DEPORTESNOTICIAS

Talleres, a punto de confirmar una gira europea después de 43 años

Después de 43 años de su última gira europea –por España, en 1981-, Talleres está cerca de confirmar otro periplo por el Viejo Continente en la primera quincena de julio y renovar una tradición que tiene varios antecedentes en la historia futbolística del club.

“Está la decisión institucional de hacer pretemporada en Europa en la primera quincena de julio, pero dependen de la gestiones que el presidente del club (por Andrés Fassi) está haciendo en España”, señaló a La Voz el encargado de Imagen Institucional del club, Miguel Cavatorta.

“Se están manejando dos opciones que no están firmadas: San Petersburgo, por una invitación del Zenit de Rusia, que es la más avanzada, o España. La idea es programar dos o tres partidos. En los próximos días tendremos la confirmación”, agregó el dirigente albiazul.

“Desde la década del ‘80 que Talleres no hace una gira por Europa. La idea es retomar aquella visión histórica de Amadeo Nuccetelli, de internacionalizar la marca Talleres y posicionar nuestros jugadores, en reconocimiento a nuestro protagonismo deportivo y ampliar las relaciones desde Córdoba hacia las ligas del mundo”, agregó Cavatorta.

La intención original de Fassi fue realizar la gira europea en junio del año pasado, pero por distintos motivos no se pudo plasmar. “Para eso hay que andar. Tengo más de 250 viajes en avión y todos son por y para la institución. Dejo la vida por Talleres”, supo decir en septiembre de 2022, antes de que esos viajes se multiplicaran desde que decidió iniciar gestiones para comprar un club en España y se convirtiera en el Presidente Deportivo de Juárez de México.

Una intención que, al parecer, ahora sí podrá concretarse.

El gen internacional albiazul

En una nota que publicó en Mundo D el 6 de febrero de 2019, el periodista Gustavo Farias aludíó al “gen internacional” de Talleres, que se hizo notar en el club desde su gestación.

“La constitución de la entidad se produjo después de un intenso debate bilingüe, en inglés y español, encabezado por el primer presidente de la entidad, Tomás Lawson, quien, al igual que varios de los miembros de aquella directiva que condujo, había nacido en Gran Bretaña”, escribió.

“De hecho, es el club con mayor actividad internacional del interior del país, excluyendo a los rosarinos. Y, por si fuera poco, es el único que tiene en sus vitrinas un trofeo oficial continental, la Copa Conmebol, un torneo al que entró por la ventana –se ofreció participar para cubrir vacantes–, y del que salió por la puerta grande en su carácter de campeón”, agregó Farías.

“Los albiazules marcaron el rumbo en varios otros rubros: fueron los primeros cordobeses en realizar una gira al extranjero (1923, a Chile), en salir del continente (1976, a África), en presentarse en Europa (1978, en España) y, además, es pionero en jugar una competencia oficial de la Conmebol”, indicó el periodista.

Farías repasó detalladamente cada uno de los antecedentes internacionales del club de barrio Jardín, entre ellos su último viaje a Europa, en 1981, durante la histórica presidencia de Amadeo Nuccetelli, como parte de la negociación del pase del “Hacha” Luis Ludueña al Málaga.

“Hacia 1977, Talleres ya era uno de los más solicitados del país, compitiendo incluso de igual a igual con River y Boca. En junio de ese año recibió la visita de la selección de Polonia, medalla de bronce en Alemania ‘74, y la venció 1-0 en La Boutique con gol de Humberto Bravo”, publicó Farías.

Y agregó: “Enseguida el equipo viajó a Bolivia donde goleó a la selección local 3-0 y en agosto emprendió una gira por Ecuador y Centroamérica que lejos estuvo de convertirse en un grato recuerdo. Primero porque el equipo no funcionó de acuerdo a las expectativas generadas y segundo porque, durante su estadía en Guatemala, el plantel sufrió el tremendo impacto de la muerte de su conductor técnico, Rubén Bravo”.

Después, en 1978, Talleres desembarcó en Europa durante una gira por España, Turquía y Grecia que saldó con dos triunfos, tres empates y una sola derrota.

Aquella experiencia de 1981

“En 1981 hubo una excursión a España como parte de la negociación del pase de Luis Ludueña al Málaga, un viaje que terminó en fuerte dolor de cabeza para Nuccetelli, ya que a la hora de rubricar el contrato, en suelo ibérico, “el Hacha” se negó a hacerlo”, evoca Farías.

“Se habló de diferencias económicas y de ‘arrepentimiento a abandonar el club’ por parte de Ludueña, pero lo concreto fue que el episodio derivó en una profunda crisis dirigencial y el regreso inmediato del futbolista, que fue ‘colgado’ hasta 1982″, consigna el artículo.

En ese periplo, la “T” venció el 25 de agosto 3 a 0 a Unión Deportiva Melilla y cayó cuatro días después 2 a 0 contra el Málaga, el club en el que fuera ídolo el futbolista cordobés Sebastián Viberti.

​La Voz

​Después de 43 años de su última gira europea –por España, en 1981-, Talleres está cerca de confirmar otro periplo por el Viejo Continente en la primera quincena de julio y renovar una tradición que tiene varios antecedentes en la historia futbolística del club.“Está la decisión institucional de hacer pretemporada en Europa en la primera quincena de julio, pero dependen de la gestiones que el presidente del club (por Andrés Fassi) está haciendo en España”, señaló a La Voz el encargado de Imagen Institucional del club, Miguel Cavatorta.“Se están manejando dos opciones que no están firmadas: San Petersburgo, por una invitación del Zenit de Rusia, que es la más avanzada, o España. La idea es programar dos o tres partidos. En los próximos días tendremos la confirmación”, agregó el dirigente albiazul.“Desde la década del ‘80 que Talleres no hace una gira por Europa. La idea es retomar aquella visión histórica de Amadeo Nuccetelli, de internacionalizar la marca Talleres y posicionar nuestros jugadores, en reconocimiento a nuestro protagonismo deportivo y ampliar las relaciones desde Córdoba hacia las ligas del mundo”, agregó Cavatorta.La intención original de Fassi fue realizar la gira europea en junio del año pasado, pero por distintos motivos no se pudo plasmar. “Para eso hay que andar. Tengo más de 250 viajes en avión y todos son por y para la institución. Dejo la vida por Talleres”, supo decir en septiembre de 2022, antes de que esos viajes se multiplicaran desde que decidió iniciar gestiones para comprar un club en España y se convirtiera en el Presidente Deportivo de Juárez de México. Una intención que, al parecer, ahora sí podrá concretarse.El gen internacional albiazulEn una nota que publicó en Mundo D el 6 de febrero de 2019, el periodista Gustavo Farias aludíó al “gen internacional” de Talleres, que se hizo notar en el club desde su gestación.“La constitución de la entidad se produjo después de un intenso debate bilingüe, en inglés y español, encabezado por el primer presidente de la entidad, Tomás Lawson, quien, al igual que varios de los miembros de aquella directiva que condujo, había nacido en Gran Bretaña”, escribió.“De hecho, es el club con mayor actividad internacional del interior del país, excluyendo a los rosarinos. Y, por si fuera poco, es el único que tiene en sus vitrinas un trofeo oficial continental, la Copa Conmebol, un torneo al que entró por la ventana –se ofreció participar para cubrir vacantes–, y del que salió por la puerta grande en su carácter de campeón”, agregó Farías.“Los albiazules marcaron el rumbo en varios otros rubros: fueron los primeros cordobeses en realizar una gira al extranjero (1923, a Chile), en salir del continente (1976, a África), en presentarse en Europa (1978, en España) y, además, es pionero en jugar una competencia oficial de la Conmebol”, indicó el periodista.Farías repasó detalladamente cada uno de los antecedentes internacionales del club de barrio Jardín, entre ellos su último viaje a Europa, en 1981, durante la histórica presidencia de Amadeo Nuccetelli, como parte de la negociación del pase del “Hacha” Luis Ludueña al Málaga.“Hacia 1977, Talleres ya era uno de los más solicitados del país, compitiendo incluso de igual a igual con River y Boca. En junio de ese año recibió la visita de la selección de Polonia, medalla de bronce en Alemania ‘74, y la venció 1-0 en La Boutique con gol de Humberto Bravo”, publicó Farías.Y agregó: “Enseguida el equipo viajó a Bolivia donde goleó a la selección local 3-0 y en agosto emprendió una gira por Ecuador y Centroamérica que lejos estuvo de convertirse en un grato recuerdo. Primero porque el equipo no funcionó de acuerdo a las expectativas generadas y segundo porque, durante su estadía en Guatemala, el plantel sufrió el tremendo impacto de la muerte de su conductor técnico, Rubén Bravo”.Después, en 1978, Talleres desembarcó en Europa durante una gira por España, Turquía y Grecia que saldó con dos triunfos, tres empates y una sola derrota.Aquella experiencia de 1981“En 1981 hubo una excursión a España como parte de la negociación del pase de Luis Ludueña al Málaga, un viaje que terminó en fuerte dolor de cabeza para Nuccetelli, ya que a la hora de rubricar el contrato, en suelo ibérico, “el Hacha” se negó a hacerlo”, evoca Farías.“Se habló de diferencias económicas y de ‘arrepentimiento a abandonar el club’ por parte de Ludueña, pero lo concreto fue que el episodio derivó en una profunda crisis dirigencial y el regreso inmediato del futbolista, que fue ‘colgado’ hasta 1982″, consigna el artículo.En ese periplo, la “T” venció el 25 de agosto 3 a 0 a Unión Deportiva Melilla y cayó cuatro días después 2 a 0 contra el Málaga, el club en el que fuera ídolo el futbolista cordobés Sebastián Viberti. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: