NACIONALESNOTICIAS

Insumos: los precios de la urea llegaron a un piso

Luego de dos años de valores muy sostenidos, en 2024 las cotizaciones de la urea en el mercado internacional han alcanzado un piso en torno de los 300 dólares por tonelada. Paralelamente, en la Argentina desaparecieron las distorsiones de precios respecto de las paridades teóricas que se observaron meses atrás por restricciones a la importación y hoy los valores fluctúan en 530-550 dólares por tonelada según el proveedor.

Los precios de los fertilizantes fosforados, en cambio, aún están por encima de la paridad teórica con los valores internacionales donde muestran un mercado más sostenido que el de la urea.

Según Jeremías Battistoni, analista de AZ- Group, los precios actuales de la urea muestran una buena relación con los del trigo, tanto contra grano disponible como para el de la época de cosecha (ver cuadro).

Milei tiene la llave para encender un motor económico en un año lleno de desafíos

En tanto, los agricultores han avanzado con la cosecha de soja y maíz, tienen liquidez y están tomando posiciones en este fertilizante para cubrir los requerimientos de la campaña de granos finos y gruesos.

Un elemento adicional favorable para esa decisión de compra son las menores tasas de financiación que se ofrecen en entidades bancarias, que han caído a niveles del 30 a 40% en pesos.

Para los fertilizantes fosforados necesarios para la siembra de granos gruesos “se podría esperar un tiempo para ver si se acercan a un precio más cercano al de paridad con el mercado internacional”, aconseja Battistoni.

Agroquímicos a tiro

Los precios del glifosato han bajado en los últimos meses y quedaron muy alejados de los que se pagaban el año pasado; también muestran muy buena relación insumo/producto con el trigo. Por otro lado, se observa una reducción del precio de la atrazina para el maíz (ver gráfico).

Milei tiene la llave para encender un motor económico en un año lleno de desafíos

En estos días está comenzando activarse el mercado de semilla de maíz a partir de la cosecha de los cultivos tardíos, en medio de las dudas que generó el impacto de la chicharrita en la campaña 2023/24.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: