INTERNACIONALESNOTICIAS

Realizan el primer trasplante de riñón con el paciente despierto

Un grupo de cirujanos de la Facultad de Medicina de la Universidad Northwestern en Chicago, Estados Unidos, realizó el primer trasplante de riñón con un paciente completamente despierto durante el procedimiento.

Este hito marca un avance significativo en el campo de la cirugía de trasplante y ofrece nuevas posibilidades para pacientes con complicaciones que les impiden someterse a la anestesia general.

El paciente, John Nicholas de 28 años, fue sometido a una cirugía de trasplante de riñón mientras permanecía despierto y consciente. En lugar de utilizar anestesia general, que puede presentar riesgos significativos para ciertos pacientes, se aplicó un bloqueo epidural para adormecer la parte inferior del cuerpo. Esto permitió que el paciente estuviera despierto y pudiera interactuar con el equipo médico durante todo el procedimiento.

Realizan el primer trasplante de riñón con el paciente despierto

Esta innovadora técnica presenta varios beneficios. Uno de los más destacados es la reducción de los riesgos asociados con la anestesia general, que puede ser particularmente peligrosa para pacientes con condiciones cardíacas o respiratorias. Además, al evitar la anestesia general, los pacientes pueden experimentar una recuperación más rápida y menos complicaciones postoperatorias.

Satish Nadig, director del Programa de Trasplante de Riñón en Northwestern y líder del equipo quirúrgico, explicó que esta técnica podría ser revolucionaria para pacientes que previamente no eran candidatos a trasplantes debido a los riesgos anestésicos.

El paciente expresó su gratitud y sorpresa por el éxito del procedimiento

“Nunca imaginé que podría estar despierto durante una cirugía tan importante. Fue increíble poder hablar con los médicos mientras trabajaban para salvar mi vida”, comentó el paciente.

La Facultad de Medicina de la Universidad Northwestern planea continuar utilizando y perfeccionando esta técnica, con la esperanza de que se convierta en una práctica estándar para pacientes con contraindicaciones para la anestesia general.

El equipo de Nadig ya está planeando futuros procedimientos y estudios para evaluar la eficacia y seguridad a largo plazo de esta técnica en una población más amplia de pacientes.

La noticia generó un gran interés en la comunidad médica, y otros centros de trasplantes están observando de cerca los resultados obtenidos por Northwestern. Esta innovación podría cambiar la forma en que se realizan los trasplantes de riñón y otras cirugías mayores, proporcionando una opción viable para muchos pacientes que anteriormente no tenían esperanza de recibir un trasplante.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: