NACIONALESNOTICIAS

El diagnóstico de Nelson Castro para Javier Milei y su análisis de los primeros seis meses de gestión

Tras ganar el Martín Fierro de Oro por su reconocimiento en el programa “Crónica de una tarde anunciada” de Radio Rivadavia, Nelson Castro hizo un análisis sobre la situación actual del país y de la gestión del presidente Javier Milei durante los primeros seis meses de gobierno. “Lo que yo veo es la repetición del pensamiento afín; vos pensás igual que X y sos tolerante a lo que X hace. Es tal cual lo veía antes, tal vez con algunos cambios en los modos, y me preocupa”, consideró.

De esta forma, en diálogo con Radio con Vos, el médico y periodista evaluó la personalidad del mandatario y lo diagnosticó -al igual que lo había hecho con la expresidenta Cristina Kirchner años atrás- con “Síndrome de Hubris”, un trastorno psiquiátrico que afecta a las personas en posiciones de poder. “Cree que todo lo que él piensa está bien y hace una descalificación del pensamiento diverso. Vos podés decir ‘no estoy de acuerdo en esto’, pero no por eso sos uno de los peores”, detalló y agregó: “Esto es típico del Hubris, al igual que creerse que tiene la solución para todo. Es realmente preocupante, porque se combina con una personalidad patológica”.

“Es terrible y reprochable iniciar una demanda por opiniones, eso lo rebatís con hechos. Me inquieta y es una involución del sistema político que abarca a todo el espectro ideológico”, agregó, en referencia a los entredichos del jefe de Estado con distintos periodistas.

El diagnóstico de Nelson Castro

Los aciertos y errores

En un análisis sobre los primeros meses del Gobierno, Castro aseguró que hay “dos cosas fundamentales” que tiene para criticarle al Gobierno. “En este contexto, hay una gran falta de gestión, más allá de los planes que tengan. El ajuste iba a llegar, pero yo critico las formas: es brutal y está generando la presencia de situaciones muy dramáticas”, lamentó.

Asimismo, remarcó que si bien el país tenía “problemas enormes que resolver” y que había algunas medidas que eran necesarias, es importante “ver cómo se hace”. En esta misma línea se refirió a la personalidad de Milei, al que tildó de “agresivo” e “intolerante”. “Me impacta mucho, porque tiene que ver con una característica suya patológica. Es un hombre que se siente cómodo en la confrontación y eso no es bueno”, acusó.

Al ser consultado sobre si considera que los planes de la gestión mileísta podrían ser una solución para la Argentina, aseguró que no lo sabe y que siempre hay que tener en cuenta “el costo de las soluciones”. “Médicamente, si yo soluciono todo sacándote el corazón, los pulmones, los riñones, la persona se quedó sin vida”, reflexionó y sumó: “En la época de [Carlos] Menem estaba el eslogan ‘Cirugía mayor sin anestesia’ y yo una vez tuve una discusión con él en la que le dije que era un ignorante: a cualquier persona, operándola así, la mato. Las formas son una cuestión de fondo también, en especial en situaciones que generan conflictos sociales”.

En cuanto a qué puntos encuentra favorables en el Gobierno, destacó que se los percibe como “gente honesta”, y eso es “un valor importante”. “Comparto cosas que tienen que ver con su visión en relación a que un país con una súper extensión del Estado es inviable, lo que no comparto es la visión absolutista”, subrayó. Y agregó: “El Estado y lo privado conviven en EE.UU., en Alemania. El Estado tiene que dar salud pública, educación pública. Me impacta que después de todo lo que enseñó el pasado reciente en la Argentina, Milei y la dirigencia política en general no terminen de aprender esto y nos lleven una y otra vez a una discusión saldada en la realidad”.

“La inflación bajó como consecuencia de una recesión brutal, pero a largo plazo no se sostiene. Concuerdo con que el gerenciamiento de la pobreza dio origen a fenómenos de corrupción en la Argentina que son inaceptables, porque utilizaron a la pobreza para corromper”, dijo y acotó: “El tema de los costos es importante y lo ves en la gente. Yo no escucho a nadie que diga que le está yendo mejor”.

En este marco, se refirió a las encuestas que citan los funcionarios de La Libertad Avanza (LLA) sobre la imagen del Presidente, que -según esos indicadores- habría aumentado en los últimos meses. “A las encuestas en general las tomo con escepticismo. Yo camino por la calle y veo una mezcla en la gente: no escucho a nadie que le vaya bien, veo gente que tiene esperanza y otras que no”, consideró y cerró: “A la calle la percibo dura respecto a lo que se está viviendo”.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: