NACIONALESNOTICIAS

¿El almuerzo fue una trampa? La inquietante foto de Loan rodeado de los sospechosos detenidos

Aunque en el almuerzo en la casa de la abuela paterna de Loan participaron 14 personas, la última foto en la que se ve al niño de 5 años antes de su desaparición genera inquietud. La mayoría de los que quedaron inmortalizados en esa imagen hoy están detenidos y son investigados en las dos causas abiertas para intentar dar con el paradero de Loan, que fue visto por última vez el jueves 13 de junio.

Tal como revelo hoy LA NACION, A partir de los indicios sumados en el expediente en las últimas horas, los responsables de la pesquisa presumen que los acusados armaron el almuerzo en la casa de Catalina, la abuela de Loan para secuestrar al niño y, supuestamente, entregarlo a otro grupo que lo se habría encargado de sacarlo del país.

Esta presunción sobre la preparación del momento en el que se llevarían a Loan es la que reconstruyeron los investigadores luego de siete días de búsqueda y de escuchar a más de cincuenta testigos. Todo coincidió con el contenido de un llamado anónimo recibido ayer a las 19.30 en una de las líneas habilitadas por la Policía Federal para recopilar datos que permitieran localizar al niño desaparecido.

En esta hipótesis, que debe ser probada, comenzaron a trabajar los fiscales Guillermo Barry y Juan Carlos Castillo, después de las tres reconstrucciones del momento en que desapareció Loan, el 13 de junio pasado a las 14.20, en un segmento de 600 metros entre un árbol de naranjas y la casa de su abuela Catalina. Esto fue en un campo situado a cinco kilómetros de la localidad de Nueve de Julio, el Departamento San Roque, de Corrientes.

Hasta las 20 de ayer, cuando habían pasado ocho días de la desaparición de Loan y tras una nueva reconstrucción del hecho, había tres detenidos: Bernardino Benítez, tío del niño; Daniel Ramírez, conocido como Fierrito, y Mónica del Carmen Millapi. Todos estaban imputados por abandono de persona. Millapi y Benítez habían declarado este jueves por primera vez en esta causa. Según trascendió que ambos mantuvieron sus relatos sobre que Loan se había perdido mientras buscaban naranjas. Para hoy estaba previsto que declare Ramírez, pero el giro en la investigación hizo que se postergara para la próxima semana.

En tanto, anoche la justicia provincial, donde se tramita el expediente por la desaparición de Loan y cuyos representantes habían ordenado en las últimas horas las medidas de prueba sobre los autos de una pareja que participó del almuerzo previo a la desaparición, derivaron en tres nuevas detenciones.

Se trata de dos hombres y una mujer. La funcionaria municipal detenida, identificada como Victoria Caillava, había participado del almuerzo en la casa de la abuela de Loan pocos minutos antes de que se perdiese el rastro del menor. Asimismo, otro de los nuevos implicados en la desaparición de Loan es el comisario de 9 de Julio, Walter Maciel, el oficial que estuvo en un primer momento a cargo de la pesquisa.

En los últimos días, el intendente de ese pueblo de 2500 habitantes había hecho públicas sus sospechas sobre ese funcionario policial. El tercer detenido, esposo de la funcionaria municipal, es Carlos Pérez. Si bien trascendió en un principio que ese hombre era un exintegrante de la Prefectura, se trata en realidad de un oficial retirado en 2017 de la Armada con el grado de capitán de navío.

Uno por uno, los seis detenidos

Antonio Bernardino Benítez: Es el tío político de Loan, pareja de la hermana del padre que también participó del almuerzo. Fue el primer detenido y está acusado por “abandono de persona”, ya que fue el que decidió llevar a Loan a recolectar naranjas a 600 metros de la casa de su abuela y sin la autorización del padre del menor. Fue la última vez que se vio al pequeño, minutos antes de las 15 del jueves 13 de junio.

Una semana después de la desaparición, el hombre declaró y, según trascendió, no aportó nuevos datos y mantuvo la misma versión que había dicho en el arranque de la investigación.

Mónica del Carmen Millapi: La mujer participó del almuerzo junto a su pareja, Daniel Ramírez, y ambos fueron a recolectar naranjas con Loan, Bernardino Benítez y otros cuatro niños.

Al igual que Benítez, Millapi declaró el jueves. Según su abogado, Jorge Monti, la declaración de la mujer fue clara. “Fue convincente. Relató todo lo que hizo desde que, junto con su marido [Ramírez, apodado Fierrito], llegó a la casa de la abuela de Loan”, sostuvo tras la audiencia Monti.

Según el letrado, cuando caminaban con los chicos, Ramírez recibió una llamada telefónica de un familiar para hablar sobre el estado de salud de su hermano, que está internado en grave estado en el hospital de Goya. “Millapi se quedó pendiente de la llamada que tuvo el marido y cuando se volvieron a juntar [con el grupo] faltaba Loan. Ella apunta a que en un determinado momento no estaba más. Desapareció”, sostuvo Monti.

Y agregó: “Ella hizo un relato de la llegada a la casa de la abuela [de Loan], el almuerzo, la salida a la excursión al naranjal. Dice su participación con horarios y detalles en toda la búsqueda. Estaba con los chicos, su marido y Bernardino Benítez [tío de Loan]. En determinado momento, su marido recibe una llamada de la familia donde le dieron el parte médico [sobre la salud de su hermano] y se aparta unos seis o siete pasos. Ramírez se pone muy mal y Millapi se queda pendiente de él. Cuando vuelve a juntar a todos los chicos que estaban jugando, en ese momento, ve que falta Loan.

Daniel Ramírez: Conocido como Fierrito, este hombre es el único de los tres detenidos en la primera etapa de la búsqueda que no declaró. Lo iba a hacer este sábado, pero el giro de la investigación postergó la indagatoria por parte de la Justicia provincial.

En los tres casos, aún no se definió su situación procesal a la luz del giro en la causa y los nuevos arrestos. Por el momento, siguen acusados de abandono de persona. Según el artículo 106 del Código Penal: “La pena será de reclusión o prisión de 3 a 10 años, si a consecuencia del abandono resultare grave daño en el cuerpo o en la salud de la víctima. Si ocurriere la muerte, la pena será de 5 a 15 años de reclusión o prisión”.

Victoria Caillava: Implicada debido a que los perros hallaron rastros odoríferos de Loan en dos de sus vehículos, la Justicia ordenó su detención y también la de su marido, ya que ambos estuvieron en el almuerzo previo a la desaparición. Instantes antes de ser apresados, Caillava dijo al canal TN: “Evidentemente, nos plantaron la ropa de Loan”.

Horas antes de ir presos, Caillava junto a Pérez habían concedido dentro de su casa una entrevista con ese canal. Según la primera versión, ellos se habían quedado en la casa de la abuela en el momento en que el resto del grupo se dirigió “a buscar naranjas”.

Tras la detención, la municipalidad de la localidad correntino de Nueve de Julio apartó de sus funciones a Caillava. La decisión fue tomada este sábado por el intendente Hugo Insaurralde y afecta a la mujer que estaban al frente de la Dirección de la Producción de la localidad. “El Departamento Ejecutivo estima razonable y oportuno la decisión de desafectar y apartar de sus funciones en forma inmediata a dicha funcionaria”, indicó un comunicado emitido por la Municipalidad de Nueve de Julio.

Carlos Pérez: Retirado de la Armada hace siete años, participó del almuerzo en la casa de la abuela de Loan junto a su pareja y aseguraron que se fueron antes de que los primeros tres detenidos fueran a recoger naranjas.

Los investigadores ahora sospechan que el menor pudo haber estado retenido en esa vivienda de Caillava y Pérez, y que luego habría sido entregado en el marco de un delito federal. En las próximas horas, la vivienda sería también analizada.

Walter Maciel: A cargo de la comisaría de Nueve de Julio, quedó en el ojo de los investigadores que lo acusan de encubrir la maniobra para el rapto del menor al demorar el inicio de la búsqueda y centrarse solamente en la hipótesis de la pérdida.

Tras ser apartado de su cargo, este sábado, la Policía de Corrientes informó que echó de la fuerza al comisario detenido durante la investigación. “Se ha dispuesto la pasividad desde la fuerza policial y el inicio del sumario administrativo respectivo, mientras se siguen llevando adelante aún distintas tareas al respecto”, expresa el comunicado de la fuerza correntina.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: