DEPORTESNOTICIAS

Racing sufrió en las dos áreas y perdió como local: la crónica del 1-2 ante Brown de Madryn

Racing, que fue de mayor a menor ayer en Nueva Italia, cayó 2-1 ante Guillermo Brown de Puerto Madryn, por la decha 20 en la Zona A de la Primera Nacional. La palabra que describe a la perfección el cotejo es “raro”. Con este resultado, la Academia quedó 14°, con 23 unidades.

Fue un partido extraño para ambos equipos. Racing arrancó el primer tiempo ordenado, parecía que los jugadores de Juan Carlos Olave sabían lo que tenían que hacer. Brown no se achicó y se disputaron la mitad de la cancha hasta los 20 minutos. Los locales tuvieron muchas chances para marcar el primer tanto, pero el arquero Giovini se fue convirtiendo en figura de a poco.

Racing estaba bien en el encuentro, parecía que el 1-0 estaba al caer. Pero, contra todo pronóstico, los de Puerto Madryn apretaron el acelerador y, a los 42m marcaron el 1-0 de la mano del cordobés Cristian Grogerino. Esto fue un claro balde de agua fría para los dirigidos por Juan Carlos Olave, quienes parece que salieron al complemento con algunas dudas.

La organización y prolijidad que lo caracterizó al equipo de “Juanca” en la primera etapa, desapareció en la segunda. El afán de empatarlo y el saber que estaban haciendo las cosas bien pero no llegaba el gol, fue lo que alteró las cosas. Tanto así que, a los 6 del complemento, llegó el 2-0 (también del nacido en Córdoba) que complicaría más las cosas. De todas formas, los académicos fueron a buscar el descuento con todo lo que tenían: cabeza, centros, pocas piernas y ganas. Esto dio sus frutos porque, a los 41m apareció el goleador Bruno Nasta para el 2-1.

Si bien esto les dio esperanzas a los jugadores de la Academia, no pudieron quedarse con el punto en casa. Pero estuvo cerca, cuando hubo una mano en el área rival, aunque el árbitro no la cobró por volver atrás la jugada. El partido del equipo de Olava tuvo ciertas rarezas: en el mejor momento de Racing, convirtió el rival; y en el mejor momento de Brown, descontó a la Academia.

El DT de la Academia habló luego del encuentro y aseguró que el resultado “no fue cuestión del esquema, sino que fue tema de efectividad”. Entendió que fue un partido extraño, donde Racing mereció ir ganando en el primer tiempo, pero no logró romper el cero. Olave no fue el único que habló tras el encuentro, sino que el capitán Leandro Fernández dijo: “Un partido raro: dos llegas, dos goles. Si no convertís cuando llegás y el rival sí, se hace todo cuesta arriba. Jugamos bien y perdimos. La diferencia estuvo en las áreas”.

Racing visitará ahora a Agropecuario e irá con la obligación de levantar.

​La Voz

​Racing, que fue de mayor a menor ayer en Nueva Italia, cayó 2-1 ante Guillermo Brown de Puerto Madryn, por la decha 20 en la Zona A de la Primera Nacional. La palabra que describe a la perfección el cotejo es “raro”. Con este resultado, la Academia quedó 14°, con 23 unidades. Fue un partido extraño para ambos equipos. Racing arrancó el primer tiempo ordenado, parecía que los jugadores de Juan Carlos Olave sabían lo que tenían que hacer. Brown no se achicó y se disputaron la mitad de la cancha hasta los 20 minutos. Los locales tuvieron muchas chances para marcar el primer tanto, pero el arquero Giovini se fue convirtiendo en figura de a poco.Racing estaba bien en el encuentro, parecía que el 1-0 estaba al caer. Pero, contra todo pronóstico, los de Puerto Madryn apretaron el acelerador y, a los 42m marcaron el 1-0 de la mano del cordobés Cristian Grogerino. Esto fue un claro balde de agua fría para los dirigidos por Juan Carlos Olave, quienes parece que salieron al complemento con algunas dudas.La organización y prolijidad que lo caracterizó al equipo de “Juanca” en la primera etapa, desapareció en la segunda. El afán de empatarlo y el saber que estaban haciendo las cosas bien pero no llegaba el gol, fue lo que alteró las cosas. Tanto así que, a los 6 del complemento, llegó el 2-0 (también del nacido en Córdoba) que complicaría más las cosas. De todas formas, los académicos fueron a buscar el descuento con todo lo que tenían: cabeza, centros, pocas piernas y ganas. Esto dio sus frutos porque, a los 41m apareció el goleador Bruno Nasta para el 2-1.Si bien esto les dio esperanzas a los jugadores de la Academia, no pudieron quedarse con el punto en casa. Pero estuvo cerca, cuando hubo una mano en el área rival, aunque el árbitro no la cobró por volver atrás la jugada. El partido del equipo de Olava tuvo ciertas rarezas: en el mejor momento de Racing, convirtió el rival; y en el mejor momento de Brown, descontó a la Academia. El DT de la Academia habló luego del encuentro y aseguró que el resultado “no fue cuestión del esquema, sino que fue tema de efectividad”. Entendió que fue un partido extraño, donde Racing mereció ir ganando en el primer tiempo, pero no logró romper el cero. Olave no fue el único que habló tras el encuentro, sino que el capitán Leandro Fernández dijo: “Un partido raro: dos llegas, dos goles. Si no convertís cuando llegás y el rival sí, se hace todo cuesta arriba. Jugamos bien y perdimos. La diferencia estuvo en las áreas”.Racing visitará ahora a Agropecuario e irá con la obligación de levantar. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: