NACIONALESNOTICIAS

Canadá denunció “comentarios racistas” en redes sociales a uno de sus futbolistas tras el partido con Argentina

A ocho minutos del final del partido en Atlanta, Moïse Bombito le fue muy fuerte a Lionel Messi, lo golpeó en el tobillo y la Pulga se quedó tendido sobre el césped del Mercedes Benz Arena durante varios minutos. El rosarino se recuperó y, prueba de ello fue la asistencia magistral para la definición de Lautaro Martínez en el 2-0 de la Argentina. Sin embargo, ya en los vestuarios, Bombito fue hostigado en las redes sociales por su infracción dentro de la cancha.

La selección canadiense emitió un comunicado y denunció que el futbolista fue víctima de racismo. “La selección canadiense es consciente y está profundamente perturbada por los comentarios racistas dirigidos a uno de nuestros jugadores después del partido de esta noche (por ayer, jueves). Estamos en comunicación con Concacaf y Conmebol por este asunto”, informó la federación canadiense a través de un comunicado, publicado en sus perfiles oficiales.

La patada de Bombito a Messi

🚨🇨🇦 Canadá denunció racismo a su defensor, Moïse Bombito, luego de la durísima falta a Lionel Messi.

⚠️ El jugador canadiense fue víctima de múltiples insultos por redes sociales.pic.twitter.com/DbPCZsgpNM

— TR SPORTS (@trsports_) June 21, 2024

Bombito, por su parte, escribió una breve reflexión en su cuenta de Instagram: “Mi hermosa Canadá. No hay lugar para esa mierda”.

“Pareció al partido con Arabia Saudita”

Más allá de lo que ocurrió con Bombito y del susto con Messi, el entrenador argentino reflexionó sobre el primer partido de los campeones del mundo en la Copa América. “Pareció al partido con Arabia Saudita, con la diferencia que allá [en Qatar] jugamos con una cancha decente. Con todo respeto, porque si no ganábamos hubiera sido una excusa barata. Hace siete meses que se sabe que vamos a jugar acá y cambiaron el césped hace dos días. Para el espectáculo no está bueno. El estadio es hermoso y con el césped sintético debe ser espectacular, pero así no era apto para estos jugadores”, se descargó Scaloni, que después de criticar que la pelota no rodaba con fluidez, debido a que no existió tiempo para que los panes de césped que se colocaron el domingo se unieran sin ofrecer costuras.

“Mirá la velocidad de pases de los defensores centrales. No pueden poner 100 metros de césped juntos, con panes o paños: incluso está pintada para que no se note. De arriba quizás se ve todo lindo. Lo de la cancha espero que no se repita, porque esta era la única que era sintética hace dos días. Lo raro es que hace seis meses se sabía que íbamos a jugar, quizás se podía hace algo antes y no contrarreloj”, reforzó el análisis Scaloni, que junto al resto del cuerpo técnico diseñó un estilo de juego para desbordar a Canadá y debió modificar la teoría.

“Tuvimos que jugar de otra manera y lo importante es que se ganó. Lo importante es que al final, sea como sea el partido, el equipo siempre está y responde. Con un partido feo, extraño, los chicos generan situaciones de gol y defienden como leones. Lo negativo, me gustaría analizar bien las situaciones que tuvieron ellos para poder tomar decisiones. Hicimos no sé si un buen partido, pero acorde a cómo estaba el campo de juego y a la complejidad del rival”, evaluó el DT.

“Uno prepara un partido para recibir entre líneas, pero ellos no se sentían seguros y no podíamos filtrar ese pase. Lo único que teníamos para atacar y quebrar al rival era por buscar por afuera. Cuando utilizamos a Leandro [Paredes] entre los centrales, para armar una salida de tres jugadores, ahí le costó un poco más a Canadá. No se podía hacer mucho más por las condiciones de la cancha, por eso intentamos cambiar posiciones”, fue el balance de un entrenador que inició el juego sentado y un par de acciones más tarde enseñó la imagen que lo acompaña desde que tomó el control de la selección, en agosto de 2018: de pie, pocas veces de brazos cruzados o por detrás de la espalda.

Lionel Scaloni, luego del debut con triunfo de la Selección Argentina ante Canadá, por la Copa América: «Sea como sea el partido, el equipo siempre está. Los chicos dan siempre lo que se les pide, crean situaciones de gol, DEFIENDEN COMO LEONES, Y ESO TE DEJA TRANQUILO». pic.twitter.com/7rHKr8SHVf

— TyC Sports (@TyCSports) June 21, 2024

Con Julián Álvarez y Lautaro Martínez, la selección marcó los goles y recuperó a dos artilleros que estaban en racha negativa con la camiseta de la selección. “Buscamos el equilibrio, somos un equipo que necesitamos eso. ¿A quién no le gustaría que jueguen los dos? Pero si juegan los dos, Leo [Messi] y Ángel [Di María]… defiendo yo. Es una realidad, duele porque son dos delanteros de primer nivel, pero ellos la tienen clarísimo. Por más vuelta que se le dé, no encuentro una solución: ojalá que le encuentres la vuelta y me lo digas”, respondió a la periodista que le consultó, con una sonrisa amable, sobre la elección de los atacantes para el estreno con Canadá. “Será toda la Copa así y ojalá que sea hasta el final. Será la pregunta de ustedes en todas las ruedas de prensa”, agregó el santafesino.

“Siempre ganar refuerza un montón de cosas. Cuando me senté acá un día antes del partido dije que Canadá era un buen rival y complicado, que era una buena prueba. Lo mejor que podemos pensar es que la prueba se ganó. En el segundo tiempo pudimos llevar a nuestro juego, a nuestra manera de jugar por 20 y 25 minutos. Después se hizo extraño, tuvimos para alargar el marcador y cuando tuvimos que defender lo hicimos”, repitió Scaloni, que admitió que su única cábala, y que la ensaya desde que era futbolista y con cualquier resultado, es entrar con el pie derecho, como lo hizo su equipo en el debut con Canadá, ese partido con el que, al fin, rompió el hechizo de los comienzos poco propicios.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: