INTERNACIONALESNOTICIAS

La noche de su boda su esposa murió al ser atropellada y ahora recibirá casi U$S 1 millón de indemnización

FOLLY BEACH. El marido de una novia que murió en una colisión en una localidad de Carolina del Sur la noche de su boda el año pasado recibirá casi un millón de dólares de indemnización por el choque, presuntamente causado por una conductora ebria.

Aric Hutchinson recibirá cerca de 863.300 dólares de los bares The Drop In Bar & Deli, the Crab Shack y Snapper Jacks, todos ubicados en Folly Beach; del seguro de automóviles Progressive; y de Enterprise Rent-A-Car, según un acuerdo aprobado esta semana por el juez Roger Young del tribunal de circuito del condado Charleston, según reportó el periódico Post and Courier.

Hutchinson demandó a las empresas después de que la conductora Jamie Lee Komoroski estrellara un vehículo alquilado contra un carrito de golf en el que viajaban él y su nueva esposa, Samantha Miller, de 34 años, tras salir de su banquete de bodas el 28 de abril de 2023.

El carrito de golf salió disparado unos 91 metros (100 yardas). Miller murió en el lugar del accidente, aún con el vestido de novia puesto. Hutchinson sobrevivió, pero sufrió una lesión cerebral y varios huesos fracturados. Komoroski conducía a 104 kilómetros por hora (65 millas por hora) en un camino de 40 km/h (25 mph), informó el periódico.

Hutchinson alegó en la demanda por homicidio culposo que Komoroski “arrastró las palabras y se tambaleó” por varios bares de Folly Beach antes de alejarse rápidamente en su Toyota Camry con una concentración de alcohol en la sangre más de tres veces superior al límite legal.

Los acuerdos ascienden a 1,3 millones de dólares, pero la suma total será inferior una vez que se paguen los honorarios jurídicos y de abogados.

Komoroski se encuentra en libertad bajo fianza mientras su caso sigue su curso en los tribunales. En septiembre fue acusada de un delito grave de conducción bajo los efectos del alcohol con resultado de muerte, homicidio imprudente y dos cargos graves de conducción bajo los efectos del alcohol que resultó en grandes lesiones corporales.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: