DEPORTESNOTICIAS

Messi justo, dentro y fuera de la cancha

Lionel Messi siempre está bien ubicado, dentro de la cancha, fuera de la cancha, donde sea. El capitán de la selección nunca deja de sorprender con su criterio para analizar situaciones, para expresarse sobre lo que se le consulte, para reflexionar acerca de cuestiones que pueden ser incómodas o, como mínimo, que esperan una definición certera de parte suya. Y uno de esos temas, es, sin dudas, hasta cuándo se extenderá su participación en el seleccionado.

“Leo” cumplirá 37 años el 24 de junio y una vez más el festejo lo encontrará en una concentración albiceleste durante un torneo, ya sea continental o mundial. Está claro que esta nueva celebración la pasará en la Copa América de Estados Unidos, pero una incógnita pasa por saber dónde estará cuando cumpla 39, o sea dentro de dos años, momento en se esté disputando el Mundial 2026 de Estados Unidos, México y Canadá.

El sueño de todos es que Messi vuelva a estar en una concentración con sus compañeros de selección, porque eso significará que a esa altura seguirá en condiciones de ser seleccionado y de defender la celeste y blanca.

El capitán argentino brindó una extensa entrevista la semana pasada y en la misma volvió a hacer gala de su gran sentido común. El “10″ aseguró que su participación en la próxima Copa del Mundo tendrá que ver con cómo se sienta. Messi explicó: “Depende de cómo me sienta, de cómo esté físicamente y de ser realista conmigo mismo. Y saber si estoy a la altura de poder competir y ayudar a los compañeros que tengo al lado. Saber cómo estoy físicamente”.

Y en su análisis, los años también fueron una referencia: “La edad es una realidad que está ahí. Si bien es un número, los partidos que voy a jugar yo tampoco son los mismos que jugaba cuando estaba en Europa en competición, que eran cada tres días, o en Champions o en la Liga donde estaba, tanto en Francia como en España. Pero depende de cómo me sienta y lo que sienta al estar al lado de mis compañeros y ver si sigo estando a la altura o no”.

Mientras tanto, Messi seguirá siendo la gran atracción juegue donde juegue, como anoche lo fue en Chicago, más allá de que le tocó entrar en el complemento, como parte de una regulación de esfuerzos y estímulos que a esta altura de su carrera es fundamental para conservar la expectativa de contar con su mejor versión. En tanto, sólo un imponderable mayor lo alejará del seleccionado después de finalizada la Copa América, la sexta de su extraordinaria carrera.

Toca disfrutarlo, como sucedió cada vez que se puso la albiceleste desde aquel 17 de agosto de 2005 en el amistoso con Hungría, porque sólo él y su ubicación única saben hasta cuándo repartirá magia.

​La Voz

​Lionel Messi siempre está bien ubicado, dentro de la cancha, fuera de la cancha, donde sea. El capitán de la selección nunca deja de sorprender con su criterio para analizar situaciones, para expresarse sobre lo que se le consulte, para reflexionar acerca de cuestiones que pueden ser incómodas o, como mínimo, que esperan una definición certera de parte suya. Y uno de esos temas, es, sin dudas, hasta cuándo se extenderá su participación en el seleccionado.“Leo” cumplirá 37 años el 24 de junio y una vez más el festejo lo encontrará en una concentración albiceleste durante un torneo, ya sea continental o mundial. Está claro que esta nueva celebración la pasará en la Copa América de Estados Unidos, pero una incógnita pasa por saber dónde estará cuando cumpla 39, o sea dentro de dos años, momento en se esté disputando el Mundial 2026 de Estados Unidos, México y Canadá. El sueño de todos es que Messi vuelva a estar en una concentración con sus compañeros de selección, porque eso significará que a esa altura seguirá en condiciones de ser seleccionado y de defender la celeste y blanca. El capitán argentino brindó una extensa entrevista la semana pasada y en la misma volvió a hacer gala de su gran sentido común. El “10″ aseguró que su participación en la próxima Copa del Mundo tendrá que ver con cómo se sienta. Messi explicó: “Depende de cómo me sienta, de cómo esté físicamente y de ser realista conmigo mismo. Y saber si estoy a la altura de poder competir y ayudar a los compañeros que tengo al lado. Saber cómo estoy físicamente”. Y en su análisis, los años también fueron una referencia: “La edad es una realidad que está ahí. Si bien es un número, los partidos que voy a jugar yo tampoco son los mismos que jugaba cuando estaba en Europa en competición, que eran cada tres días, o en Champions o en la Liga donde estaba, tanto en Francia como en España. Pero depende de cómo me sienta y lo que sienta al estar al lado de mis compañeros y ver si sigo estando a la altura o no”.Mientras tanto, Messi seguirá siendo la gran atracción juegue donde juegue, como anoche lo fue en Chicago, más allá de que le tocó entrar en el complemento, como parte de una regulación de esfuerzos y estímulos que a esta altura de su carrera es fundamental para conservar la expectativa de contar con su mejor versión. En tanto, sólo un imponderable mayor lo alejará del seleccionado después de finalizada la Copa América, la sexta de su extraordinaria carrera. Toca disfrutarlo, como sucedió cada vez que se puso la albiceleste desde aquel 17 de agosto de 2005 en el amistoso con Hungría, porque sólo él y su ubicación única saben hasta cuándo repartirá magia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: