí se armo una pelota de nieve que era cada vez más grande, y ante la desesperación tomaba más capital para poder cumplirle a todos. Siempre tenía un resto para llegado el caso siempre poder cumplirle a todos, hasta que de repente me empezaron a retirar todos juntos grandes cantidades y no lo pude manejar más, pero como siempre me aparecía un capital adicional dije: ‘esto lo voy a ir solucionando de a poco’, hasta que no apareció mas capital”.

En este sentido indicó: “Esta bomba tendría que haber explotado hace tiempo y fui tapando agujeros como podía, con gente que me mandaba trasferencias y me salvaba dos o tres días hasta que de golpe me entraba otra y pagaba lo anterior y así sucesivamente, con plata de la oficina haciendo malabares para cubrir agujeros y así hasta que un día no se pudo más”.

Y detalló: “El lunes no iba a poder volver a mi oficina y me había explota una bomba atómica, tenia decidido suicidarme, dije: ‘ya está, la cagué, hasta acá llegué, paso el fin de semana y se terminó’. Traté de pasarlo con la mayor tranquilidad posible y como cualquier otro fin de semana el domingo a la noche yo estaba con una persona, al a que le mentí, le dije que yo tenia otro programa para que se fuera y así poder suicidarme”.

“Ahí es donde, en medio de la desesperación, dije, ‘si me suicido no puedo solucionar nada, es un problema muy grande, pero con el tiempo puedo tratar de solucionarlo al menos en pequeñísimas partes. Entonces decidí irme, en lugar de matarme. Me fui físicamente porque me iban a matar sino, pero si me hubiera querido fugar me iba sin decirle nada a nadie y desaparecía de la faz de la tierra, por eso mande un mensaje diciéndole a varios de mis contactos que me iba, sabía que se lo iban a hacer llegar a toda la otra gente. Dije que me iba, pero que iba a responderle a todo el mundo, escribiéndole de a poco a todos”, continuó su relato.

“También se piensa que yo el ultimo día fui a la caja de seguridad de la oficina y saque plata para irme. Esa plata, como dije antes, ya venía cubriendo otros agujeros y la iba piloteando como fuese, si un día en la oficina necesitaba toda la plata ya tenía pensado tirarme abajo del subte, porque no tenía forma de dar una explicación. Por eso no es que ese día me lleve plata, al contrario, fui a dejar plata, ese faltante ya no estaba hace tiempo, es más me hubiera podido llevar toda la plata que había si quería robar”, sentenció.

“Se dice que yo le deje plata a cierta gente, nadie es cómplice mío. Yo deje plata a una persona que la nombran por todos lados (y el monto era un poco menor al que se dice), y a otra persona que nadie nombra que fue la última persona que me dio y la tenia en mi casa, también me la hubiera podido llevar si quería. Hay una tercera persona muy amiga mía que me había dejado pesos para que le venda dólares el día anterior, esa fueron las 3 personas que están, sin quererlo. involucradas pero no tienen nada que ver”, aseguró Witte. En este sentido agregó: “A la única persona que le devolví fue a la única que no nombran (yo tampoco me interesa nombrarla) y sin embargo nadie le pregunta nada a él, ni lo están acusando de cómplice. Yo lo único que deje aparte fueron 10.000 USD y 200.000 pesos, que no tengo ni idea que fue de la historia de esa plata. Repito: me fui por mi integridad física, para mi lo más fácil era matarme y se terminaba al menos a mi el problema. No me voy a matar hasta el día que entregue el último centavo”.

“Hay una lista de acreedores como hay montos que nos son reales. Se harán 20 mil preguntas, que cómo no lo pare antes, que cómo hacía para vivir así, etc. No sé eso, tal vez un psiquiatra podría explicarlo mejor, si es una enfermedad o lo que fuese. Como siempre le podía cumplir a todo el mundo, siempre aparecía una mano salvadora, pensé que siempre iba a poder solucionarlo hasta solucionarlo del todo”, justificó el acusado.

E insistió: “Repito, me fui físicamente, pero no desaparecí. Jamás tuve intención de llevarme plata de nadie, no supe manejar por una enfermedad o por lo que fuese la situación. Acá me encuentran, jamás les voy a dejar de contestar a nadie, me debo olvidar de gente, envíenlo a quienes piensen”.

Por último, para cerrar su descargo, escribió: “Obviamente este teléfono después de mandar este mensaje no va a andar más. Yo me voy a comunicar con cada uno de los que me tengo que comunicar con el pasar de los días. Perdón a todos”.

Quién es Máximo Witte

Según pudo saber LA NACION, el detenido era vecino de la localidad bonaerense Olivos, partido de Vicente López, y sus estafas habrían ocurrido entre 2015 y noviembre de 2022, momento en el que Witte se fugó del país con destino a Estados Unidos. Fuentes del caso indicaron que en la actualidad está detenido en California.

Fuentes de la Aduana informaron que los delitos por los que está acusado el argentino prevén penas máximas de prisión de 4, 6 y 10 años. En este sentido, el detenido habría solicitado su deportación a Alemania, debido a que cuenta con pasaporte de esa nacionalidad.

“Sin embargo, la Justicia argentina libró un exhorto solicitando al juez competente en Estados Unidos la extradición de Witte, para someterlo a la jurisdicción argentina por los hechos investigados”, aseguró el comunicado en dónde se anunció su aprehensión.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: