DEPORTESNOTICIAS

Lucas Arn: Recuperamos algo más importante que la categoría y que son la memoria y la identidad

Lucas Arn asume con naturalidad la responsabilidad de ser el capitán de Atenas pese a la importancia del objetivo y de la instancia. El equipo de barrio General Bustos arrancó ganando por 80-72 la final de la Liga Argentina ante Racing de Chivilcoy y está a dos triunfos del ansiado ascenso a la Liga Nacional.

“La sensación es que queda cada vez más. Mientras más cerca estamos del objetivo parece que todo se pone más difícil, que se complejiza. Está bien que así sea, es el encanto de esta etapa, con la tensión y la intensidad que se vive. Estamos muy contentos por el primer punto, pero sabiendo que en el segundo debemos estar más finos”, confesó Arn a La Voz.

-¿Qué esperan para el segundo partido?

-Que encuentren más dinámica y paciencia en ataque, que fue lo que nosotros le cortamos, que estén más agresivos con la bola en la mano, y sin dudas que nos defiendan más duro. Nosotros debemos defender más duro que ellos, es el carácter que forjamos con Suardi. Y después improvisar de acuerdo a la situación del partido.

-Se vio la defensa de Atenas en el primer partido

-Sí. Sabemos que su mejor arma es el ataque, construye mucho de adelante para atrás, pero que tiene mucho físico para hacer la parte defensiva y en un momento se puso áspero el partido, luchado. Se peleó en todas las posiciones, ellos trataron de ganar espacio en el poste bajo para tratar de convertir cerca del aro ya que no podían anotar de tres puntos. Tienen gente que lo que puede hacer. Nosotros tenemos que embarullar el juego de alguna forma, que ellos se pongan a luchar y no a jugar, son estrategias y es un poco la característica de la categoría.

-¿Muchas veces a Atenas le conviene más jugar que luchar, y quizá en esta serie no?

-Exactamente. Me parece que en esta serie nos conviene más luchar que jugar porque ellos tienen mucho gol y mucha dinámica, además cuentan con un plantel un poco más largo. Nos conviene que ellos entren en el barullo con la pelota en la mano, que tomen malas decisiones, que pequen de apresurados. Trataremos de repetir la gran defensa que hicimos.

-¿Cómo se maneja la ansiedad?

-Me pregunto lo mismo… Cada uno del equipo tiene lo suyo fuera del ambiente, lo que nos distrae y nos distiende. Si fuera por mí, hubiese jugado el segundo punto apenas terminamos el primero, pero hay un día para el cuerpo y no para la cabeza. Hay que darle importancia al físico, al descanso, a la alimentación, también al análisis. Todo es parte del juego.

-¿Qué significa enfrentar a un equipo de tu ciudad, Chivilcoy?

-Es mucha carga emotiva más allá que Racing no fue mi club de la infancia, yo me críe en San Lorenzo, pero con Alejo Barrales jugamos desde chicos, lo mismo con Diego (D’Ambrosio, el entrenador) que lo tuve como técnico de inferiores. Conozco al público, gente que me conoce adentro de una cancha. Pero a la hora de entrar a la cancha, es mi rival y el respeto y la dignidad deportiva es que compita con todo lo que tengo.

-¿Cómo te imaginás jugar allá?

-Será todavía más emotivo porque van a estar mis padres, los dos, hace más de 10 años que no me ven en una cancha, mis amigos, la misma gente de Racing alentando a su equipo, tendrá un condimento especial que vaya a Chivilcoy a jugar un partido. Este es un partido en el que se juegan muchas cosas, también del sueño, de la ilusión con protagonizar una Liga Nacional. Lo entiendo, pero a la hora de entrar a la cancha soy el capitán de Atenas y defiendo el trabajo que hicimos todo el año con mis compañeros.

-¿Hablan con el plantel de todo lo importante que se están jugando, más allá que todos los saben?

-Todos los días lo hablamos, aunque trato de no hablar tanto, primero para que no se cansen de escucharme y segundo porque todos saben lo que nos estamos jugando. Quedó demostrado en el primer partido que entendemos la situación, con la importancia, y que hablar demasiado es como sumar más ansiedad. Lo único que remarco es que disfrutemos porque nos ganamos el lugar, porque trabajamos mucho y porque una vez que pasa, termine como termine, hay un vacío enorme de eso que estuvimos alimentado y criando todo un año. No sucede todo tiempo, sobre todo en el básquet, pasa en estas instancias, y que es enorme lo que estamos haciendo. Lo hablé con hinchas de Atenas y ver el Cerutti así es muy importante. Lo hablé en la intimidad con ellos. Hasta el momento, recuperamos algo más importante que la categoría y que son la memoria y la identidad. Eso está ganado, lo ganó el grupo con trabajo. Estamos en un momento único, lo debemos disfrutar porque queda grabado en la memoria de todos, nuestra y los hinchas.

​La Voz

​Lucas Arn asume con naturalidad la responsabilidad de ser el capitán de Atenas pese a la importancia del objetivo y de la instancia. El equipo de barrio General Bustos arrancó ganando por 80-72 la final de la Liga Argentina ante Racing de Chivilcoy y está a dos triunfos del ansiado ascenso a la Liga Nacional.“La sensación es que queda cada vez más. Mientras más cerca estamos del objetivo parece que todo se pone más difícil, que se complejiza. Está bien que así sea, es el encanto de esta etapa, con la tensión y la intensidad que se vive. Estamos muy contentos por el primer punto, pero sabiendo que en el segundo debemos estar más finos”, confesó Arn a La Voz.-¿Qué esperan para el segundo partido?-Que encuentren más dinámica y paciencia en ataque, que fue lo que nosotros le cortamos, que estén más agresivos con la bola en la mano, y sin dudas que nos defiendan más duro. Nosotros debemos defender más duro que ellos, es el carácter que forjamos con Suardi. Y después improvisar de acuerdo a la situación del partido.-Se vio la defensa de Atenas en el primer partido-Sí. Sabemos que su mejor arma es el ataque, construye mucho de adelante para atrás, pero que tiene mucho físico para hacer la parte defensiva y en un momento se puso áspero el partido, luchado. Se peleó en todas las posiciones, ellos trataron de ganar espacio en el poste bajo para tratar de convertir cerca del aro ya que no podían anotar de tres puntos. Tienen gente que lo que puede hacer. Nosotros tenemos que embarullar el juego de alguna forma, que ellos se pongan a luchar y no a jugar, son estrategias y es un poco la característica de la categoría.-¿Muchas veces a Atenas le conviene más jugar que luchar, y quizá en esta serie no?-Exactamente. Me parece que en esta serie nos conviene más luchar que jugar porque ellos tienen mucho gol y mucha dinámica, además cuentan con un plantel un poco más largo. Nos conviene que ellos entren en el barullo con la pelota en la mano, que tomen malas decisiones, que pequen de apresurados. Trataremos de repetir la gran defensa que hicimos.-¿Cómo se maneja la ansiedad?-Me pregunto lo mismo… Cada uno del equipo tiene lo suyo fuera del ambiente, lo que nos distrae y nos distiende. Si fuera por mí, hubiese jugado el segundo punto apenas terminamos el primero, pero hay un día para el cuerpo y no para la cabeza. Hay que darle importancia al físico, al descanso, a la alimentación, también al análisis. Todo es parte del juego.-¿Qué significa enfrentar a un equipo de tu ciudad, Chivilcoy?-Es mucha carga emotiva más allá que Racing no fue mi club de la infancia, yo me críe en San Lorenzo, pero con Alejo Barrales jugamos desde chicos, lo mismo con Diego (D’Ambrosio, el entrenador) que lo tuve como técnico de inferiores. Conozco al público, gente que me conoce adentro de una cancha. Pero a la hora de entrar a la cancha, es mi rival y el respeto y la dignidad deportiva es que compita con todo lo que tengo.-¿Cómo te imaginás jugar allá?-Será todavía más emotivo porque van a estar mis padres, los dos, hace más de 10 años que no me ven en una cancha, mis amigos, la misma gente de Racing alentando a su equipo, tendrá un condimento especial que vaya a Chivilcoy a jugar un partido. Este es un partido en el que se juegan muchas cosas, también del sueño, de la ilusión con protagonizar una Liga Nacional. Lo entiendo, pero a la hora de entrar a la cancha soy el capitán de Atenas y defiendo el trabajo que hicimos todo el año con mis compañeros.-¿Hablan con el plantel de todo lo importante que se están jugando, más allá que todos los saben?-Todos los días lo hablamos, aunque trato de no hablar tanto, primero para que no se cansen de escucharme y segundo porque todos saben lo que nos estamos jugando. Quedó demostrado en el primer partido que entendemos la situación, con la importancia, y que hablar demasiado es como sumar más ansiedad. Lo único que remarco es que disfrutemos porque nos ganamos el lugar, porque trabajamos mucho y porque una vez que pasa, termine como termine, hay un vacío enorme de eso que estuvimos alimentado y criando todo un año. No sucede todo tiempo, sobre todo en el básquet, pasa en estas instancias, y que es enorme lo que estamos haciendo. Lo hablé con hinchas de Atenas y ver el Cerutti así es muy importante. Lo hablé en la intimidad con ellos. Hasta el momento, recuperamos algo más importante que la categoría y que son la memoria y la identidad. Eso está ganado, lo ganó el grupo con trabajo. Estamos en un momento único, lo debemos disfrutar porque queda grabado en la memoria de todos, nuestra y los hinchas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: